Monthly Archives: August 2016

BACHELESISMO

Por VOXPRESS.CL

A confesión de parte, relevo de pruebas. El ministro de Energía, Máximo Pacheco, graficó en toda su magnitud el catastrófico resultado que para la Presidenta, su Gobierno y la Nueva Mayoría tuvo la encuesta CEP. Dijo que “nuestro error fue creer que al hacer descansar todo en su nombre estaba todo arreglado”.

En la consulta de opinión más importante del país  —porque no toma fotografías de períodos específicos—, Michelle Bachelet batió todos los record de impopularidad: tuvo apenas un 15% de respaldo ciudadano; es la de menor aprobación de Sudamérica, superando incluso al dictadorcillo Nicolás Maduro (21%); un 50% de quienes se confiesan de izquierda impugna su gestión  y nunca antes, en la historia democrática del país, un Presidente había tenido tan asombroso nivel de rechazo.

Tras estos datos catastróficos, la conclusión del ministro Pacheco fue definitiva y lapidaria: “con un 15% de aprobación a la Presidenta es imposible gobernar un país”.

Toda su gestión, desde el primer día, se ha orientado a la consecución de este desastroso final y su escueta reacción a esta verdadera tragedia para ella así lo confirma: “este 15% me estimula más a trabajar con gran fuerza para seguir tras el cumplimiento de las promesas que le hicimos a la gente”.

Descompuesta, la Nueva Mayoría, la misma que se organizó para a través de ella, recuperar el poder, a excepción del PC culpó a La Moneda del desastre, en la más desvergonzada de las reacciones, ya que, como si nada, olvida que no sólo fue su candidata sino también es su Presidenta y que la coalición está en la misma vereda y no en la de enfrente.

La Nueva Mayoría, como alianza gobernante, obtuvo un 8% de aprobación, varios puntos más abajo que el opositor Chile Vamos.

¿Qué ocurrió que el bacheletismo terminó transformándose en este bachelesismo? Algo muy simple: la deformación fetal del conglomerado de Gobierno.

Bachelet se fue derrotada por Sebastián Piñera con un 50% de aprobación popular en marzo del 2010, sin duda todo un fenómeno. De buenas a primera costaba hallar una explicación para que una izquierdista que le entregó el poder a la derecha se fuese a su casa con tan alto nivel de respaldo. Por lo mismo, su nombre afloró como la única opción de que la izquierda volviese a La Moneda.

Ése fue el bacheletismo: un fenómeno atípico, absolutamente personal, generado por la afinidad que esta mujer originaba en los mayoritarios sectores medios/bajos de la población. Su sonrisa perenne, su semblante de bondad casi maternal,  ese aire de mujer común y corriente, con blazers colorinches, algo de gordura y con un bamboleo para caminar sobre tacos medios, la mimetizaron con el resto de la población.

Sin conocimientos políticos, sin liderazgo, sin el don de la palabra, sin habilidad para dirigir a un país y menos aún con algún tipo de trayectoria, arrasó el 2005 como igualmente lo hizo el 2013.

Su gran decisión política, y finalmente fatal, que adoptó es la que hoy tiene al bacheletismo sustituido por el bachelesismo: para aceptar la segunda candidatura exigió, como garantía para ser electa, ampliar la plataforma electoral hacia todos los extremos de la izquierda.

Asumió erróneamente que el calentamiento social que le hizo la vida imposible a Piñera debía aprovecharlo y reclutó a los más radicales reformistas para construir el “nuevo Chile” en cuyo intento había fracasado Salvador Allende.

MÁS AJÍ A LA INCERTIDUMBRE

REBARAJE PRESIDENCIAL EN LA IZQUIERDA

Por Raúl Pizarro R., VOXPRESS.CL

Otro de los efectos inmediatos que originó la consulta electoral del CEP apuntó al corazón mismo de las cartas que está jugando la Nueva Mayoría para intentar retener el poder después de este catastrófico Gobierno.

Al nerviosismo natural originado en la Nueva Mayoría por el alto índice de indecisos (62%) hay que sumar  el anuncio de la DC de llevar candidato propio a primera vuelta y la decisión de la izquierda dura de agruparse en un contingente distante del oficialismo.

Este camino propio del extremismo afecta directamente la opción de Ricardo Lagos, pues puede ver perforada su plataforma de eventuales electores. Su amigo y asesor Ernesto Ottone ya había advertido que “aún no están los votos necesarios” y menos ahora que se disipó su ilusión de conquistar a la izquierda ultra.

