IN MEMORIAM (15/11/19)


VOXPRESS.CL.- El siguiente es un documento oficial del Senado de la República difundido el 16 de noviembre de 2019:

“Con el compromiso del restablecimiento de la paz social y el orden público, así como el total respeto a los derechos humanos y la institucionalidad democrática, representantes de los partidos políticos, con excepción del PC, suscribieron el histórico “Acuerdo por la Paz Social y nueva Constitución”, que apunta a generar una nueva Carta Magna que reemplace la de 1980 (N de la R: reemplazará a la de 2005, firmada por el entonces Presidente Ricardo Lagos).


Tras la crisis política y social agudizada por las movilizaciones de octubre y luego de días de conversaciones y negociaciones que se extendieron hasta la madrugada de este viernes 15 de noviembre, se dio paso a un documento suscrito por los representantes de todas las fuerzas políticas y que fue leído por el Presidente del Senado, Jaime Quintana.

"Queremos ponernos a la vanguardia de un verdadero contrato social con Constitución 100% democrática", señaló el senador Quintana, quien explicó que el acuerdo tiene como eje la participación ciudadana.

En lo fundamental, propone un mecanismo que consistirá en convocar a un Plebiscito en abril de 2020, donde los ciudadanos y ciudadanas podrán elegir por el camino de una Convención Mixta Constitucional o una Convención Constitucional.

La elección de los miembros de ambas instancias será en el mes de octubre de 2020 en conjunto con las elecciones municipales.

El órgano constituyente deberá aprobar normas y reglamentos con un quórum de dos tercios de sus miembros en ejercicio. El plazo de ejercicio del órgano constituyente será de 9 meses con una prórroga de 3 meses.

Una vez redactada la nueva Constitución será sometida a un plebiscito ratificatorio.


La senadora Jacqueline Van Rysselberghe señaló que “estar sentados acá es un esfuerzo de dialogo en un ambiente donde reinaba el miedo, la violencia y falta de paz. Por eso estamos agradecidos de haber sido parte de la construcción de un acuerdo para buscar respuestas y acuerdos de justicia social y para derrotar la violencia que se ha engendrado”.

A su turno, el senador Alvaro Elizalde destacó que “serán los ciudadanos y ciudadanas quienes definirán si quieren una nueva Constitución y cuál es el mecanismo para generarla a través de dos alternativas: una Convención Mixta y convención Constitucional equivalente a la Asamblea Constituyente” (N de la R: ninguna de las opciones es ‘equivalente’ a una Asamblea Constituyente, que fue lo acordado con Nicolás Maduro por diputados del FA y del PC).


El senador Felipe Kast, afirmó que el Senado y la clase política se pusieron a la altura, y calificó la jornada como “de humildad”, destacando que “se ha puesto primero a la ciudadanía y ahora le corresponde a ellos decidir cuál es el mejor procedimiento”


Por su parte, el senador Felipe Harboe, presidente de la Comisión de Constitución y uno de los que encabezó las conversaciones, afirmó que “haría un llamado a entender la magnitud de este cambio. Agradecemos a todos quienes contribuyeron para llegar a este Acuerdo” y agregó que “es hora de reencontrarnos”.

Visiblemente emocionado, el Vicepresidente del Senado, Alfonso de Urresti, señaló que quiero felicitar a ciudadanos de Chile, aquí sufrió gente y eso hay que rescatarlo porque nunca más quiero que eso se vuelva a repetir en el país.

El senador Francisco Chahuán se mostró agradecido y satisfecho por “el esfuerzo de diálogo y ésta es la oportunidad de avanzar en un país más justo, más solidario que se haga cargo del marco constitucionalidad y también de la seguridad, la paz y la justicia”. (N de la R): en todas las versiones oficiales se incluye al Frente Amplio como firmante del Acuerdo, pero todos sus parlamentarios se retiraron para no hacerlo, a excepción del diputado Gabriel Boric, quien lo suscribió a título personal. Por ello, fue duramente criticado por el resto del frenteamplismo y no pocos anunciaron su renuncia al movimiento por esa causa).

