Monthly Archives: Octubre 2016

NO SE PIERDA EL PRÓXIMO CAPÍTULO

Por Raúl Pizarro R.,VOXPRESS.CL

De terror o suspenso, la novela que han escrito Michelle Bachelet y su Nueva Mayoría está llegando a su final. El cierre es fácil de predecir porque todos, si no lo sospechan, tienen la certeza de que será  cataclísmico y aterrador.

Excepto la Unidad Popular, no se recuerda a otro Gobierno que –como éste— dejará a su sucesor un país en ruinas y con depresión colectiva.

Por las páginas ya escritas y leídas, existe la convicción de que la última página será brutalmente desoladora y decepcionante, que se vlislumbra casi imposible una segunda edición.

A esta historia de conflictos y fracasos le queda por escribir,  quizás, el capítulo más fascinante y misterioso de todos: el proceso presidencial  oficialista, todo un enjambre de  interrogantes, discordias y enredos.

Con la descomunal mochila de los acumulados errores de gestión del Gobierno y después de la paliza recibida en las elecciones municipales, la ascensión izquierdista a La Moneda parece tener más rocas en el camino. Nadie, ni el más optimista o soñador de los cuadros oficialistas, se imaginó la contundencia con que el electorado iba a golpearlos.

Durante todos los capítulos anteriores, jamás los socios de la Nueva Mayoría estuvieron de acuerdo en escribir un mismo texto acorde a los intereses comunes, y menos lo estuvo la Presidenta que se rigió casi exclusivamente por la pauta que le presentó el PC.

Si en todo el tiempo anterior nunca se avinieron y sus pocos coincidencias se redujeron apenas para sellar algunos proyectos de sincronía ideológica, es todo un enigma suponer que ahora sí, en el capítulo pre elección presidencial, habrá  sintonía.

La primera y desconcertante sorpresa tras la hecatombe electoral del Gobierno fue que se mantuvieron intactas las intenciones de los postulantes de la izquierda, como si no hubiera pasado nada fuera de lo común. Más de alguno pudo sacar cuenta cortas de que con la baja votación, aspirar a un triunfo en noviembre de 2017 es casi un acto demencial.

Sin hacer el menor balance político de lo ocurrido, Isabel Allende y José Miguel Insulza  —ambos PS— ratificaron que siguen interesados en ser candidatos, pero siempre participando en primarias; Alejandro Guillier guardó un prudente silencio luego que se perdieron los dos concejales que él apadrinó en Antofagasta, y Ricardo Lagos, quien con talla de Presidente, fue el único en dar la cara, al al asistir al lúgubre comando de Carolina Tohá para decir que “hay que hacer rectificaciones y evitar más rechazos al vínculo del dinero con la política”. Muy serio, se preguntó: “algo pasó aquí, porque la gente no votó por ella pese a su macizo trabajo a la cabeza de la comuna”.

Ninguno dio signos de que tras lo ocurrido repensarán los alcances de su eventual postulación. Similar  actitud asumió la Presidenta, quien se limitó a considerar frívolo que se culpase a sus ministros del Comité Político: “¿a quién se le puede ocurrir que cuatro personas son responsable de todo?”.

Cuesta creer que nada cambiará y que el Gobierno, divorciado hace rato de los partidos de la Nueva Mayoría, se dedicará a aprovechar el vuelo a la espera de que llegue su final. No son pocos en el oficialismo y todos los rupturistas que estuvieron detrás de Jorge Sharp que aseguran que “el Gobierno ya se fue a casa”…

No parece creíble esa percepción y son claras las señales de que Bachelet se jugará por la continuidad y utilizará para ello el peso específico de Lagos Escobar. Es evidente que La Moneda lo está ayudando: la cesión de Máximo Pacheco para que fuese su generalísimo y, luego, la visita de Lagos Weber a la Mandataria, tras lo cual narró que habían hablado de elaborar menos pero mejores proyectos. Ésto coincide con las “rectificaciones” anunciadas por el candidato la noche de la derrota de Tohá.

La apuesta de esta complicidad tiene un gran riesgo: el poco tiempo. Si en tres años, la Presidenta rehusó modificar el rumbo de sus acciones para hacerlas menos perjudiciales a la gente, en los seis meses reales de mandato que restan no se garantizan  fás  correcciones que se adecuen a los intereses del postulante.

LA DERROTA MÁS PREVISTA DE TODAS

Por Enrique Rivera V.,VOXPRESS.CL

Curioso: no se asumió como tragedia  ni en el Gobierno ni en la Nueva Mayoría el desastre en las recientes elecciones municipales. Excepto los lloriqueos de funcionarios que perderán sus trabajos correspondientes al consabido cuoteo político, el resto fue como el suspiro que sigue a la muerte.

Los rápidos reconocimientos de los alcaldes oficialistas de sus derrotas y la no concurrencia de los partido al breve acto en La Moneda (en la foto) en el que la Presidenta se refirió al desenlace, fueron reflejo de que el ambiente estaba predispuesto para recibir y absorber una derrota, pero quizás no tan contundente. Ella atribuyó lo ocurrido al “personalismo” reinante en la Nueva Mayoría.

Existían demasiadas señales previas que vaticinaban el duro revés que sufrieron el Gobierno y su coalición. Aquéllas  empezaron a acumularse desde la asunción de Bachelet y fueron incrementándose en forma veloz hasta la víspera misma de los comicios.

En una circunstancia inédita antes de un acto crucial, sólo horas antes el ministro del Interior le reveló a su país sus quejas por la falta de colaboración de sus propios partidos.

La enumeración de los errores del Gobierno en su conjunto no parece oportuna ahora, porque cotidianamente salieron a la luz y son de conocimiento público. Tal acopio de ineptitudes  tienen  a la población pesimista, insegura e incrédula, con un presente oscuro y un futuro más negro aún.

Sólo el experto electoral José Auth, ex PPD hoy independiente, tuvo la audacia de pronosticar que la Nueva Mayoría superaría en alcaldes a la oposición y el locuaz fanático Francisco Vidal (PPD) debió tragarse su vaticinio de que el oficialismo obtendría una muy superior votación que el pacto opositor.

La clientela de la Nueva Mayoría respondió como siempre, disciplinadamente, pero quienes le dieron vuelta la espalda fueron los millares de chilenos que se desilusionaron prematuramente de las promesas de la Presidenta y de su gente. Motivos de ese desencanto son, fundamentalmente, dos: el deterioro progresivo de su calidad de vida y el desenfreno en la corrupción en la elite gobernante. Prueba de ello  es que ningún alcalde con algún vínculo con la corrupción fue reelecto.

La promesa presidencial de que sus reformas estructurales iban a reflejarse en una mejor calidad de vida de los ciudadanos terminó siendo exactamente al revés y los votantes le pasaron la cuenta.

No era sólo presentimiento, sino la certeza más absoluta de que se vendría una derrota electoral de proporciones lo que llevó a la Presidenta, a declarar, horas antes, que “creo que habrá un llamado de atención de la gente” y a encabezar toda una cruzada para que su gente no se abstuviera.

ALESSANDRI, UN MODELO PARA COPIAR

Por PIRI, VOXPRESS.CL

Felipe Alessandri Vergara es su nombre. Tiene 41 años, es abogado y con un timbre de voz en pleno desarrollo. Es delgado de contextura y sus piezas dentarias no lucen para un concurso de belleza. Decididamente, no es un crack para los discursos. Pero todo ello es secundario comparado con una virtud ausente en los políticos tradicionales: su extraordinaria vocación de servicio.

