A BUSCAR PEGA

Una segunda experiencia de quedarse sin trabajo ni ingresos de la noche a la mañana está viviendo Marcelo Díaz, ex vocero de La Moneda.

Díaz, al terminar su período como diputado, quiso postular al Senado, pero su partido PS se lo impidió por personales gestiones de Camilo Escalona. Salvó su cesantía la Presidenta Bachelet, quien lo designó embajador en Argentina.

Siendo vocero renunció al cargo porque  —ahora sí, se dijo— postularía al Senado. El único cupo que le dio el PS para hacerlo fue Aysén, donde se instaló para hacer campaña. Sin embargo, se le apareció Escalona otra vez, ahota como aspirante a la Cámara Alta, igual que él y en la misma circunscripción.

 

Ante la disyuntiva de quién sería el candidato partidista, el PS los iba hacer competir en una consulta popular a ambos, pero Díaz no aceptó y regresó a Santiago junto a su pareja Millaray Viera (hija de Gervasio) y su pequeño hijo. “Ando buscando pega” dijo, comentando que retomará sus labores de asesor que alcanzó a desempeñar antes de partir a la embajada en Buenos Aires.

Comments

comments