Para mayor incertidumbre, la CEP le puso más ají a la carrera presidencial del oficialismo, al ubicar al ex Presidente sólo con un 5% de preferencia y superado por un independiente de izquierda  —Alejandro Guillier— y por el opositor Sebastián Piñera.

El panorama, que se advertía oscuro, se puso más negro aún por los niveles de incertidumbre que se vislumbran: un 62% de los encuestados no sabe por qué candidato se inclinará. Inclinar a este amplio margen de indecisos lo decidirán las respectivas campañas llegado el momento.

Quien primero dio señales de cuáles podrían ser los efectos de la CEP en la estrategia electoral oficialista fue José Miguel Insulza (PS), quien de inmediato saltó para anunciar estar dispuesto para la contienda electoral en caso de que se lo pidan. El actual agente ante La Haya por la demanda boliviana ha estado permanentemente al acecho, a la espera de la decisión final de Lagos y en términos futbolísticos podría considerarse que es su suplente.

Él, en la encuesta del CEP, aparece inmediatamente detrás de Lagos y por arriba de Isabel Allende. Ésta, con apenas un 1%, fue emplazada por un sector de su partido para que defina a la brevedad si será o no candidata.

Hasta hace poco se decía que el plus de Insulza era su disposición a ir a primarias, al revés de Lagos que aspira a una candidatura consensuada. Pero ahora, con los remezones y el derrotismo al interior de la Nueva Mayoría, una eliminación previa parece inoficiosa.

El entorno de Lagos Escobar aminora el impacto de su 5% de respaldo que certificó la CEP en el hecho de que no ha realizado signo alguno de campaña “porque no es candidato”. Pero, de ser válido, dicho argumento podría aplicarse a Alejandro Guillier, quien impulsado por el PR enarbola la bandera de los independientes de izquierda y aparece encabezando las preferencias.

Guillier está donde está porque surge como cara nueva, aunque no lo es, y porque la izquierda lo asume como una opción, al carecer de una sólida carta propia. Hay que agregar que por años tuvo una gran exposición pública como conductor de noticias en varios canales de TV.

Se le debe considerar un pasajero transitorio en esta carrera presidencial, porque apenas surja el fuego de la campaña electoral no será capaz de resistir impactos que seguramente le darán bajo la línea de flotación.

LA RUTA DEL ADIÓS SON RUINAS

AHORA ¿QUÉ QUEDA?: IRSE

Por PIRI, VOXPRESS.CL

Perdonando las distancias y las dimensiones, el panorama que está viviendo el Gobierno es imposible no retrotraerlo a esas impactantes imágenes de fines de la Segunda Guerra Mundial cuando los alemanes, desmoralizados por la inminente derrota, eran arengados desde la amagada Berlín a que resistiesen y confiaran en la victoria.

Llegan a ser conmovedores los esfuerzos de Bachelet y su reducido entorno por convencer, según ella al país, de que cumplirá todo lo que le prometió “al pueblo” cuando entró por segunda vez a La Moneda.

Resultó lastimera su reacción ante el fervor popular por exigir el término de las AFP. En un genuino manotazó de ahogada, se colgó del sentir de la gente primero para proponer su insólito salvavidas de una AFP estatal  –proyecto archivado por meses— y, posteriormente, anunciar que “estamos trabajando en mejorar las pensiones”.

Cualquier individuo medianamente informado recuerda que con la llegada de Rodrigo Valdés se congeló cualquiera iniciativa vinculadas a las jubilaciones por la carencia de recursos fiscales. Claramente, la intención presidencial fue dejarle ese “cacho” al nuevo Gobierno, pero el estallido social por las pensiones obligó a la Presidenta y a su comité político  —con Hacienda de por medio— a “subirse al chorro” en busca de aminorar el abrumador rechazo ciudadano.

Pero a la Presidenta nada le resulta: en cosa de horas tuvo a los anti-AFP en su contra y le anunciaron un gigantesco paro nacional y con movilización de camioneros incluida.

Para amortiguar el escalofriante drama del Sename, ahora en manos de su amiga socialista Solange Huerta, tan desbordada como su antecesora, La Moneda encontró la gran solución: dividir en dos el servicio, de un lado los menores al cuidado del Estado por su vulnerabilidad, y al otro, los infractores de la ley penal.

Con certeza, se sumará dicha iniciativa a las “innumerables obras” de este Gobierno, para cuya memoria se encargó grabar un documental testimonial. Sin embargo, tal proyecto quedó redactado y listo para su dilución en la administración anterior, pero como todo lo que oliese a centroderecha, se desestimó.