Nunca proclamó ni utilizó dicha vocación como handicap para competir por la alcaldía de Santiago. No hizo más ni menos que continuar con su  trabajo silencioso, el mismo de sus tres períodos como concejal de la municipalidad capitalina.

El de Alessandri se suma a la lista de éxitos de Chile Vamos, y en particular de RN, pero, en rigor, la suya, al igual que la de Andrés Zarhi en Ñuñoa, fue una  victoria amagada previamente por su propio partido.

A Zarhi se encargó de atacarlo, menospreciarlo y hasta de pronosticarle su derrota, su antecesor Pedro Sabat, hoy investigado por el “caso basura”, y a Alessandri, primero le salió al camino la militante de su partido Cecilia Pérez y, luego, el UDI, Joaquín Lavín. Nadie de la centroderecha creía en su opción para arrebatarle el sillón de la alcaldía a la experta Carolina Tohá, regalona de la Nueva Mayoría, preferida de La Moneda y una de las tantas asistidas por los dineros de SQM.

Digamoslo derechamente: su propia gente, lo consideraba “livianito” para tamaña competencia en una circunscripción tan importante como emblemática.

¿Qué olfatearon Pérez y Lavín? La gran cercanía de Alessandri con los vecinos de Santiago y la gratitud por su trabajo cotidiano en terreno, solucionándoles sus problemas reales. Se convencieron de que su postulación sería equivalente a la gran sintonía entre el concejal y los habitantes de la comuna.

ABSTENCIÓN, LA EXCUSA IMPERFECTA

Por VOXPRESS.CL

Se le temía y con razón. Los comicios municipales del 2013 y,   luego, la elección presidencial del 2013 abrieron la gran interrogante acerca de la abstención electoral y resucitaron los deseos del sufragio obligatorio, como antes.

En el acto del 23 de octubre se cumplieron todos los vaticinios sobre abstención e incluso el porcentaje superó lo previsto, llegando a un 66% del padrón.

Como era lógico de aguardar, la primera excusa del oficialismo para amortigur su contundente derrota fue, precisamente, la abstención. Esto es, si todos o gran parte de quienes rehusaron concurrir a los locales de votación, lo hubiesen hecho, quizás el panorama no hubiera sido tan desolador e incluso a estas horas podrían estar cantando victoria.

De partida, habrá que recordar que abstención ha existido siempre, con la diferencia que en épocas del voto obligatorio se traducía en papeletas blancas y nulas. En tiempos en que se castigaba la no asistencia a sufragar, un modo de protesta ciudadana era no marcar o invalidarla.

Para hacer más democrático el sistema y evitar pago de multas, el Congreso Nacional  —que ignora la idiosincrasia del chileno–   se apresuró en reemplazar el carácter obligatorio por el de voluntario, con las consecuencias ahora suficientemente conocidas.

La abstención es, por estos días, un fenómeno universal y no exclusivamente de Chile, aunque, sí, nuestro país con esta última cifra aparece liderando las estadísticas en esta materia. ¿Quiénes se abstienen de participar en este proceso crucial de la democracia participativa? En su mayoría son quienes están en contra del sistema vigente y no perciben en él respuestas a sus particulares intereses; luego están los convencidos de un triunfo o de una derrota de su candidato, y en último término se hallan quienes, por razones muy prácticas, esquivan su responsabilidad cívica.

No es menor el número, por ejemplo, de personas que carecen de recursos para trasladarse a votar pagando cuatro o más medios de transporte público y de las de tercera edad que se restan por motivos de salud  —deterioro de la visión— y dificultades en el doblaje de gigantescas papeletas.

EL NUEVO ALCALDE DE VALPARAÍSO

Es el personaje del momento, debido a que derrotó a los dos bloques políticos más grandes en la elección municipal en Valparaíso, tras ganarle al actual alcalde Jorge Castro (UDI) y a Leopoldo Méndez (IND-PPD).
Jorge Sharp Gajardo tiene 31 años, es magallánico de nacimiento y de profesión abogado: demoró 13 años en titularse en la  Escuela de Derecho de la PUCV.

Ingresó a estudiar Derecho el 2003 y recién se tituló el 2015, según lo informa su sitio web. Sharp milita en el Movimiento Autonomista, que es el nuevo referente  político liderado por el diputado Gabriel Boric.

El Movimiento Autonomista, tras el truinfo de Sharp publicó en su cuenta oficial de Facebook las siguientes palabras: “hoy no comienza ni termina nada, hoy seguimos aportando en la construcción de un Chile socialista y una Latinoamérica Unida. ¡Con la esperanza intacta!“

UN FRAUDE LLAMADO ERROR

Por  Osvaldo Díaz, VOXPRESS.CL

Un conocido humorista instaló en el vocabulario trivial de los chilenos una expresión que resume todo lo que huele mal en política y negocios: “sospechosa la w….”. Acuñó esa expresión estimulado por la multiplicidad irrefrenable de casos que llaman la atención por su nula transparencia o simplemente por tratarse de una de las tantas trampas con las cuales nos hemos habituado a convivir.

Casi todo lo que pasa en las cúpulas gobernante, políticas y del mundo de los negocios abre interrogantes respecto a su corrección. Las dudas y las faltas a la ética y a la moral, originan  sospechas sobre personas e instituciones.

Nadie en Chile se explica  —ello, a título de un ejemplo— cómo se sostiene en su cargo la ministra de Justicia, cuya cartera es responsable directa de la tragedia del SENAME, del escándalo de las pensiones abultadas en Gendarmería y del “involuntario error” del Registro Civil por cambios de domicilios inconsultos. Sospechoso ¿no?

Nadie ha respondido por las sinvergüenzuras en Gendarmería, pese a que el mismísimo CDE se querelló contra los “beneficiados” por pensiones mañosamente aumentadas.

No obstante, lo que supera todas las sospechas y afirma la certeza de que se trata simplemente de un fraude, es el enfrentamiento entre el Registro Civil y el Servicio Electoral (SERVEL) a raíz de cambios masivos inconsultos de domicilios que realizó el primero y que incidió en el padrón electoral. De tal gravedad es el episodio que pasó a mans del Ministerio Público.

Por años, el egocentrismo de Chile lo habilitó para jactarse  de lo impecable de su sistema electoral, su transparente,  invulnerabilidad  y la velocidad de sus resultados, en contraposición a  otros países de la región.

Pero, ahora, todo este prestigio se echó por la borda cuando  sólo horas antes de la elección municipal, en forma desprolija y descuidada, el Congreso planteó al Congreso un proyecto con fórmulas para permitir que los involuntarios damnificados por cambios no autorizados de domicilio pudiesen votar.

Transferirle su pecado al Congreso le permitiría, más tarde, culpar a éste de los desaguisados del Registro Civil y del SERVEL, redimiéndose, así, de un grave error más, como si ya no tuviese un pozo acumulado de desprestigio.

Desde julio  —-tras las primarias municipales— se supo de errores en el padrón electoral, lo que fue refrendado por innumerables quejas de sufragantes que denunciaron esta situación. Ni el Gobierno ni el SERVEL hicieron diligencia alguna para subsanar el “error”.

Para peor, ambos servicios del Estado se enfrentaron con cifras totalmente contradictorias: Luis Acevedo, director del Registro Civil, confesó que los no solicitados traslados de domicilio (y de comuna) fueron “apenas” 17 mil, en tanto el SERVEL denunció medio millón de casos.

