EL MINISTRO IGNORADO

Como ya en este Gobierno terminal nada importa, a nadie llamó la atención que el ministro de Justicia, Jaime Campos (PR) no fuera tomado en cuenta en el último capítulo de la crisis del SENAME, originada por el rechazo del informe de la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados.

Este servicio, dedicado al cuidado de menores desvalidos, depende directamente del Ministerio de Justicia.

Campos ni siquiera fue invitado al Comité Político donde se debatió el destino del informe parlamentario, ello porque se le tiene en el congelador desde su ‘numerito’ con funcionarios de Gendarmería donde usó un lenguaje soez.

Con cámaras y audio de por medio, en conversación con funcionarios de Gendarmería, el ministro les dijo que “los testículos del Director General de ustedes están las 24 horas arriba de mi escritorio y yo veré cuando se los corto”…

Quedó en tan mal pie por su grosería, que la Presidenta se negó a recibirla cuando solicitó audiencia para disculparse y sólo pudo hacerlo ante la vocera Paula Narváez.

Tan perdido está ‘Campito’, como le dicen sus colegas del Gabinete, que declaró no saber del lobby de cuatro ministros en el Congreso para rechazar el informe y, después, aprovechó de pasarle el cepillo a Sebastián Piñera, al reprocharle su “frivolidad” por anunciar un proyecto de partición del SENAME, “siendo que nuestro Gobierno acaba de enviarlo al Parlamento”.

Por escrito, horas después, el ex Presidente le aclaró que dicho proyecto lo envió él en 2012 al Congreso, que fue rechazado por la (ex) Concertación y que Bachelet se negó a reactivarlo….hasta ahora.

Comments

comments