El Sename, dicho sea de paso, nunca estuvo presente en el programa de Gobierno. Tampoco figuró entre sus promesas poner fin a las raciones pro obesidad de la Junaeb, ni mejorar las condiciones de vida de los gendarmes y levantar cárceles a lo menos parecidas a las normas de la modernidad internacional.

Nunca estuvo entre sus compromisos exterminar la delincuencia urbana  —siempre creciente— ni menos enfrentarse a la izquierda dura para recuperar la paz en La Araucanía. Sus asesores y mentores del programa jamás tuvieron a la vista el fenómeno de la sobrevida en Chile, anunciado hace dos décadas, y ahora se presenta como la gran madrina de los adultos mayores cuya longevidad sólo les implica sufrimientos.

EL COSTO DE LA INSURRECCIÓN TOLERADA

Por Enrique Rivera V., VOXPRESS.CL

Chile ha ido creciendo  —aunque ahora, decreciendo— de la mano de instituciones educacionales emblemáticas. Hasta un pasado reciente, referirse a establecimientos formativos como el Instituto Nacional, el internado nacional Barros Arana y el liceo Victorino Lastarria era sinónimo de una enseñanza excepcional, ejemplar y cuna de intelectuales, personajes de excelencia y nido  de varios Presidentes de la República.

Sus exalumnos, pese a su vulnerado presente, se refieren a ellos con cariño, suelen organizar en sus patios sus aniversarios de egresos y hasta se han convocado para ir en su ayuda. Rememoran a auténticos maestros de la educación que pasaron por sus aulas y con orgullo los distinguen por sus virtudes que, en algunos casos, les dieron prestigio nacional.

Observando una de las tantas destructivas “tomas” del Instituto Nacional, un exalumno reflexionaba: “y pensar que en mis tiempos, para salir antes de clases, debía ir el apoderado a retirarnos”.

Pero hoy, más que nostalgias, lo que invade a los exalumnos de estos y otros establecimientos emblemáticos de la educación pública no es la nostalgia, sino la indignación y la impotencia de verlos postrados, ultrajados y rebajados de categoría por culpa de la “evolución propia de la juventud” que ahora “se ha ganado el derecho” a que su voz se escuche y sus protestas se tomen en cuenta.

Hoy, el Instituto Nacional y el liceo Victorino Lastarria perdieron su sello de “excelencia académica” y con ellos, todo su soporte humano educativo, dejó de repartirse $ 200 millones al mes como premio a una enseñanza de jerarquía. El MINEDUC los rebajó de rango por “el deterioro en sus rendimientos”.

Es claro: “tomas”, desalojos, “retomas”, movilizaciones y marchas durante semanas y meses alteran violentamente la agenda de un año escolar normal. Al hacer un balance de lo ocurrido, el rector del Instituto Nacional advirtió que la promoción 2016 saldrá con un déficit de conocimientos por haber perdido casi 10 meses de clases durante la Media.

Éste es el costo más visible del deterioro en la enseñanza de nuestras juventudes porque se trata de colegios emblemáticos y calificados de excelentes, pero, en términos generales, es lo que están pagando todos quienes están en la educación pública. De los locales financiados ´pr el Fisco están licenciándose cada vez más jóvenes mal preparados, sin la debida instrucción y sin competencias para abordar la Educación Superior.

Esto es consecuencia de la insurrección escolar que se instaló a mediados de la década de los 60 fruto de la penetración del comunismo en las pedagogías.

En lo que va de este milenio, esta insurrección parece incontrolable por la ideologización de las autoridades sectoriales: siendo oposición en su momento, se dedicaron a alentarla la rebelión. Las “tomas” destructivas fueron estimuladas por políticos que hoy, como alcaldes o desde el ministerio, pagan las consecuencias de su interesada tolerancia.

La ultra izquierda, la misma que se infiltró en los Seminarios católicos, adoctrinó a futuros profesores para que, a su vez, adoctrinasen a los alumnos, y las consecuencias son éstas que el país observa con asombro. Fueron profesores del Instituto Nacional quienes instaron a sus pupilos a no responder o borronear la prueba SIMCE: el mal resultado fue causa clave en el “deterioro de rendimiento” que le hizo perder el bono de excelencia.

La solidaridad ideológica de las autoridades con las juventudes de izquierda, controladoras del alumnado público, las transforma en cómplices de esta insurrección que parece haber llegado a su límite con el anunciado cambio de planes de estudio en enseñanza Media hecho recientemente por el MINEDUC.