LA “MOVIDA” DE LAGOS

Por Justo Pastor Suárez, VOXPRESS.CL

Sabe más por viejo que por diablo. Quienes impugnan su candidatura por considerarlo pasado en edad, tendrán que estar pensando que, al menos para Ricardo Lagos Escobar, los años son lo de menos. En él son otros los factores que lo han tenido siempre en las dunas de la arena pública y ,ahora, en un primerísimo plano por su aspiración presidencial.

Justo en momentos en que su postulación daba la impresión de  no prender y sus potenciales adversarios de la izquierda parecían tomar vuelo, hizo una “movida” que, por su sorpresa, oportunidad y efectos, prácticamente lo catapultó como el único que competirá con Sebastián Piñera por el sillón de La Moneda.

Cuando emergió del misterio para anunciar que sería candidato e incluso participando en primarias de su sector, aquí en VOXPRESS.CL afirmamos  –lo que nadie más hizo— que tan trascendental paso lo había dado luego de notificar a La Moneda de su candidatura, de hablar con la Presidenta y de advertirle que no le pusiera  piedras en el camino.

La más evidente muestra de ello es que Bachelet no vaciló en cederle a uno de sus dos ministros “de verdad” en su gabinete para que asumiera como jefe de su campaña electoral: Máximo Pachecho. El PS, ex ministro de Energía, realizó una exitosa labor en su cartera, pero siempre fue opacado por los continuos desaciertos de sus colegas.

Contó Lagos que apenas le propuso la idea, Pacheco, entusiasmado, le dio el sí, ansioso, a su vez, de escapar de las llamas… No fue nueva esta “movida” del candidato: para su primera campaña, y que lo llevó a La Monda, “levantó” del gabinete al entonces ministro de Economía, Álvaro García, para que desempeñara un rol similar.

 

La complicidad de La Moneda en esta “movida” fue evidente: le permitió desdramatizar la salida de Javiera Blanco de Justicia, exigida por todo el país, y que estaba con la PDI virtualmente metida en su computador del ministerio.

EL “PETA” ES UN BUEN TIPO…

Por Marcelo Valdivia, VOXPRESS.CL

Felizmente, queda poco para el fin de este Gobierno, momento a partir del cual, a la hora de los balances, tendrán necesariamente que enumerarse la interminable lista de sus errores.

Entonces, se recordará que uno de ésos fue la permeabilidad de la Presidenta para no elegir a los mejores en cargos de responsabilidades ejecutivas. Su primer gabinete ministerial fue una mixtura de disciplinados soldados ideológicamente fieles y de amigos o amigas suyas.

En proporción a la magra gestión ministerial han sido pocas las remociones. Algunos de sus más cercanos tuvieron que irse por ineptitud profesional, como Alberto Arenas, o por haber ensuciado sus manos, como Jorge Insunza, o contaminado su confianza, como Rodrigo Peñailillo, su antiguo secretario personal y confidente.

La llegada de Rodrigo Valdés a Hacienda le dio un aire de categoría al gabinete y tras la renuncia de Jorge Bursos a Interior se pensó que lo iba a reemplazar un genuino jefe político, conocedor de los secretos del “muñequeo” y con la visión de estadista de la cual carece la Presidenta. No fue así: designó a Mario Fernández, el “Peta”.

La Mandataria no quiso volver a vivir las incomodidades que le originaron las privadas y públicas divergencias entre su titular de Interior y el Partido Comunista, el cerebro gris del programa de Gobierno. No era fácil dar con la persona que aceptara ser vicepresidente de la República y cabeza de todos los ministros pero castrado de su propio pensamiento político. Para el Gobierno fue tranquilizante la opinión del PC: “me garantizó (Fernández) que no hará pesar su condición de Opus Dei y que siempre se ha llevado bien con los comunistas”, sentenció Guillermo Teillier.

En una revisión rápida de antiguos ministros del Interior no se recuerda a otro que aceptase el cargo condicionado a no mandar y, menos, opinar. Mario “Peta” Fernández Baeza (69) es la excepción.

El sustituto de Burgos, como éste, es abogado de profesión, evita las entrevistas, elude a la prensa (“voy apurado” es su permanente excusa), no maneja las crisis y su falta de peso político es absoluta: las únicas dos veces en que ha emitido un juicio, “metió las patas”.

Nadie que lo conoce duda de que se trata de un buen tipo, y aún más, de un gran tipo. Sus viejos camaradas del liceo Óscar Castro de Rancagua lo recuerdan con cariño, al igual que sus compañeros de Derecho de la Universidad de Chile de Valparaíso y de Santiago. Aficionado al fútbol, no fue por la pelota que demoró años en ingresar a la educación superior y en titularse de abogado: fue su prematura y activa adhesión a la causa democratacristiana.

Fue en esos tiempos cuando se ganó el apodo de “Peta”, en alusión a un gran futbolista de Wanderers motejado así y con el mismo apellido, casi de idénticas estaturas.

¿POR QUÉ EL PESIMISMO Y EL DESALIENTO?

escaleras

Por Hernán Buchi, El Mercurio.

Cada cierto tiempo, la Presidenta Bachelet expresa opiniones que a primera vista son disonantes, pero que no pueden tomarse como dichas sin pensar. No tiene el carácter de otros políticos en quienes no sorprenden los sinsentidos. Cuando hace ya un tiempo expresó que cada día puede ser peor, probablemente es lo que realmente pensaba y lo que objetivamente sucedió para el común de los ciudadanos.

Durante las Fiestas Patrias indicó que el desaliento y el pesimismo no se justificaban y lo unió a que el resultado de las reformas de su gobierno será positivo. Reconoce que paulatinamente el pesimismo se ha extendido cada vez más en la ciudadanía, pero a la par nos expresa que el costo se justifica por lo que ella estima serán los beneficios de los cambios que la mayoría no ve.

Vale la pena entonces analizar si hay razones para el desaliento y cuál puede ser la perspectiva diferente de la Presidenta, que le permite aseverar que los cambios que ha precipitado serán, finalmente, positivos, ya que mientras ella piensa así, la mayoría percibe como más negativo el futuro en la medida que conoce detalles de la implementación de dichos cambios.

Al iniciarse el gobierno actual estaba claro que el ambiente especialmente favorable paraChile iniciado en su mandato anterior no duraría. El cobre volvía a niveles parecidos a los históricos, un poco más de US$ 2/lb y dejaba atrás los US$ 4/lb.

Pero a su vez, y con muy pocos períodos fuera de la tendencia, la productividad llevaba años perdiendo vigor. El esfuerzo debía ser doble si se quería generar condiciones para que el bienestar siquiera aumentando para todos, más aún en un ambiente de demandas crecientes.

Se tildó entonces de pesimistas a quienes comprendiendo lo anterior, y observando el empecinamiento del Gobierno en un programa contraproducente para el crecimiento, pronosticaron que era probable que este gobierno se empinara apenas al 2% de progreso durante su mandato. Pero esos pesimistas tenían razón. El crecimiento del año 2014 y 2015 fue de 1,9% y 2,3% respectivamente; la proyección para el 2016, ya jugado el año, es de 1,6 y las estimaciones para el 2017 rondan el 2%.

Los datos económicos de mayor frecuencia —ciertamente volátiles— no entregan luces de esperanza respecto de que esta tendencia cambiará. Las últimas cifras de evolución de la producción industrial para el mes de julio fueron -9,8% según Sofofa, y el INE destaca -1,8% en julio y 2,4% en agosto. Por su parte, las ventas reales del comercio del último trimestre móvil crecen 1,9% según el INE.

