LAS TERRORÍFICAS ANDANZAS DE UN NARCOMUNERO

June 21, 2020

                                                                                                                                                     foto Libero.cl

 

VOXPRESS.CL.- No hay peor ciego que el que no quiere ver y peor sordo que el que no quiere oír. Tan cierto proverbio aplica a todos los Gobiernos, en particular los no cómplices de la izquierda, que no han tenido el valor de enfrentar el terrorismo extremista en La Araucanía y que, para mal de males, cuando lo han hecho han fracasado por la torpeza e ineptitud de sus ejecutantes.

 

El temor a imponer la autoridad en un territorio caliente sólo puede explicarse por dos razones: en el país, la izquierda  instaló el discurso de que cualquier combate a la violencia  es una “persecución política”, y, enseguida, es casi de fábula el pavor que la autoridad le tiene a la intervencionista ONU, que con su encapsulada protección a los comuneros mapuches comunistas, les brinda un manto de impunidad permanente.

 

Consecuencia de un Gobierno que se mueve tiritando de miedo para “no pisar los callos” de sus enemigos, resulta explicable que durante casi siete años en el poder no ha sido capaz de poner fin a los ataques, saqueos, incendios y robos de tierras protagonizados por los terroristas en La Araucanía. Pero un hecho reciente, al detener la PDI a una banda de narcotraficantes con su sede de operaciones en Concepción, le está dando al Gobierno una nueva y, quizás, última oportunidad de exterminar a esta oleada subversiva, dirigida por la narcocoordinadora Arauco/Malleco.

 

En la decena de traficantes detenidos por la policía civil de Concepción figura Emilio Berkhoff Jerez (33) influyente integrante de la CAM. Mantenían en su poder 900 kilos de cocaína y fueron capturados, tras un operativo de seguimiento de un  cargamento movilizado desde  Iquique, pasando por Los Vilos, Valparaíso, hasta llegar a la capital del Biobío.

 

Berkhoff, un oriundo de Valdivia que viajó a Temuco para estudiar por algún tiempo Antropología y hacer activismo en favor de la extrema izquierda, sentó sus bases en Puerto Choque (Tirúa) para unirse a la lucha de comunidades comunistas de la zona, de esto hace ya 13 años.

 

Lo relevante de la detención de este guerrillero y de sus secuaces es que se confirman absolutamente las denuncias de la Multigremial de Cautín y Malleco, en cuanto a que la CAM y sus ‘soldados’ reciben financiamiento del narcotráfico y que su moderno armamento les son proporcionados por esas  organizaciones. Hay más: por indagaciones personales de dirigentes gremiales del nudo Arauco, Malleco y Cautín, en la zona ya están instalados centros de fabricación de cocaína, los que gozan de la protección de las comunidades dependientes de la CAM.

Tiene el Gobierno, entonces, la vía que lo exime de su pánico a la Alta Comisionada de la ONU y a su cadena de observadores acusetes: el combate al narcotráfico es de naturaleza netamente policial, porque se le considera un crimen y un daño a las poblaciones del mundo. Los traficantes de droga carecen de la inmunidad arbitraria de que disfrutan los guerrilleros políticos.

 

La presencia y detención de Emilio Berkhoff no es un hecho secundario, dado su amplio prontuario de acciones y detenciones por su lucha “contra la usurpación de las forestales al pueblo mapuche”. Con gran peso político dentro de la CAM,  tiempo atrás viajó a Caracas a entrevistarse con el canciller del dictador Nicolás Maduro, perseguido éste por la justicia internacional por haber convertido a Venezuela en un narcoEstado, y socialista por añadidura. Este huinca aprendió el mapudungun y se declara admirador de la disciplina militante de los peñi y de las redes de apoyo a las comunidades de la CAM.

Ha sido acusado por una decena de delitos, de los cuales solo fue condenado a 5 años de cárcel por porte ilegal de arma de fuego y munición, en febrero de 2015.  Su detención -en esa oportunidad- se produjo en la comunidad mapuche de Puerto Choque, Tirúa, y centro de operaciones según el Ministerio Público, de la CAM. Su líder, Héctor Llaitul, lo considera su “hombre de confianza”.

Al margen de aquella condena, fue sentenciado a 541 días de presidio por maltrato de obra a Carabinero y formalizado dos veces por porte ilegal de arma de fuego y posesión ilegal de municiones. Por esos  delitos debía cumplir 5 años de cárcel, pero su pena, desde 2017 –Gobierno de Bachelet- la estaba cumpliendo en libertad…

 

Gracias a una Justicia muy solidaria con los comuneros subversivos, también logró ser absuelto de 10 años de presidio efectivo por los delitos de robo con intimidación, y 15 años por seis incendios forestales, condenas que pidió la Fiscalía. Mientras cumplía la única condena efectiva en su larga trayectoria delictual, escapó de la prisión y estuvo 40 días prófugo. “Lo hice –dijo- porque “soy un preso político”: a partir de este mes es un preso por narcotráfico. 

 

Luego de su rol ya superado de activista por la “causa mapuche” que inició en su breve paso por la universidad en Temuco, se convirtió en un poderoso integrante de la cúpula de la CAM. En dicha condición integró un grupo que viajó a Venezuela (diciembre,  2018) junto al jefe de la CAM Héctor Llaitul y al lonko Juan Pichún  Allí fueron recibidos por el canciller Jorge Arreazae (todos, en la foto).  Pichún, de la dura comunidad Temulemu,  es vinculado con la explosión de una camioneta bomba, la interrupción del tránsito y del suministro eléctrico en los alrededores del puente Lleu Lleu, en Arauco.

 

Al lonko extremista y a Berkhoff no les falta ni les faltará defensa. Siempre hay un ‘siempre listo’  para alegar inocencia de los extremistas: Rodrigo Román. Es un abogado especialista en abollar la Ley Antiterrorista y quien sacó de prisión al  primer formalizado por incendiar el Metro  el 18 de octubre, y quien también actuó como defensor en el caso “bombazo”, en el subsuelo de la Estación Escuela Militar del ferrocarril subterráneo. Su autor, Manuel Olate, tenía vínculos con las FARC.

 

Román, quien, además, logró la excarcelación de Héctor Llaitul y alegó en favor de los autores del doble crimen de los Luchsinger/McKay, tendrá que interiorizarse rápido de los recovecos legales del narcotráfico para ponerse a las órdenes de Emilio Berkhoff.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

SIGUENOS TAMBIÉN EN REDES SOCIALES

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now