Una autoridad del ministerio, sin el menor rubor, explicó que los nuevos ramos que se está planeando impartir obedecen a una solicitud de los estudiantes que consideran que “algunas temáticas son fomes y que no les sirven para su futuro”. Producto de esta queja, los “expertos educacionales”  elaboraron una malla con la más increíble e insólita mezcla de contenidos disímiles y que significará la eliminación de ramos clave para un ser humano: aprender a pensar.

IMPUDICIA SIN LÍMITES

Por Alfonso Hidalgo, VOXPRESS.CL

Una constante de los políticos es dar explicaciones para justificar lo injustificable. No por simple casualidad, una de las cinco principales preocupaciones de la ciudadanía que quedó en evidencia tras la encuesta del CEP fue la corrupción.

Nunca antes en consulta de opinión alguna, la gente había revelado su inquietud por los niveles de corrupción en el país, de la cual han sido protagonistas varios ámbitos de la sociedad, pero especialmente la clase política y, dentro de ésta, los funcionarios del Gobierno.

Se afirma, y con algo de razón, que siempre ha sido así, con la diferencia de que ahora no rigen  los sagrados pactos de la mafia: no escucho, no veo y no hablo. El sistema es permeable a las filtraciones y la deficitaria calidad de los políticos anidan malas prácticas que antes quizás también existían pero eran menos frecuentes que hoy.

El descarado blindaje a las conductas irregulares de “funcionarios de absoluta” confianza de la Presidenta ha sido un estilo omnipresente y La Moneda, sin ningún pudor, ordena  paralizar cualquiera investigación que demuestre el financiamiento irregular de la campaña electoral de la Nueva Mayoría.

Excepto en el primero de Bachelet, ningún otro Gobierno de la centro izquierda, desde 1990 a la fecha, ha sido remecido por tantos escándalos, algunos derivados incluso desde el propio seno familiar de la Mandataria (Caval y Saydex).

El encubrimiento de la Nueva Mayoría a la ministra de Justicia la involucra directamente en las irregularidades en el Sename y Gendarmería. Tras ser notificada de dos acusaciones constitucionales en su contra, Javiera Blanco recibió la instrucción de no dar la cara ni menos hacer declaraciones.

El diputado socialista José Luis Castro anunció que “la oposición hará el loco, porque va a perder por goleada en el Congreso”, en tanrto su colega del mismo partido, Leonardo Soto, aclaró que “somos y actuamos como políticos, de tal modo que no somos caja de resonancia de la ciudadanía”, este último en un claro desprecio a la voluntad de quienes los eligieron y que son los primeros en condenar tales escándalos..

Debe recordarse que durante la interpelación opositor a Blanco, un diputado socialista fue groserísimo con una mujer presente en las tribunas y ni siquiera fue amonestado, ni menos pasado a la Comisión de Ética de la Corporación.

El descaro con que actúa el Gobierno incluye su total indiferencia ante la revelación de irregularidades. Para apuntalar a los alcaldes oficialistas en riesgo de perder en las próximas elecciones municipales, la SUBDERE giró recursos adicionales a los ediles en peligro, ello en desmedro de comunas en manos de la oposición.

A muchos sorprendió la medida del Ministerio Público de sacar del caso Corpesca al fiscal Emiliano Arias por haber dado una entrevista “sin permiso”, comentando futuras acciones de su indagatoria. El persecutor adelantó no descartar más formalizaciones de parlamentarios por sus vínculos ilícitos con empresas pesqueras.

Llama la atención que se silencie a Arias y no se haya hecho nunca antes con la gran cantidad de fiscales que se refieren a  pormenores de sus investigaciones. Ocurre que Arias dejó entrever que dentro de sus futuras citaciones podrían figurar  personas afines al Gobierno.

LA PORTEÑA CUEVA DE ALÍ BABA

Por Osvaldo Díaz, VOXPRESS.CL

El 83% de la ciudadanía tiene la peor impresión de los habitantes del Congreso Nacional. La otrora sede de connotados parlamentarios con un gran nivel intelectual y que se considera uno de los pilares de la institucionalidad,  es hoy un sitio lo más parecido a un antro.

Cuesta a la población explicarse cómo se ganan la vida en su interior personas de poca vergüenza y con niveles de ética y moral hechos a la medida por ellos mismos.

Gracias al rol que les faculta la Constitución, ejercen infinitos poderes sobre los otros ámbitos de la sociedad y sus tentáculos no dejan rincón abandonado, de tal modo que permanentemente se están salvando de ser pillados en malas prácticas, se autoprotegen o se refugian en resquicios para aminorar la gravedad de sus actuaciones.

Ya no importa que en se haya quebrado la norma de la formalidad con la presencia de diputados que se visten con ropaje de marchas de protestas y que origine risas y complacencia groserías en contra de mujeres. Eso habla por sí solo del precario nivel del Poder Legislativo.