Es cierto que el país no ha entrado en una crisis macroeconómica, pero ninguno de los así llamados pesimistas lo planteaba, ni hoy ni hace un tiempo. La razón es simple. Tras largo esfuerzo, el país estableció un ordenamiento fiscal y monetario sólido, el sistema financiero, luego de la reconstrucción que sufrió a mediados de los 80, ha probado su solvencia y las empresas, fruto de años de trabajo de empleadores y empleados, son competitivas a nivel mundial. Estas bases impiden crisis como en el pasado, pero no son inmutables.

La historia muestra cómo, cuando el progreso es poco y las expectativas muchas, el sistema político termina erosionando dichas bases. El peligro de deslizarse por ese camino está hoy más cerca, tras los años de cuasi estancamiento que legará este gobierno.

Es importante para comprender a quienes sienten desaliento hoy que los efectos de la falta de progreso son paulatinos y tienen inercia, y por ello no se ven en tiempo presente. La encuesta Casen se diseñó en los 80 y su serie se inicia el 1987. El propósito principal era tener datos que ayudaran a una política de Estado que, superando visiones ideológicas, permitiera sostener esfuerzos para vencer la pobreza.

Más allá de las diferencias por los cambios metodológicos y de la introducción reciente de conceptos no compartidos por las distintas visiones que tienen opción de alternarse en el poder, los resultados no son lo optimistas que el Gobierno pretende sean o parezcan. En definitiva, nos prende luces, pues con menor crecimiento la tasa a la cual se reduce la pobreza también cae.

Es efectivo que a noviembre del 2015 el resultado entregado muestra una mejoría respecto 2013, de 14,4 a 11,7. Pero es una disminución menor que la de los años anteriores. Salvo cuando hay una crisis macroeconómica profunda, los procesos económicos sociales son de lenta maduración. Hoy todavía se están midiendo los efectos del crecimiento y del mayor empleo de los años anteriores a este gobierno. El cuasi estancamiento que este ha generado mostrará sus efectos en las mediciones que vienen y les corresponderá a los próximos gobiernos enfrentarlo.

Pero el pesimismo se justifica hoy no solo porque el progreso es bajo y se mantendrá así en el horizonte mediato. Si el país estuviera cambiando de rumbo y con ello se visualizara una reversión en la actual tendencia, otro sería el ánimo, y el desaliento desaparecería.

Como dijimos, el sector público y privado se han ganado —después de décadas— una posición sólida que aún no pierden, y que les permitiría responder rápido a un mejor ambiente. Sin embargo, no solo el Gobierno no rectifica en su empeño inicial, sino que mientras más se conoce el detalle de las leyes propuestas y su implementación, su impacto aparece agravado por su defectuoso y vacilante diseño.

No se ve fácil, entonces, que el pesimismo y desaliento que percibe la Presidenta cambien. Es preciso reconocer que existen muchas áreas que es necesario modificar para cambiar el rumbo y relanzar el crecimiento.

El ambiente antiprogreso se vino acumulando por años y por ello la productividad ha languidecido paulatinamente. El gobierno actual no solo no actuó en el sentido requerido, sino que profundizó más aún el daño. Sus políticas emblemáticas son las que más destacan en este sentido y pesan en las expectativas.

A pesar de sus múltiples cambios, la reforma tributaria sigue dificultando más que antes la labor de los emprendedores y presenta un campo minado para ellos por la discrecionalidad y facultades de la autoridad.

Los cambios en educación no permiten avizorar ninguna mejora en la calidad. Los primeros síntomas van en el sentido opuesto y basta ver la lamentable evolución del Instituto Nacional. Lo que sí subyace, en educación básica o media y se esboza en educación superior, es un camino para que aumente el poder administrativo del Estado con limitaciones crecientes a las opciones de los ciudadanos de elegir su destino. Ello, en un mundo en que la tecnología permitiría probar experiencias educativas nuevas, muy efectivas y de bajo costo.

Las normas laborales todavía no se aplican, pero es claro que en vez de facilitar la flexibilidad para el cambio que la vorágine tecnológica exige, crearán más rigideces, menor productividad y darán menor libertad a los trabajadores, generando un monopolio creciente para sus autoproclamados líderes.

Con lo que hoy vive la economía —y con las tendencias descritas en las políticas de gobierno—, no es fácil ver cómo cambiar de desaliento a esperanza.

Pero quizás en el breve resumen de sus decisiones emblemáticas está el germen de la seguridad de la Presidenta. Todas ellas significan un cambio de poder desde las personas, sean trabajadores, emprendedores o simplemente ciudadanos, al Estado, representado por los líderes políticos de turno o por cúpulas sindicales o estudiantiles.

Si ello lo ponemos en la perspectiva de varios representantes del oficialismo que han expresado que el propósito final de su gobierno es un cambio en las estructuras de poder de la sociedad como preludio a un futuro mejor, se entiende su seguridad y satisfacción, lo estarían logrando.

Los costos, según esta visión, valen la pena. Pero esta dialéctica ya la conocemos de sobra por experiencias pasadas nuestras o externas. Las consecuencias negativas son múltiples y con más razón, de ser así, es difícil que el desaliento y el pesimismo desaparezcan. Ser un país pobre es fácil y muchos lo saben hacer. No puede dejar de ser desalentador ver cómo de a poco volvemos a esa senda.

CORRUPTOS NATURALES

tb-en-esta-edicion2

Por Alfredo Bullard, El Comercio de Lima (Perú).

 

Juan tiene un carro y desea venderlo. Pone un aviso en el periódico. Luego de recibir la visita de varios interesados cierra el trato con Fernando. En el momento en que Fernando le está entregando a Juan los diez mil dólares pactados, Mauricio, un transeúnte, ve casualmente el pago. Se acerca donde Juan y le grita: “¡Es usted un corrupto!”. Sorprendido, Juan le pregunta por qué. Mauricio le dice: “Estás recibiendo dinero por entregar tu carro”.

Por supuesto que el incidente no tiene nada que ver con corrupción. Es una simple y vulgar compraventa en la que el propietario recibe un pago por lo que es suyo.

En realidad, la entrega de algo por un pago puede ser corrupción solo si lo que se entrega no es de uno.

El mismo Juan es ahora el administrador de un hospital estatal. Recibe recursos de los contribuyentes para brindar salud al público. Entonces, Juan acepta, por un pago, cambiar el orden de atención de los pacientes, o compra medicinas más caras a cambio de una comisión (con lo que habrá menos medicinas en el hospital). Ahora sí se convierte en un corrupto.

Dado que por definición los funcionarios se encargan de administrar lo ajeno, el uso de esos bienes o derechos ajenos para fines distintos a cambio de un pago es corrupción.

Y no solo son bienes. Si tengo derecho a poner un negocio en un local de mi propiedad y un funcionario de la municipalidad me niega la licencia de funcionamiento hasta que no le pague, está vendiéndome el derecho que ya tengo. Y si le da licencia a quien no corresponde por una coima, está vendiendo el derecho de los demás a estar libres de ciertos negocios en el barrio.

Si un juez vende una sentencia perjudicando a la parte que no le pagó, está vendiendo el derecho de esa parte a la contraparte. Y si tengo razón, pero me piden plata para dármela, me están vendiendo algo que es mío. En ambos casos se está robando a alguien lo que le pertenece.

Por eso, la frase de Proudhon “La propiedad es robo” está tan equivocada. En realidad, “La corrupción es robo”. Y para consumar este tipo de robo se usan mal los poderes que la ley le ha entregado al Estado. Entonces, el Estado es robo.

En otras palabras, la corrupción es la consecuencia de la falta de derechos de propiedad o titularidades bien definidas.

