“SHILENITOS”

Por Benjamín Hermosilla, VOXPRESS.CL

Las primarias presidenciales de Chile Vamos, no así las del Frente Amplio, tuvo la virtud de poner en orden cierta correlación de inteligencias en un país, en el cual, definitivamente, los necios constituyen mayoría.

Mucho podrá cuestionársele su personalidad a Sebastián Piñera, pero nadie, en serio, puede poner en duda su inteligencia superior al resto, reconocida desde sus tiempos de escolar en el Verbo Divino y acentuadas, al nivel de admiración por parte de sus propios profesores, en la Escuela de Economía de la Universidad Católica.

En dicho plantel universitario se dice que después de Jaime Guzmán (QEPD) no se recuerda a otro alumno de su brillantez.

Es esa cualidad suya, la inteligencia, por lo cual se le envidia a Piñera, mucho más que por sus millonarios bienes. Un país chato, mediocre e ignorante como éste se atormenta cuando en el camino aparece alguien pensante y que es seguido, y apoyado, por quienes no forman parte de los ‘shilenitos’ opacos que parecen auto congratularse por sus pocas luces.

Lo trágicamente alarmante es que este contingente, en vez de disminuir, se nutre cada vez más de entusiastas integrantes que con energía contribuyen al desprestigio de la especie criolla y de la nacionalidad. En realidad, más que apenar, avergüenzan el comportamiento y las acciones de compatriotas  —personajes algunos, pinganillas otros— que dan razón a  aquella  aterradora investigación académica que concluyó que, con suerte, en 150 años, Chile podría ser un país desarrollado, dado la condición de “analfabetos funcionales” de sus habitantes.

Pruebas a la vista.

Al término de las recientes primarias presidenciales opositoras, los vocales de las mesas ubicadas al interior del gimnasio del Campus Oriente de la Universidad Católica tuvieron que proceder al conteo de los votos con la luz de sus celulares: el lugar carecía de iluminación.

A esa misma hora terminaba el procedimiento policial en el casino Monticello, en Angostura de Paine, tras un asesinato doble y posterior suicidio de un ludópata desquiciado. Los funcionarios del recinto revelaron que era común ver desplazarse por las salas a jugadores portando armas de fuego…

También ese mismo día, un seleccionado B de Alemania ponía fin a la ilusión de nuestra Selección de ser campeona de la Copa Confederaciones. Los fanatizados y desequilibrados comentaristas que acompañaron al equipo a Rusia, hicieron creer a millones de cándidos que el trofeo estaba asegurado, pese a que Chile ganó apenas un partido e hizo tan sólo cuatro goles.

Son estos mismos ‘encantadores de serpientes’ que, desde ya, anuncian la presencia de Chile en la Copa del Mundo de 2018, no estando aún clasificado y con la altísima probabilidad de que en agosto, un tribunal soberano e inapelable, político y social, le quite dos puntos que FIFA le dio por secretaría.

A propósito de lo mismo, la tan controvertida  ‘marea roja’ que acompaña a la Selección a todas partes aprovechó de ofrecer su propio espectáculo en Rusia: dos hinchas, con la camiseta roja, se pelearon a cuchillazos en plena vía pública.

Casi al límite de la necedad, la noche de ese mismo versátil domingo 2 de julio, la Intendencia Metropolitana decretó pre emergencia ambiental, para el lunes 3, prohibiendo la circulación de dos dígitos de autos catalíticos. La razón: Santiago se llenó de humo por ¡los asados para ver el partido Chile-Alemania! Ese día lloviznó y todas las estaciones de medición  del Gran Santiago estuvieron con luz verde…

También ese lunes, el canciller Heraldo Muñoz se dirigió al país para informarle que Chile había presentado la Memoria en su demanda contra Bolivia por el uso de las aguas del internacional río Silala. Menos mal que llegó el día en que el ministro oficiara como tal, porque durante los últimos meses se había dedicado, increíblemente, a responder los insultantes twitter  diarios que el semi alfabeto Evo Morales ordenaba que le escribieran en su aplicación.

Poco después que el canciller se dedicase genuinamente a lo suyo, la candidata DC de la Nueva Mayoría, Carolina Goic, hizo un llamado “ a los votantes de Manuel José Ossandón y Felipe Kast” a que se unieran a su causa, “porque yo represento el centro y eso es lo que ellos quieren”. No es fácil de entender ni de digerir la conducta de la senadora, que no cesa en sus duros ataques a la derecha y a la UDI, estar convocando a gente afines a esas sensibilidades o con pasado en dichas filas.

Todo esto ocurría sólo horas después de que el otro candidato oficialista, Alejandro Guillier, llamase a sus partidarios independientes a no concurrir a votar a las primarias: “hagan un asado, vean el partido y después duerman siesta”, les recomendó. Sin el bozal que frecuentemente le pone su entorno, el senador de la izquierda reflejó con total realismo la conducta de su propio Gobierno frente a un acto republicano: boicotearlo.

La idea de implementar primarias y su puesta en ejecución (Lagos versus Zaldívar) fue de la Concertación, cuyos partidos actuales ahora renegaron de ellas.

Son muchos los estereotipos de los ‘shilenitos’, pero dejamos para el final a los campeones de la estupidez: el equipo de cirujanos del hospital clínico de la Universidad de Chile que mientras operaban a un paciente se entretenía viendo el partido de fútbol de Chile con Portugal. Bien merece un video viralizado mundialmente…

Comments

comments