Diputados y senadores han debido perder su fuero por cometer ilícitos y otros se involucran en escándalos tan domésticos como cuando un senador socialista hizo llorar en público a su entonces esposa diputada. Casi tragicómico fue el episodio del parlamentario que fue sorprendido por Carabineros haciendo el amor en el pick up de su camioneta, el mismo que se fugó de la policía por conducir en estado de ebriedad.

Que tanto diputados como senadores carecen de la conciencia de formar parte de un Poder del Estado, de eso no caben dudas luego del desfile de ellos ante fiscales para aclarar cómo se hicieron de recursos para sus campañas.

El caso más reciente lo protagonizó Ricardo Rincón (DC), quien las oficiaba de presidente de la Comisión de Familia, siendo que tiempo atrás había sido condenado en un juicio por agresión a su ex pareja…

LOS CIUDADANOS Y EL PROCESO CONSTITUYENTE

BACHELET

Por Sergio Verdugo, Libero

Terminada la etapa participativa del proceso constituyente, Bachelet señaló que su “compromiso es que la voz de los ciudadanos pueda ser vinculante con lo que va a ser luego un proyecto de nueva Constitución”. Indicó que “la participación es el hilo conductor del proceso constituyente”, que la “palabra ‘ciudadanía’ va a quedar impresa en la Carta Fundamental” y que la “palabra de los ciudadanos va a modelar la nueva Constitución”.

Si bien puede decirse que dichas expresiones son un recurso retórico (normal en política) que pretende celebrar y exagerar el supuesto éxito de la etapa participativa del proceso constituyente, lo cierto es que ellas son inconsistentes con los objetivos de la misma y estimulan una expectativa irreal: que la participación tendrá efectos en el texto constitucional y que la nueva Constitución será el resultado de lo que la ciudadanía quiere. Dicha expectativa tiene, al menos, dos problemas:

En primer lugar, cuando Bachelet insinúa que la etapa participativa sirvió para identificar la “voz de la ciudadanía”, está siendo inconsistente con el diagnóstico que muchos han desarrollado. Personas de distintos colores políticos (incluyendo miembros del Gobierno) han reconocido que la etapa participativa no tiene por objetivo generar representatividad. Después de todo, el proceso parece elitista, los grupos mejor organizados se escuchan más fuerte y posiblemente existe un sesgo en quienes participan. Por ello, se equivocan quienes asumen que el proceso genera o debería generar una legitimidad política basada en la representatividad de las opiniones y personas que participaron en los encuentros y cabildos. La etapa participativa no reemplaza la representación. En consecuencia, no cabe esperar que las virtudes de la representación estén presentes en los encuentros y cabildos.

Los fines de la etapa participativa del proceso, atendido su diseño, se limitan a: producir un efecto pedagógico, promover el debate y fomentar la participación ciudadana en una materia de alto interés público. A ello puede agregarse la creación de insumos para futuras discusiones y el aprendizaje que la clase política debe adquirir para llevar adelante este proceso con éxito. La inconsistencia de Bachelet es grave, ya que esconde estos objetivos precisos (y menos ambiciosos) detrás de un fin que la etapa participativa no ofrece ni puede ofrecer: ser la “voz de la ciudadanía”. En vez de ser considerada como una instancia de discusión donde la ciudadanía tiene la oportunidad de manifestar sus inquietudes y de entablar una conversación que servirá de insumo para el futuro, Bachelet ha desnaturalizado los encuentros y cabildos, instrumentalizando (o engañando) a quienes participaron en ellos de buena fe.

El segundo problema de las palabras de Bachelet es que asumen que es posible redactar un texto basado en las opiniones de quienes participaron en los encuentros y cabildos. Ello es un error. El Comité de Sistematización está redactando un informe que servirá para que el Consejo de Observadores redacte las “Bases Ciudadanas”, que se utilizarán como insumo para el nuevo texto constitucional que se propondrá. Se ha dicho que el informe de sistematización no sólo tendrá un valor cuantitativo, sino también cualitativo. No obstante, si los encuentros y cabildos no representan a la ciudadanía, ¿por qué se insiste en que se ofrecerá un texto constitucional basado en la opinión de ella?

