EL GABINETE QUE SE VIENE


Por estos días, el cominillo de la vida política criolla se ha centrado en dos grandes temas: el nuevo reagrupamiento de la izquierda, ahora en la oposición, y la composición del gabinete ministerial del Presidente electo.

Ambas situaciones están ineludiblemente vinculadas.

El accionar del nuevo Ejecutivo estará condicionado a la composición opositora, actualmente en diligencias para concretar alianzas y subpactos.

No parece muy cercana la propuesta del PC de formar una gran coalición opositora "desde la DC al Frente Amplio", ello porque, por la experiencia de la Nueva Mayoría, ya le tomaron el pulso al rol que siempre juega el partido de Guillermo Teillier.

Ha habido aproximaciones de colectividades por separado, en un intento por concretar avenimientos flexibles de oposición, como el de la DC con el PR, en tanto los eternos financista de la democracia cristiana local, la alemana Fundación Konrad Adenauer, le sugirió "un camino propio".

Mientras el PPD se dedica a arreglar cuentas por su debacle parlamentaria, el PS parece ser el más apresurado en sellar una oposición masiva: su diputado hasta marzo y ex presidente, Osvaldo Andrade, reconoció que "si no la paramos, la derecha puede gobernar ocho o más años".

Sin embargo, uno de los senadores con cabeza más fría del socialismo, el odontólogo puertomontino Rabindranath Quinteros, llamó a "evitar los riesgos que implica formar un pacto apresurado entre derrotados", pidiendo más tiempo para "enfriarse" y actuar con serenidad.

Aún en suspenso acaso el nuevo Gobierno tendrá que vérselas con una solo bloque opositor cerrado o con varias fracciones, unas más intransigentes y otras más elásticas en sus posturas, el Presidente electo prepara el equipo que lo acompañará en cada una de las Secretarías de Estado.

El periodismo ha estado jugando a la lotería en cuanto a "eventuales ministros", basándose en gustos y supuestos, tal como ocurre cuando el entrenador de turno convoca a una Selección Chilena de fútbol: todos los opinantes, auto atribuyéndose la propiedad de la verdad, les arman el 'equipo ideal'.

Un gabinete ministerial no es una selección de fútbol, como una vez lo sugirió un desubicado panelista de la inolvidable 'A esta hora se improvisa', en plena Unidad Popular. Aunque el Presidente electo lo juega y se considera un buen delantero, no cae en este simplismo.

Consciente de que su triunfo fue obra del trabajo mancomunado de las fuerzas de Chile Vamos, pidió a éstas la sugerencia de nombres. Este proceso de búsqueda ha sido tan prolijo que los propuestos son personas elegidas con pinzas y pasadas por el cedazo de todos los detectores, incluso de DICOM.

Existen garantías de que el Presidente electo no le ha ofrecido un cargo absolutamente a nadie. Su futuro gabinete ministerial, de momento, es una incógnita, pero existe un antecedente que es unánime a todas las partes involucradas, directa o indirectamente: los futuros ministros tendrán que ser negociadores.

Éste, además de varios otros, será el sello distintivo del equipo ministerial respecto a su anterior administración en que erró en nombramientos claves, como el de Rodrigo Hinzpeter en Interior.

Habrá que confiar esta vez en la propia confesión del futuro gobernante en cuanto a "que no hay mejor universidad que haber pasado por La Moneda".

De ese aprendizaje habrá concluido que las prioridades de su Gobierno esta vez no son 'cosistas' sino 'solucionistas'. No podrá ejecutar lo más importante de su proyecto sin antes pactar arreglos para poder llevarlo a cabo.

Si bien RN pasó a ser la primera fuerza legislativa no es suficiente para dar los quórum más importantes. El Ejecutivo necesitará de votos opositores, variables en números según sean el peso de los proyectos.

Este panorama es el que induce a tener pistas que el futuro gabinete, al menos en áreas clave, tendrá más políticos que técnicos, porque las negociaciones resultarán, quiérase o no, más decisivas que las especificidades.

SIGUENOS TAMBIÉN EN REDES SOCIALES

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now