Así tenemos un primer punto para entender por qué siempre vemos corrupción en todos los gobiernos: el Estado es un mundo sin titularidades claramente definidas, donde mis derechos dependen de lo que diga, por un poder entregado por ley, alguien distinto al dueño de esos derechos: un funcionario.

Y aquí viene la razón por la que casos como el de Moreno se repiten en todos los gobiernos. Como dice el dicho, “el ojo del amo engorda el caballo”. Por tanto, la falta de amo lo adelgaza. El caballo en manos del Estado es un caballo sin amo.

Las personas tienden a buscar el interés personal. Cuando ese interés se junta con la propiedad, el resultado es su buen uso. Pero cuando se topa con la falta de propiedad o de derechos, el resultado es que los funcionarios tenderán a usar lo ajeno en interés personal. Antes que educación, seguridad, salud o licencias para los ciudadanos preferirán comprarse un auto, una casa o irse de viaje con su familia o amigos. Y es que la corrupción es connatural al Estado. Está en la esencia de su diseño crear los incentivos para corromperse.

Por eso todos los gobiernos fracasan al combatir la corrupción: los incentivos están precisamente al revés de donde deberían estar. La corrupción nace previamente al mal uso del poder. La corrupción nace de cómo se reparte el poder para decidir sobre nuestros derechos. Un corrupto sin poder sería un carterista metiendo sus manos en nuestro bolsillo. El poder y las leyes y regulaciones de las que lo deriva le facilitan la vida.

Cornelio Tácito decía: “Cuando más corrupto es el Estado, más leyes tiene”. En realidad, la relación causal es al revés: cuando más leyes tiene, más corrupto es. Así como la ocasión hace al ladrón, el poder hace al corrupto.

POR LA BOCA MUERE EL PEZ

POR LA BOCA MUERE EL PEZ

-Se requería de un amplio apoyo transversal para aprobar la “ley corta” electoral y como no existió ese ánimo en los partidos, el Gobierno decidió retirar el proyecto” (Marcelo Díaz (PS), ministro vocero de La Moneda).

-Nunca hubo un plan B para la “ley corta” porque tampoco hubo un plan A…(Mario Fernández (DC), ministro del Interior).

-Antes de enviar el proyecto electoral al Congreso se debieron adoptar medidas en contra de los responsables políticos y no se hizo (Aldo Cornejo, diputado DC pro Bachelet).

-Después de este chascarro, alguien del comité político de La Moneda tendrá que pagar con su cabeza (Jorge Pizarro, senador DC pro Bachelet).

-Fue un tremendo error político haber retirado el proyecto y más aún haber dejado en evidencia otro ejemplo de división en la Nueva Mayoría (Osvaldo Andrade (PS), presidente de la Cámara).

-Éste proyecto, independiente de la sanción a los responsables, tenía que haberse aprobado, y rápido, pero la oposición lo dilató hasta hacerlo fracasar…(Juan Luis Castro, jefe de la bancada socialista).

-Este nivel de inoperancia no resiste más y debe haber un profundo cambio de gabinete (Alfonso de Urresti, senador PS).

-Esto de haber retirado el proyecto de “ley corta”, guardar silencio y no sancionar a la responsable mayor, la ministra de Justicia, es como irse para la casa y dar por finalizado el Gobierno (Gabriel Boric, diputado independiente de izquierda por Punta Arenas).

-Desde agosto, el Gobierno tenían en sus manos el problema originado en el Registro Civil y no hizo nada porque es un Gobierno inepto e incompetente (Hernán Larraín, senador y presidente de la UDI).

-Aunque la “ley corta” la hubiésemos ganado por apenas un voto, igual no se habría recuperado la confianza de la gente (Ricardo Lagos Weber (PPD), presidente del Senado.

-A raíz de esta situación originada exclusivamente por el Gobierno, las lecciones municipales se van a judicializar porque cualquiera que se sienta perjudicado va a impugnarlo todo (Cristián Monckeberg, diputado y presidente RN).

-Desde el retorno a la democracia, éste es el peor atentado a la fe pública (Luis Bates, ex ministro de Justicia).

DOS AUTÉNTICAS PROFESIONALES

TVEO

tveo2

Por Imelda Rabbia, licenciada

en Comunicación Audiovisual

Es gratificante para el amplio espectro de telespectadores que tienen por costumbre ver noticieros y programas periodísticos, comprobar que hay excepciones en el océano de ineptitudes en que se ha transformado esta área.

Se trata de dos jóvenes profesionales periodistas, ambas pertenecientes al área de Prensa de TVN: Andrea Aristegui y Patricia Venegas. En general, con sus noticieros, el canal estatal no ha logrado hacer realidad su presumido slogan de que “el periodismo está en TVN”.

De hecho, las mejores informaciones generadas en Prensa de TVN están en su señal por cable y, por tanto, sin acceso a quienes carecen del servicio pagado. Su informativo del mediodía más se parece a un matinal por su liviandad, casi infantilismo y desorden, con una pareja desbalanceada de conductores. Gonzalo Ramírez, serio y no chacotero, sobresale en este rol por sus certeros comentarios, pero su compañera Carolina Escobar es un adorno que picotea opiniones para demostrar que domina los temas, cuando queda a las claras que no es así.

El noticiero central, o nocturno, no logra consolidarse ni concentrar sintonía porque la presencia de Matías del Río no ayudó al rating, como se creyó, y la dureza de Mónica Pérez no cuaja con los requerimientos de la audiencia.

Los conductores/animadores de los noticieros tienen que ser completos: no sólo ser considerados “rostros”   —que es lo de menos–, sino ser muy informados, conocedores a fondo de la actualidad, de muy buena expresión oral y claridad de conceptos, ello al margen de lucir estéticamente bien.

En este sentido, frente a la innecesaria moda de leer de pie en el telepronter, se descuida la postura corporal: ninguna dama luce bien con sus piernas abiertas.

Este par de profesionales tiene  el particular plus de saber entrevistar y dominar la técnicas de las preguntas y la contra respuesta.

Cualquiera de las dos tendría que estar, hace rato, en la conducción compartida o en solitario de los noticieros más importantes del canal en su señal abierta. En la actualidad, ninguna otra estación puede sentir orgullo y darse el lujo de tener a dos grandes profesionales como ellas, y, por lo mismo, tiene que aprovecharlas y sacarles el jugo, una situación que no parece darse en ninguna de sus otras áreas.

N°1, EL DIRECTOR DEL SERVEL

HUEVO PREMIUM

1.- Patricio Santa María, director nacional del Servicio Electoral (SERVEL), quien tras las elecciones municipales, declaró, muy ufano, que se trató de “un proceso ejemplar, transparente y realizado con toda normalidad”.

Las expresiones del funcionario (DC)  parecieron una burla frente al país, consciente toda la población de las anomalías en el padrón.

director-servel

Miles de ciudadanos con derecho a voto se quedaron sin hacerlo por haberlos cambiados arbitrariamente de domicilio y vocales de una comuna tuvieron que desempeñar dicho rol en otras muy distantes a su circunscripción.

Lo que superó todo  lo imaginable fue la designación como vocal de un menor de edad con discapacidad mental.

2.- Jaime Campos (PR), flamante ministro de Justicia, que con la mejor cara de palo se desmarcó de una denuncia de que es socio del estudio de abogados que presta servicios a la empresa tecnológica Morpho, causante del masivo cambio de domicilio sin consulta por parte del Registro Civil.

jaime-campos

Al depender de su cartera el Registro Civil, el ministro Campos es el encargado de indagarlo porque el “error” de haber cambiado a medio medio millón de personas sin consultarlas, generó un problema mayor al padrón electoral y en víspera de las elecciones municipales.