La metodología que se ha anunciado para redactar estos informes arroja muchas dudas. Por un lado (el cuantitativo), se cuentan las menciones de principios, derechos e instituciones que, de forma limitada, los participantes pudieron elegir y priorizar luego de una breve discusión. El problema es que esa metodología cuantitativa no considera: 1) que la sola mención de uno de estos elementos puede obedecer a distintos tipos de valoraciones que compiten, 2) que existen conceptos poco comprendidos pero importantes (e.g. debido proceso), 3) que varios elementos no estaban en el listado ofrecido por el Gobierno y 4) que la baja mención de un principio, derecho o institución, no significa que las personas estén en desacuerdo con el mismo o que lo valoren de forma reducida.

Por ejemplo, del hecho que muy pocas personas hayan mencionado la libertad de expresión no se sigue que la inmensa mayoría no valore ese derecho. Es natural que hoy las personas, de forma espontánea, se inclinen por priorizar la discusión de temas contingentes (i.e. educación y pensiones), por sobre otros que hoy no aparecen en la vitrina de la agenda pública. La libertad de expresión es un derecho esencial para la existencia de una democracia saludable, pero muy pocas personas lo mencionan. ¿Significa ello que la “ciudadanía” no valora la libertad de expresión? ¿Significa ello que el texto final debiera relegar la libertad de expresión a una posición secundaria? Por supuesto que no. Como las constituciones deben ser escritas para el largo plazo, ellas no pueden estar condicionadas exclusivamente por las condiciones coyunturales existentes. De lo contrario, quien controla la agenda comunicacional influirá de forma desproporcionada en la discusión constituyente.

Por otro lado, se ha dicho que el informe (y las “bases”) contendrán información cualitativa, tendiente a incorporar la forma en que los distintos encuentros y cabildos valoraron cada principio, derecho o institución. No está claro cómo se desarrollará esta metodología, ni la forma en que los datos disponibles permitirán reproducir este ejercicio de manera confiable.

Cualquiera sea el resultado final de este proceso de sistematización y elaboración del proyecto de nueva Constitución, el mismo difícilmente será el resultado de la “voz de la ciudadanía”. Si bien hay que valorar que la etapa participativa del proceso constituyente produjo ciertos beneficios específicos (estimular el debate, producir insumos, etc.), cuando dicha etapa es instrumentalizada para vestir con un disfraz “ciudadano” algo que no lo es, se incrementa la desconfianza y se deslegitima aún más el proceso constituyente en curso.

EL PESIMISMO EN UNA PERSPECTIVA HISTÓRICA

EL PESIMISMO

Por Chelsea German, Human Progress, EE.UU.

El pesimismo alrededor de las tecnologías que potencialmente mejoran nuestras vidas no es nuevo. La cuenta de Twitter Pessimist’s Archive (una de las preferidas por el gurú de Internet, Marc Andreessen) documenta la interminable corriente pesimista con viejos extractos de periódicos.

Las reacciones pesimistas van desde ser simplemente dudosas (como esta respuesta a la idea de la iluminación a gas en 1809, o ésta al concepto de la anestesia en 1839) hasta ser pura y simplemente alarmistas (como esta advertencia de 1999 de que el comercio electrónico “amenaza con destruir más de lo que alguna vez podría crear”).

En algunos casos, los pesimistas insisten con que una tecnología más antigua es superior a una nueva. Algunos, por ejemplo, afirmaron que el ábaco es superior a la computadora y a lacalculadora de bolsillo, mientras que otros sostenían que los caballos eran más duraderosque el peligroso “terror del automóvil”.

Otros argumentaron que las nuevas tecnologías perjudicaban a los negocios y a las costumbres existentes. Un artículo particularmente emocional de 1918 describía cómo los automóviles estaban destruyendo el negocio de las caballerizas y, junto con “el show de las películas”, cambiando para siempre las citas poniéndole fin a la romántica tradición del paseo en carruaje.

Otra queja frecuente es que la nueva tecnología exacerba la desigualdad, porque los ricos tienden a adoptar las nuevas tecnologías primero. Un artículo de 1914, por ejemplo, lamentaba que los “teléfonos inalámbricos” solo “serán una ayuda para las personas privilegiadas”. El artículo se refería a los primeros radioteléfonos inalámbricos que estaban siendo fabricados en ese momento, que no eran dispositivos portátiles ni ligeros. Hoy, por supuesto, los teléfonos inalámbricos pueden caber en tu bolsillo, tienen más capacidades y son omnipresentes. Eventualmente, el libre mercado tiende a reducir el costo de las tecnologías, haciéndolas accesibles a más personas.

Quizás lo que es más notable sobre las respuestas pesimistas frente a la nueva tecnología, es la frecuencia con la que los pesimistas utilizan con éxito el poder del Estado para intentar detener el progreso tecnológico.