¿Cuántos de quienes, en este documento original de la Cámara Alta, aparecen hablando a nombre del oficialismo hubiesen preferido morderse la lengua o, a estas alturas, están arrepentidos de haber firmado ese ‘histórico’ Acuerdo por la Paz Social y por una nueva Constitución? Sus primeras líneas ya dejan en evidencia uno de los más oportunistas engaños políticos de que se tenga memoria, al definir como “compromiso” lo que nunca se ha cumplido, como tal, durante un año:

“el reestablecimiento de la paz social y el orden público, así como el total respeto a los derechos humanos y la institucionalidad democrática”.


Al no haberse hecho realidad el punto de partida de dicho documento, adquiere automáticamente características de inválido y engañoso y, por consecuencia, todo lo posterior a él carece de legitimidad. Queda, así, en patética evidencia que se trató de una maquinación política astuta y oportunista que se le tendió al afligido Presidente de la República, quien, en aquella fecha, aceptaba sin chistar todo lo que la oposición le impusiera con tal de salvar su temblorosa banda tricolor. Si se repara en el escenario actual, si no igual, es similar al existente hace un año, y recientemente, en medio del debate por el segundo retiro de fondos de las AFP’s, la diputada del Partido Humanista, ex JJ.CC., Pamela Jiles, volvió a amenazar con un “levantamiento popular”.


Al no haberse puesto fin a la violencia del extremismo; al haberse incrementado descomunalmente el terrorismo rural y urbano, y al permanecer en permanente riesgo la institucionalidad por ataques a símbolos de ella, la preservación de la democracia no se ha cumplido. Esto es, el Acuerdo por la Paz Social se firmó pero no se aplicó.


Ese “compromiso”, de acuerdo al texto oficial del Senado, es vinculante con una nueva Constitución: el objetivo de los firmantes fue, primero, reestablecer el orden público -como lo dice textualmente- y, después, convocar a un plebiscito para una nueva Constitución. Es claro: al fracasar el “compromiso” por la paz social, espontáneamente resultaba inaplicable el resultado de lo anterior, una nueva Constitución.


Por ello, el Chile honesto, el Chile decente, el Chile que no hace trampas, está recordando en esta fecha un tremendo fraude y una falsedad que, por salvar a un Presidente que no merecía ser salvado, se enfrenta en estas horas a un escenario incierto y peligroso, más aún si el país continúa en manos de quienes urdieron este grosero chantaje y tiene de Presidente a quien se prestó para ello.


Nada, absolutamente nada, se ha cumplido del solemne ‘compromiso’, y la inmoral audacia de uno de sus articulares “en representación de La Moneda” –nos referimos a Mario Desbordes- se auto proclama con los atributos y méritos para ser candidato a La Moneda, siendo que fue el primero en proclamar que “con este Acuerdo hemos derrotado a la violencia”. Es cuestión de preguntarle a la ciudadanía acaso la considera derrotada.


El Presidente, parte del problema no solucionado, se apropió de la nueva Constitución, la que jamás quiso ni soñó, transformándose en impulsor protagónico del Apruebo. Enceguecido por sus frecuentes errores, en uno de sus discursos ya habituales de mediodía, pidió terminar con la violencia (¿no era que el Acuerdo le pondría fin?) y tuvo la desventura de pedir que “lo que debemos hacer es celebrar en paz y con alegría, como lo hicimos la noche del 25 de octubre, cuando todos votamos por una nueva Constitución”, jornada de extremo vandalismo, con la ‘toma’ de Plaza Baquedano, el ultraje al monumento del héroe, uso indiscriminado de fuegos artificiales prohibidos por ley, saqueos a mercados y farmacias, apedreos a viviendas de los vecinos y el ovacionado incendio a dos iglesias católicas.


El Frente Amplio solicitó que el 25 de octubre fuese feriado, “por lo que esa fecha significa” para Chile”, y sólo falta que el Presidente proponga lo mismo para el 15 de noviembre, por lo que significó para él, su salvación personal, pero a cambio del instrumento más valioso que tenía el país para salvaguardar su democracia.

SIGUENOS TAMBIÉN EN REDES SOCIALES

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now