GUILLIER REVUELVE SU ‘CARBONADA’

“No aparecen ni en Google”, fue la reacción del diputado Fidel Espinoza (PS) para describir, semiserio, su decepción por la conformación del que, se supone, el comando de campaña definitivo del candidato presidencial de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier.

Tras su inscripción en el SERVEL, su vocera, la diputada comunista, Karol Cariola, anunció que “ahora se inicia la campaña de verdad”. Parte esencial de esta segunda etapa clave para sus aspiraciones, fue la nominación de su comando, lo que se produjo horas después al interior de un café…

Los partidos de la Nueva Mayoría, a excepción del PC ---ya veremos porqué— aguardaban la presencia de políticos avezados, expertos en la conducción de candidaturas y con capacidad de convocatoria y de unir voluntades.

Nada de eso aconteció. Guillier continuó fiel a su contradicción de ser candidato de la Nueva Mayoría pero evitar representarla. En su errónea convicción de que la gente aún le cree que es ‘independiente’, hace gestos de que no depende de los partidos.

Pero la suya es una conducta engañosa, porque al conocerse la conformación de su nuevo comando se integró a él el mismísimo secretario general del PC, Juan Andrés Lagos, a cargo de toda el área de comunicaciones y vocerías. En este último rol, la cara más visible sigue siendo Karol Cariola, diputada comunista, quien nunca le dio espacio a tres voceras aportadas, como equilibrio por el radicalismo, el pepedeísmo y el socialismo.

Quienes intentaron estérilmente desempeñar funciones de tal, fueron marginadas con la infantil excusa de que debían abocarse a sus candidaturas parlamentarias. Ahora entran nuevas supuestas portavoces, entre ellas quien fue la voz de Ricardo Lagos en su abortada campaña, Gloria De la Fuente. No hay que ser adivino para pronosticar el futuro de este chispazo laguista en el comando, teniendo como jefe a un caudillo comunista que le torpedeó su candidatura..

Hay que agudizar la atención en el área en que, a partir de ahora, se desenvuelve este dúo de comunistas: nadie más que Juan Andrés Lagos y Karol Cariola tendrán ingerencia en lo que Guillier diga. No son simples comisarios para controlarlo, sino tendrán la misión de, a través del candidato, difundir el ideario comunista como pilar de un eventual Gobierno.

Con cierta ansiedad se aguardó el nombre del generalísimo, función clave en todo equipo de campaña. A modo de ejemplo, ese cargo, en candidaturas anteriores, lo desempeñaron ‘pesos pesados’ de la política, en sus respectivos momentos, como Enrique Krauss ---después ministro del Interior; Carlos Ominami, un allendista duro de matar; Francisco de la Maza, después unánimemente elogiado alcalde de Las Condes, y hasta el controvertido y cuestionado Rodrigo Peñailillo, quien, pese a todo, creó un movimiento (G 90), de corta duración pero de gran influencia…y, al final, de desprestigio.

Guillier, en cambio, desechó la opción de escoger a algunos de los varios ‘animales políticos´que aún permanecen fieles a la Nueva Mayoría, y se inclinó por un amigo suyo, de bajo perfil: Osvaldo Correa, un radical de la fracción más iquierdista del PR y con quien trabó estrecha amistad en la masonería.

Incorporó a su vecino de veraneo en un condominio de Algarrobo, el alcalde Sadi Melo, y uno de sus grandes defensores en el Comité Central del PS, y contrario a Ricardo Lagos.

Mantuvo en una función secundaria al ex ministro de Minería de Allende, de Obras Públicas de Bachelet y de Educación de Lagos, el pepe

dé Sergio Bitar, todo un ícono de la izquierda, prisionero en Isla Dawson. Es posible que no hayan caído bien en los comisarios comunistas del comando su afirmación de que “Guillier, sin la DC, no gana”…

A otro que desplazó, casi con falta de respeto, fue al senador socialista Juan Pablo Letelier. Insatisfecho por su rol como encargado de reunir firmas para su inscripción, lo mantuvo, pero a caro de aleccionar a los voluntarios de la campaña, algo así como enviarlo a hacer clases a un kinder.

También mantuvo a Osvaldo Rosales, un social demócrata, ex economista de la CEPAL, académico y profesor invitado de las más importantes universidades del mundo. Fue Director Económico de la Cancillería en el Gobierno de Ricardo Lagos.

El resultado de su presencia es un enigma, porque, hasta hoy, se ignora el programa en el área económica.

Desde el principio hasta la fecha, omitió algún rol gravitante de un experto en salud pública; debe ser por su peculiar visión de este endémico problema: el país no debe tener enfermos, sino una política para impedir que los haya…

Sus biógrafos dan cuenta de que Guillier no es muy aficionado a los sacrificios laborales ni de ir de prisa por la vida. No en vano, en las redes sociales se viralizó el concepto de que, en caso de ser electo, su primera iniciativa será promulgar la ‘Ley de la Siesta’.

Antiguos colaboradores suyos en la TV recuerdan que cerca de los set donde leía noticias, había una cama…

Se atribuye a su permanente distracción (estar en la luna) el que haya designado, o le hayan designado, a Arturo Barrios en su comando. Este oscuro personaje, marginado del socialismo por rendiciones de cuentas brujas mientras fue subsecretario de Cultura, le echó abajo su cacareada frase de que “los míos podrán ser desconocidos, pero tienen las manos limpias”.

Algunos de los que abandonaron el comando fruto del dominio comunista, revelaron que siguen teniendo poderosa influencia en sus decisiones personas sin jerarquía política ni dominio de temas específicos, como su esposa y sus tres hijos.

María Cristina Farga, víctima del síndrome de fatiga, le da sus opiniones que invariablemente toma en cuenta. Su hijo menor, el único biológico suyo con su mujer, Alejandro Guillier Farga, es músico, mago…y forma parte del área programática; el mayor, Felipe Almeida Fraga, periodista, comparte la jefatura de gabinete, y el segundo, Cristóbal Almeida Farga, es el encargado del montaje de las manifestaciones públicas.

Tirando raya para la suma, la conclusión no puede ser más riesgosa para Guillier. Al ceder la sensible área de la comunicaciones al Partido Comunista dejó al desnudo que, como se creyó y se supo siempre, su candidatura fue y es fruto exclusivo de dicho partido para bloquear a Lagos. Visto así, no es ‘independiente’ por ningún lado.

Para peor, excepto por la gravitante presencia de ambos ‘destroyers’ del PC, el resto de su equipo, casi en su totalidad, es de una liviandad que no le ampliará su soporte. Como si fuera poco, contaminó a su entorno más cercano con la corrupción por la presencia del anteojudo ex dirigente estudiantil y desafectado funcionario público por ilícitos manejos con platas de su repartición.

SIGUENOS TAMBIÉN EN REDES SOCIALES

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now