De hecho, Campos partió por no renovarle el contrato al director del Civil, Luis Acevedo, pero no podrá hacer lo mismo con Morpho. El ministro afirmó que sólo tiene una comunidad de techo con dos colegas, siendo que en Internet aparece como socio del estudio Zúñiga, Matus y Campos.

3.- Francisco Vidal (PPD), profesor de Historia, académico universitario y cientista político, quien públicamente pronosticó que la Nueva Mayoría ganaría 4-0 a la oposición en las elecciones municipales.

fco-vidal

El ex ministro de la Concertación y panelista de un programa de TVN que lo obliga a ser responsable en sus juicios, vaticinó que la Nueva Mayoría iba a ganar en número de alcaldes, número de concejales, en votos de alcaldes y en votos de concejales.

El resultado fue exactamente al revés y su anunciado 4-0 fue a favor de la oposición.

4.- Marco Enríquez, candidato presidencial del PRO, quien vio prácticamente derrumbarse a su partido político, luego de perder miles de votos respecto a las anteriores elecciones municipales (2012).

meo

En un discurso después de las elecciones, Enríquez declaró que su dura derrota electoral con pérdida de alcaldes y concejales se debió a que por micho tiempo guardó silencio por su vínculo con facturas falsas de SQM, evitando referirse que su antiguos adherentes lo castigaron precisamente por sus malas prácticas.

Prueba de ello es que una de las candidatas con votación nacional en las elecciones del 2012, Marisela Santibáñez, terminó con la tercera mayoría para la alcaldía de San Bernardo.

5.-Mario Fernández, ministro del Interior, quien ni siquiera hizo el amago de solidarizar con su partido, la DC, cuando su presidenta rompió relaciones con La Moneda.

La senadora Alejandra Goic manifestó que su partido no concurrirá a reuniones oficiales con el Gobierno, ya sea en La Moneda o en el Congreso Nacional, mientras el Ejecutivo no cambie de actitud, en especial por el trato que se le da a su colectividad.

La DC se enojó con Bachelet porque sacó del gabinete a Javiera Blanco.

mario-fernandez

Goic especificó que puntualmente no asistirá  a las reuniones del Comité Político, del cual es el jefe su camarada Mario Fernández.

Frente a tamañas acusaciones, lo menos que se esperaba del correligionario Fernández era dar un paso al costado, al menos por simbolismo. Al no hacerlo, ratifica la crítica de muchos que lo califican de “simple adorno”.

LEY CORTA ANTI CONSTITUCIONAL

No fue el ambiente adverso que existió entre parlamentarios de la Nueva Mayoría lo que impulsó al Gobierno a retirar el proyecto de “ley corta” para arreglar el desaguisado que dejó el Registro Civil en el padrón electoral por cambios de domicilios inconsultos.

nuevamayoria

Oficial y formalmente, la determinación de no perseverar se adoptó en el Comité Político de emergencia al que convocó la Presidenta para la mañana siguiente (miércoles 19 de octubre). En esa instancia, el ministro del Interior y abogado constitucionalista sostuvo la tesis de que “es más probable que improbable” que el Tribunal Constitucional, que debía visar el proyecto de aprobarse, lo echase abajo.

En La Moneda aún pena lo ocurrido con la reforma laboral original y para ahorrarse un bochorno similar, se resolvió anunciar oficialmente su retiro.

MUNDO GAY: NO A GUILLIER

Llamadas telefónicas, correos electrónicos y reuniones informales ha generado entre los líderes de los diferentes movimientos y Fundaciones del mundo gay la eventualidad de que el “independiente” Alejandro Guillier se acerque a una eventual carrera presidencial.

Un conocido dirigente homosexual advirtió que “el señor Guillier nos debe profundas explicaciones por su comportamiento persecutorio en contra del juez Calvo”.

guillier

El presidente del MOVILH rectificó a la encuesta CASEN que concluyó que un 1% de la población chilena se considera gay, aclarando que dicho número oscila entre un 7% y un 10%, lo que incide poderosamente en cualquiera elección.

Guillier, siendo jefe de Prensa de CHV, ordenó un seguimiento con cámara oculta a Daniel Calvo, entonces ministro de la Corte de Apelaciones y a cargo de la investigación del caso Spiniak. Su objetivo era certificar acaso asistía al mismo sauna gay donde era cliente el abusador de menores.

Por su acción, Guillier fue formalizado por la justicia, pero para evitar ir a juicio leyó una disculpa pública, justificándose. El resto de su equipo periodístico tuvo que pagar los platos rotos.

LAGOS-INSULZA: “AMIGUIS” DE NUEVO

Las aspiraciones presidenciales de ambos distanciaron a dos viejos amigos que trabajaron juntos y compartieron muchas confidencias: Ricardo Lagos y José Miguel Insulza.

amiguis

Las relaciones se trizaron cuando Insulza comentó que “Lagos tiene un programa a 20 años, siendo que los problemas del país son de hoy”. El ex Presidente quedó muy molesto con dichas declaraciones y, luego, fue el ex canciller quien se enojó cuando su partido anunció llevar candidato en conjunto con el PPD y sin pasar por primarias.

Tras gestiones de Isabel Allende, presidenta del PS, ambos se juntaron para conversar….aunque es un misterio acaso se abuenaron.

DESPROLIJIDAD

Fue tan a la rápida y casi improvisado el “cambio” de gabinete que hizo la Presidenta de la República (miércoles 19 de octubre) que se pasaron por alto las normas mínimas que exige el protocolo.

Primero juró el nuevo ministro de Energía, luego lo hizo el de Justicia y el último turno fue para la flamante titular de Bienes Nacionales, Nivia Palma.. Tras firmar el decreto, la recién asumida esperó estérilmente el saludo de mano tradicional de la Mandataria, pero éste nunca llegó, de tal modo que, sonrojada, se retiró, haciendo un par de reverencias al más puro estilo asiático para integrarse al grupo.

senora

Tanto apuro de Bachelet, que la llevó al extremo de no saludar a la nueva ministra, se debió a que estaba más preocupada de despedirse del renunciado Pacheco y de hablarle cosas bonitas a su amiga Javiera Blanco, que la había acompañado desde la campaña presidencial.

EDUCACIÓN SEXUAL

En un colegio bilingüe de Chicureo, que también tiene una sede en Las Condes, semanalmente los alumnos y alumnas reciben clases de educación sexual, tal como lo establece el MINEDUC, ello con el beneplácito de los apoderados.

Como el colegio es laico, nadie impugna que se hable libremente del tema sexual en las aulas y que se den lecciones, por ejemplo, del buen uso de los preservativos. Pero una mamá reclamó por estimar que existía “machismo” al instruir a las niñas sobre cómo deben colocarse los condones, utilizando como modelo envases de desodorantes rollo con que cada una debe llevar desde sus casas.

educacion-sexual

La apoderada reclamó que son los varones lo que deben aprender a ponérselos y no las niñas, pero le respondieron que dicha lección es parte de la prevención de los embarazos…, o sea, responsabilidad de las niñas.

HUMOR

como-hago-para-saber-si

MUJERES

-¿Qué hacen tres mujeres que se quedan solas en una isla desierta?

-Se juntan dos de ellas y despluman a la otra…

HABLA

-Mi mujer hace como que no me habla…

-Entonces, tú haz como que no le contestas…

TV

De improviso, el esposo, en la cama, se abalanza sobre su mujer que está absorta viendo TV, y se revuelca a su lado.