En la década de 1930s, los pesimistas temían que las radios serían una amenaza para la democracia y se preocupaban de que los dispositivos estaban arruinando la infancia. Para 1936, los pesimistas habían tenido éxito prohibiendo las radios en los autos en numerosas ciudades de EE.UU., argumentando que eran una distracción y que podrían evitar que los conductores escucharan las sirenas de los bomberos.

Lamentablemente, los tecno-pesimistas han logrado promulgar prohibiciones totales o parciales sobre una gran variedad de tecnologías. Estos incluyen “carruajes sin caballos” (automóviles), “elevadores automáticos” (ascensores) y bicicletas (que son “lo más peligroso que se ha inventado para la vida y la propiedad”, según un artículo del New York Times de 1881). La lista también incluye, más recientemente, video juegosauriculares y patinetas eléctricas.

A medida que los nuevos avances siguen ocurriendo prácticamente todos los días, mirar hacia atrás a cómo las personas criticaron y combatieron el progreso en el pasado, permite poner los debates tecnológicos y científicos actuales en perspectiva.

POR LA BOCA MUERE EL PEZ

POR LA BOCA MUERE EL PEZ

-La candidatura presidencial de Ricardo Lagos Escobar no es una opción personal, sino una responsabilidad social de su parte (Sergio Bitar, elegido como el Mejor Ingeniero de 2016).

-No sé cuántas veces había postulado antes a este premio el señor Bianchi (Adriana Delpiano, ministra de Educación, al dar a conocer, en medio de titubeos, la elección del compositor musical  Vicente Bianchi como Premio Nacional de las Artes).

-No sé porqué la oposición critica tanto a la Presidenta por su aprobación de un 15% cuando su candidato presidencial sólo tiene un 8% (Osvaldo Andrade, socialista, presidente de la Cámara de Diputados.

-Insto a la Nueva Mayoría a trabajar duro para recuperar alcaldías que están en manos de la oposición (Michelle Bachelet, haciendo campaña por dos ex ministras suyas que postulan en Ñuñoa y Puente Alto, Helia Molina y Soledad Barría).

-En Codelco no hay un solo puto peso (Nelson Pizarro (PS), presidente ejecutivo de la cuprífera estatal, respondiendo a las exigencias de los sindicatos de El Salvador y Chuquicamata que consideraron poco el bono de $ 2 millones por término de conflicto).

-Con las revelaciones de la nueva directora Solange Huerta, quedó en claro que la ministra Blanco escondió información o ignoraba antecedentes clave del Sename (Nicolás Monckeberg, diputado RN y presidente de la Comisión Investigadora de dicho servicio).

-Perú es el líder del crecimiento económico en Latinoamérica, honor que hasta antes de este Gobierno le correspondió a Chile (Sebastián Piñera, tras una reunión con el Presidente Kuczynski en Lima).

-Farrearse meses sin clases en los colegios no resulta gratis (Adriana Delpiano, titular del MENEDUC, al comentar la pérdida del bono por excelencia del Instituto Nacional y del Liceo Victorino Lastarria).

-De seguir este exceso de radicalización de los estudiantes en los colegios va a llevar a un desastre en la educación (Sergio Bitar, PPD, ex ministro del ramo).

-Es hora de que tras su 1% de aprobación en la encuesta del CEP nuestra presidenta Isabel Allende vaya apurando una decisión sobre su candidatura presidencial (José Luis Castro, diputado PS).

-Estuve con Patricio Contesse, hablamos de la ley de lobby y me invitó al mineral, pero nunca tocamos el tema plata (Carolina Tohá, alcaldesa de Santiago, en declaraciones a la Fiscalía).

EL PLACER DE HACER ZAPPING

TVEO

USAIN BOLT

Por Imelda Rabbia, licenciada

en Comunicación Audiovisual

 

La televisión en general, y no sólo la chilena, está íntimamente ligadas a las transmisiones del fútbol, y ello en todos sus formatos y expresiones. La razón no es nueva: un volumen  importantísimo de la audiencia universal es adepto a esta actividad y, por lo mismo, su difusión resulta de gran atractivo para los auspiciadores.

Años atrás resultaba impensable que una empresa lechera apostase sus fichas publicitarias al fútbol. Pero ahora, para llegar a las masas  —que ésa es su meta— escogió las pantallas del CDF.

Los aficionados al fútbol, casi a diario, encuentran en la TV por cable transmisiones en directo de partidos de fútbol de las más importantes competencias del planeta, especialmente de América y Europa.

Sin embargo, nunca ha ocurrido así con las disciplinas no fútbol, a excepción del tenis, automovilismo, motociclismo,  básquetbol y golf, los que tienen un calendario y espacio preferente. Pero del resto de los deportes son escasas las emisiones de sus espectáculos y para una inmensa mayoría son simplemente nulas.

