LECTURA OBLIGATORIA PARA LA IZQUIERDA CHILENA

December 8, 2018

VOXPRESS.CL.- Desde el 1 de diciembre se halla en venta en el país un libro que tiene que ser leído, y con sumo interés, por todos los termocéfalos de la izquierda chilena. Habiendo sido escrito muy lejos del país -en París-, el texto hace muchas alusiones a emblemáticos 'compañeros' devotos del marxismo de hace algunas décadas, e insta a meditar sobre la nula transparencia de los militantes comunistas.

 

'Hija de Revolucionarios' fue escrito por la francesa/venezolana Laurence Debray Burgos, nacida en 1976, seis años después de que su padre, el intelectual comunista Regis Debray, hiciera aquella icónica entrevista a Salvador Allende, en la cual éste le asegurara que "quirúrgicamente, proyecto convertir a Chile en un Estado marxista".

Laurence Debray es autora de las memorias autorizadas del (ex) rey Juan Carlos de España y también le hizo una extensa entrevista a Hugo Chávez en la víspera de convertirse en Presidente de Venezuela.

 

En sus memorias, en que hace reproches permanentes  a sus padres Regis y Elizabeth -militante comunista, hija de unos arruinados terratenientes venezolanos-, cuenta que se crió con sus abuelos paternos, degaullistas, y con ese  entorno familiar, dado el abandono de sus progenitores por priorizar su lucha revolucionaria.

 

Debray fue un intelectual comprometido incondicionalmente con el régimen comunista cubano, vivió largo tiempo en la isla y perteneció por años al círculo íntimo de Fidel Castro, en el cual conoció a Max Marambio, a quien la autora, en su libro, lo define como "un reclutado por el régimen para dedicarse al trapicheo (comercio minorista) con el que se hizo millonario", y lo acusa de haberle sustraído cientos  de dólares que le entregaron sus padres para que ella subsistiera  en un campamento de verano cerca de La Habana, "y espero que algún día me los devuelva con los intereses respectivos".

 

Cuando Laurence cumplió 10 años, su padre le planteó   dos alternativa de vida  para que se decidiera por una de ellas: pasaría un mes en un campamento en Varadero y otro período igual en Santa Mónica (California), Estados Unidos.

 

Sobre su estada en Cuba, ella escribe: "en aquel verano de 1986, en un campamento con cientos de niños comunistas, era yo la única rubia de ojos azules  que, cada madrugada,  izábamos las  banderas de los países de origen. Luego, corríamos cinco kilómetros a pleno sol y, después, nos daban un curso de instrucción militar que incluía prácticas de tiro y montar y desmontar una ametralladora en un minuto".

 

Regis Debray fue un genuino revolucionario, y en esa calidad participó en  la guerrilla cubana que, encabezada por Ernesto 'Che' Guevara, fue enviada por Castro a la selva boliviana para, desde allí, expander el marxismo a toda Latinoamérica. Fue hecho prisionero por fuerzas militares y en prisión se casó con Elizabeth Burgos. Durante dicha misión subversiva entrevistó a Guevara, quien le dirigió un sarcástico mensaje de despedida a "mi amigo Fidel", dándole cuenta de que cumplió sus órdenes de ir a luchar a "un lugar en el que se sabía antemano que no existe conciencia revolucionaria y en el que nadie, jamás, nos ayudó".

 

El 'Che' siempre supo cuál y porqué ésa sería su última misión: la creciente sombra que le hacía a Fidel, dentro y fuera de Cuba.

 

La hija de Debray y autora del libro se hizo cargo de aclarar los rumores de que había sido su padre quien dio el soplo para que Guevara fuese capturado en Bolivia. Cuenta que,  según su padre, "el delator  fue mi compañero de celda, el guerrillero también argentino, Ciro Bustos".

 

La primera vez que Debray estuvo en Chile fue en 1964, deportado  desde Perú junto a su entonces pareja Elizabeth.  En Santiago, los acogió el pintor Juan Capra, a quien habían conocido en La Habana. Asistieron a un mitin de campaña presidencial de Salvador Allende, tras el cual el intelectual francés escribió que "es  un burgués demócrata, poco recomendable, que no parece dispuesto a someterse al dictado de la revolución cubana"

Muy distinta fue la recepción que tuvo Debray en 1970, cuando fue expulsado de Bolivia con  su compañero Ciro Bustos, luego de una campaña internacional del comunismo para que fuesen liberados tras  cuatro años en una cárcel de Mamiri. Ambos llegaron a Iquique, donde se les recibió poco menos que como héroes, y hasta Pablo Neruda les ofreció una gran recepción en su casa museo de Isla Negra.

 

Fue durante esa permanencia en Chile que Debray le hizo la memorable entrevista a Allende y lo reivindicó respecto a su calificativo original: "es un revolucionario que tiene la gran intención de instalar una segunda Cuba en Chile".

 

En 1980, Regis Debray rompió definitivamente con el régimen castrista, consecuencia del "proceso estaliniano" -como lo escribe Laurence- en contra del general Arnaldo Ochoa, a quien la dictadura fusiló con  el pretexto de ser narcotraficante.   Elizabeth Burgos se había distanciado antes, al acercarse, en su condición de antropóloga, a la élite  parisina, donde conoció a Roberto Matta, quien terminó siendo el padrino de bautismo de la autora, cuyo sacramento "me lo impuso un jesuita chileno auto exiliado".  

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

SIGUENOS TAMBIÉN EN REDES SOCIALES

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now