-¡Uy, mi amor, qué cariñoso, que fogoso que se puso!

-No, nada que ver…¡Ando buscando el control remoto!

AMARGURA

-Hay mujeres tan amargadas que algo les faltó en sus vidas…

-¿Cómo qué?

-De niñas, un buen abrazo…

¿Y de adultas?

-Sexo…

IDIOMAS

-¿Cuántos idiomas hablas?

-Cinco…

-¡Cinco, qué bárbaro! ¿Y cuáles son?

-Español, groserías, leseras, vaguedades y ofensas…

pero-si-acabo-de-decirte-que-te-amo

VENGANZA 1

Hoy mi hija cumple 18 años… y estoy muy contento porque es el último pago de pensión alimenticia que le doy, así que la llamé  para que viniera a mi casa y, cuando llegó, le dije:

-Hijita, quiero que lleves este cheque a casa de tu mamá y que le digas que éste es el último maldito cheque que va recibir de mí en todo lo que le queda de vida y quiero que me digas la expresión de su rostro.
Así que mi hija fue a entregar el cheque. Yo estaba ansioso por saber lo que la bruja tenía que decir y qué cara pondría.
Cuando mi hijita volvió, le pregunté:
-¿Qué fue lo que te dijo tu madre?
-Me dijo que justamente estaba esperando este día para decirte que no eres mi papá…

VENGANZA 2

Un hombre que siempre molestaba a su mujer, pasó un día por la casa de unos amigos para que lo acompañaran al aeropuerto a dejar a su esposa que viajaba a París.
A la salida de inmigración, frente a todo el mundo, él le desea buen viaje y en tono burlón le grita:
-¡Amor, no te olvides de traerme una hermosa francesita!
La mujer pasó quince días en Francia.
El marido otra vez pidió a sus amigos que lo acompañasen al aeropuerto a recibirla.
Al verla llegar, lo primero que le grita a toda voz es:
– Y, amor ¿me trajiste a mi francesita?

– Hice todo lo posible -contesta ella- y ahora sólo tenemos que rezar para que nazca sanita.
VENGANZA 3

El marido, en su lecho de muerte, llama a su mujer. Con voz ronca y ya débil, le dice:

– Muy bien, llegó mi hora, pero antes    quiero hacerte una confesión.
– No, no, tranquilo, tú no debes hacer ningún esfuerzo.
– Pero, mujer, es preciso -insiste el marido- morir en paz. Te quiero confesar algo.
– Está bien, está bien. ¡Habla!
– He tenido relaciones con tu hermana, tu mamá y tu mejor amiga.

– Lo sé, lo sé, y por eso te puse veneno en la comida, querido.

 

ACCIDENTE

-Señor, ¿quiere ser Testigo de Jehová?

-¡Cómo se le ocurre, si ni siquiera he visto el accidente!

 

VIOLENCIA

-Dijo la profesora que la violencia en los niños nace en el hogar…

-¿Qué se cree esa tonta estúpida, ah?

los-declaro-marido-y-mujer

EL “NO” A LA IMPUNIDAD

Por Raúl Pizarro R., VOXPRESS.CL

El periodismo mundial, irremediablemente comprometido con la izquierda –empeñado hoy en una odiosa y discriminatoria campaña contra Donald Trump por su pecado de ser capitalista y millonario–, reaccionó con inusitada subjetividad tras el veredicto del pueblo colombiano que, en un plebiscito totalmente democrático, votó en contra de un acuerdo de paz entre su Gobierno y la guerrilla narco/comunista FARC.

El mensaje que el periodismo internacional envió a los consumidores de noticias del mundo es que los conservadores colombianos liderados por el ex Presidente Álvaro Uribe impidieron que se terminase la cruel guerra de 50 años entre el ejército regular del país y los subversivos, poco menos que un puñado de idealistas.

Éstos se especializaron en secuestros selectivos, cometieron todo tipo de violaciones a los derechos humanos, causaron 300 mil muertes y obligaron a millones a huir desde las zonas en conflicto.

El actual Presidente, Juan Manuel Santos, y los cabecillas de los insurgentes llegaron a un pacto de paz, luego de innumerables encuentros en La Habana, capital de la comunista Cuba, impuesta por las FARC como “sitio neutral” para llevar a cabo las negociaciones. El maestro de ceremonia de tan desniveladas conversaciones fue Raúl Castro, quien con sus propias manos ejecutó a centenares de compatriotas que se oponían a su dictadura.

Fueron meses de propuestas y contrapropuestas para materializar algún tipo de arreglo para poner fin a las hostilidades, y cuando se informó que éste se sellaría con un gran acto en isla Margarita, el mundo quedó perplejo al conocer las condiciones de  las FARC para firmarlo.

A cambio de que la guerrilla no siguiese exterminando compatriotas, el Presidente Santos aceptó que ningún insurgente fuese a la cárcel por sus asesinatos, que formasen un partido político, que recibieran compensaciones económicas  —algo así como una jubilación— y que se les asegurase cupos, sin votación, en el Congreso.

No conformes, los guerrilleros impusieron al Gobierno colombiano consagrar que el acuerdo no podía ser revisado ni modificado a futuro por autoridad alguna, sino exclusivamente por ellos mismos…

DIGA ¡NO!: CONCURRA A VOTAR

Por Enrique Rivera V., VOXPRESS.CL 

En la elección municipal anterior, una alcaldía por años emblema de la oposición a la izquierda, cayó en manos de una de las más desclasadas devotas de dicha ideología y hasta con un breve paso por un movimiento subversivo.

Causa clave de la pérdida de dicha comuna fue el convencimiento de sus vecinos de que, porque sí y ante sí, la alcaldía estaba asegurada. Una mayoría que pudo evitar esa caída se quedó en casa, en tanto la izquierda ordenó el cambio de domicilio masivo de sus adherentes para capturarla.

Hoy, específicamente este 23 de octubre, el país se enfrenta a un desafío todavía más trascendental que el anterior, porque tiene, en el ejercicio cívico de sus derechos, la formidable oportunidad  de gritarle a la autoridad que lo han hecho mal, que rechaza sus métodos y que aspira a que Chile caiga en manos de genuinos servidores y no en las de dóciles sirviente de un totalitarismo destructivo..

Se decía que las elecciones municipales tienen  una particularidad que la distinguen del resto: el vecino vota prescindiendo de la sensibilidad política del candidato. Tal vez, ello pudo ser circunstancial y se materializó en casos muy particulares de los llamados “clientelismos”. Pero la situación actual es otra, tremendamente delicada, y debe, esta elección, convertirse en una instancia ciudadana para envía una señal al Gobierno.

Los independientes puramente químicos no existen y todos los postulantes tienen relativa o mucha identificación con un sector político. Al igual como el oportunista Alejando Guillier, un izquierdista de toda la vida y bacheletista incondicional, no pocos postulantes a un sillón edilicio o del Concejo Municipal se han enmascarado para engatusar a los votantes.

EL OPTIMISMO, SEGÚN BACHELET

Por PIRI, VOXPRESS.CL

El pesimismo es la propensión a ver y juzgar las cosas en su aspecto más desfavorable; el optimismo, en contraste, es la tendencia a percibir todo desde  una perspectiva positiva.

No es un acto de magia transformar el pesimismo en optimismo, o viceversa, sino ambas situaciones son consecuencia de algo, de realidades.

Al momento de presentar, en una escueta cadena nacional, el Presupuesto de la Nación 2017, la Presidenta llamó a los chilenos a que tras transformasen su pesimismo en optimismo. Digamos, de paso, que las anunciadas cuentas públicas para el próximo año serán escuálidas y sus recortes afectarán a millones de ciudadanos.

Semanas antes, el 18 de Septiembre, la Mandataria había comentado su extrañeza porque, a su juicio, “no existen razones para el clima de pesimismos que hay en el país”. Más recientemente, en un Consejo de Gabinete, se jactó sarcásticamente de que “cada vez que voy al supermercado sólo me encuentro con el 15%”, en una alusión a su bajo nivel de aprobación, sugiriendo que en la calle toda la gente la respalda.

Tanta confusión en la mente de la Jefa de Estado hay que atribuirla a su trágica existencia, sólo comparable a la de un condenado a muerte: sabe su final y nada puede hacer para cambiarlo. Hay quienes, compasivamente, la entienden porque entienden que sus aliados políticos –los mismos que peregrinaron a Nueva York para convencerla de que los liderase– la han dejado sola.

Quienes la utilizaron para recuperar sus respectivas cuotas de poder, hoy la asumen hoy como un ser contagioso que transmite sus males. Porfiadamente, ella rechazó el 2015 una alternativa que bien podría tener al país ya en recuperación, con crecimiento e inversiones de vuelta y con las confianzas reestablecidas: su renuncia. No lo hizo y optó por vivir este calvario del rechazo popular que en un año no ha bajado del 70% y que nada le resulte o le resulte mal.

Fue acompañante en el acuerdo de paz del Gobierno colombiano con las FARC y éste fracasó; presentó una querella contra una revista para limpiar su imagen y debió retirarla para evitar una derrota judicial; Hacienda le redujo a cero el presupuesto para su iniciativa regalona del “proceso constituyente” y nunca, en todas las Paradas Militares que ha presidido sufrió, como ahora,  el chascarro de empaparse anteojos y ropa con la chicha del cacho de borde bronceado.

LA FIEBRE POR “SERVIR A CHILE”

Por VOXPRESS.CL

Hace apenas unos meses, ningún político aparecía interesado en suceder a Michelle Bachelet en La Moneda. También hace unos meses se daba por descontado que “cualquiera pelea” iba a estar sólo reducida a Sebastián Piñera –el perpetuo candidato presidencial desde el mismo día en que dejó el poder en marzo de 2014–, y Ricardo Lagos, siempre asumido como el estadista moderado de izquierda pero respetuoso de los privados.

Sin embargo, bastó que éste lanzase oficialmente su candidatura para que surgiera un apetito voraz en varios políticos que se sienten con los méritos y las competencias para “servir a Chile”. Tal irrupción de interesados se basa en sondeos de opinión que reiteran latamente que la gente está aburrida de los mismos y que desea caras nuevas opcionales a sus intereses.

Si bien las encuestas son una referencia y no tablas matemáticas, hay que disociar los políticos tradicionales del aproximado 50% de abstención que se proyecta para las elecciones municipales de este domingo 23 y para las parlamentarias y presidencial del 2017. Esta porción de quienes rehúsan votar es la misma que pide renovación de candidatos y no más de los mismos.

Se calcula que el espectro de sufragantes se remitirá a quienes realmente les interesa ejercer su derecho ciudadano, y este porcentaje es el que evita aventuras y privilegia las sabidas cualidades de los aspirantes por mínimas que sean.

Esta percepción fue confirmada por las primarias legales internas pre municipales realizadas en junio: pese a su insignificancia dieron un dato esclarecedor en cuanto a que los más votados fueron los partidos tradicionales. La UDI, DC y PS, en este orden.

Los reales interesados en participar en estos procesos no varían sustancialmente sus adhesiones y se inclinan por pájaros conocidos por sobre los por conocer.

Si se examinan las irrupciones de candidatos presidenciales es fácil detectar que la mayoría de ellos son aprovechadores de circunstancias puntuales, y de ahí que, pese a pasajeras apariciones en las encuestas, se les considere de un nivel menor o muy menor respecto a los dos ex Presidentes de la República, cuyas virtudes y defectos en la conducción del país son conocidos. Aplaudidos o criticados, pero conocidos.

Del resto de aspirantes no se sabe lo que piensan ni entienden  sobre la problemática global del país. Hasta ahora son sólo fruto del espacio que siempre concede el oportunismo político.

Veamos.

Para esquivar a como dé lugar algún compromiso con Lagos, el Comité Central del PC maneja dos opciones: Alejandro Guillier, alentado por su fracción renovadora, y Daniel Jadue, favoritode las facciones tradicionales y ortodoxas de la colectividad.

El primero es un senador bacheletista que se denomina  independiente, promotor de las Isapres y que fue perseguido por la justicia a raíz del caso del juez Calvo. Sin relevancia en el Congreso, hace poco votó a favor de la ley mordaza siendo periodista. El PR le está haciendo su programa de Gobierno, pues él ha sido incapaz de hilvanar, siquiera, indicios de su propio pensamiento político.

El segundo es un disciplinado militante PC (“hago lo que ml partido me ordene”) que se hizo popular por ser el creador de las farmacias comunales. Y eso es todo.

Los dos socialistas con hambre de acceder a La Moneda son Isabel Allende Bussi y José Miguel Insulza. Lo más relevante en la vida política de ella es ser hija  de Salvador Allende, y del ex ministro y canciller aliado de Lagos se conocen su “muñeca” y capacidad negociadora, con el aditivo reciente de que es partidario de una gran coalición incluido el PC, algo que puede resultar diferenciador para sus aspiraciones.

El otro gran interesado es l diputado Jorge Tarud (PPD), partido que mayoritariamente respalda a Lagos y que no se pronuncia sobre sus públicos deseos. Su única plataforma es su dura postura en defensa de la soberanía.

LAS MUJERES QUE A NADIE IMPORTAN

Por Osvaldo Díaz, VOXPRESS.Cl

Si algo que habrá que agradecerle a la abogada Solange Huerta (Universidad de Chile) es que se tomó la molestia, al menos, de contar las muertes ocurridas por años al interior de los centros de internación y hogares del SENAME.  Su informe demoró porque debió ordenar a 100 funcionarios revisar una a una las carpetas archivadas hasta encontrar las identidades de niños, jóvenes y adultos (?) fallecidos, entre ellos 210 que fueron sepultados sin siquiera conocerse la causa de sus decesos.

Aunque resultó algo repugnante, reapareció la ministra de Justicia, tras un largo y cómplice silencio, para elogiar el anuncio de la Presidenta de entregar urgentes recursos al SENAME para “derrotar la indolencia”, la misma en que tuvo parte activa su regalona secretaria de Estado.

La reacción del Gobierno a esta tragedia del SENAME fue similar a la que tuvo después de la espontánea explosión de disconformidad con las AFP: apenas las calles se repletaron de manifestantes que exigen su fin, la Presidenta puso de inmediato en agenda esta injusticia histórica de las pensiones.

La reforma o fin de las AFP´s había sido archivada por el Gobierno.

Ahora, acosada por las escalofriantes denuncias y por la censura de UNICEF, surgió por primera vez una voz honesta que le importan los muertos y reveló sus nombres y las causas  —muchas aún en el aire–: su flamante directora Solange Huerta.

Hasta esta fecha, el Gobierno para nada había considerado al SENAME y menos lo consignó en su programa.

Ahora, la Presidenta salió a anunciar el envío urgente de $ 2.500 millones a dicho servicio y la separación de menores infractores de inocentes requirentes de protección. Esta iniciativa la dejó lista el anterior Gobierno, pero éste lo desechó “para no copiarle a la derecha”.