Como hasta los deportes menos difundidos tienen competidores y fieles adeptos, la ausencia de ellos en las pantallas va acumulando una deuda que sólo se paga, y con creces, con las realizaciones de los Juegos Olímpicos cada cuatro años.. Son éstos los que originan un verdadero festival de todas las disciplinas en horarios interminables y con la exposición  —aunque relampagueantes algunas— de todas las especialidades.

Las transmisiones de los recientes Juegos Olímpicos realizados en Río de Janeiro resultaron un festín para quienes no están habituados a ver en pantalla a los mejores exponentes mundiales en la disciplina de su agrado.

Sólo una señal abierta, TVN, se animó a competir con dos monstruos del deporte, como ESPN y Fox Sport, ambos controlados desde Argentina, y con seis señales al ire. Esta abundancia de canales emitiendo en vivo desde las 9 hasta las 23 horas todo lo que estaba ocurriendo en Brasil, activo como nunca el uso del control remoto para hacer zapping.

Para este tipo de audiencia nunca fue más grato el zapping por las alternativas y variedad de espectáculos que iban exhibiéndose. Pese a tratarse de una emisión universal desde la sede, las señales pudieron intercalar el uso de cámaras propias para centrarse en las presentaciones de sus deportistas nacionales. Por razones obvias, tanto ESPN como Fox Sport no perdieron oportunidad de “pinchar” siempre las transmisiones de sus equipos y figuras argentinas.

Con tanta variedad de deportes en exhibición, los canales requirieron de la presencia, en calidad de expertos pagados o invitados, de especialistas en las disciplinas que ponían al aire. Así, las opciones de comentaristas fueron enormes.

Precisamente porque no son de difusión habituales, la gran mayoría de disciplinas en exposición requieren de explicaciones técnicas y puntuales para informar al teleespectador no ilustrado. En este ámbito la señal que se dotó de mejores expertos y claramente avezados en el conocimiento de sus disciplinas fue ESPN, que llegó a la exquisitez con el responsable de apoyar las pruebas del atletismo: ¡una enciclopedia!

Al margen de este sello diferenciador, hay que aplaudir y reconocer el mérito de todos los canales que emitieron señales directas desde Río de Janeiro, porque consiguieron la hazaña de que el zapping se usara, y mucho, no en búsqueda de una mejor entretención, sino para disfrutar al mismo tiempo  del mayor número de disciplinas en competencia.

BACHELET ES LA N°1

HUEVO PREMIUM

1.- Michelle Bachelet, Presidenta de la República, quien batió el record histórico para un Mandatario en cuanto a desaprobación de su gestión.

La encuesta del CEP, que tuvo varios meses de trabajo de campo, le dio apenas un 15% de aprobación, no sólo el nivel más bajo de ella en sus dos administraciones, sino el peor en la historia de este tipo de consultas de opinión. Además, superó en rechazo a todos sus colegas de Latinoamérica, incluyendo el venezpñano Maduro.

MICHELLE BACHELET

Cuando todos, incluso sus socios de la Nueva Mayoría, esperaban un mea culpa de su parte, Bachelet reaccionó, como si nada, anunciando que dicha inédita cifra la estimula para seguir “avanzando” en el cumplimiento de sus promesas a la ciudadanía…

2.- Partidos de la Nueva Mayoría, parte activa del Gobierno socialista que dirige los destinos del país, la que obtuvo apenas un 8% de aprobación, varios puntos más abajo del opositor Chile Vamos.

CHILE VAMOS

Con una inaudita desfachatez, los partidos, a excepción del PC, no respaldaron ni se alinearon con su Presidenta en desgracia, sino, por el contrario, la instaron a rectificar el rumbo de su gestión e incluso a hacer a la brevedad un cambio de gabinete “porque hay fatiga de material”.

Dirigentes oficialistas persisten en su cínica postura de hacer creer que el Ejecutivo es ajeno a ellos, casi como si fuera un adversario.

Para peor, voceros de las colectividades oficialistas plantearon que con el 15% de aprobación de la Presidenta y el 8% de la Nueva Mayoría, ésta no tiene posibilidad alguna de proyectarse en el tiempo.

3.- Máximo Pacheco, ministro de Energía, quien sin ningún pudor planteó que nadie con un 15% de aprobación popular puede gobernar a un país.

MAXIMO PACHECO

Pacheco es uno de los ministros más influyentes del equipo  y ha tenido un vínculo estrecho con la Mandataria, de tal modo que debió demostrar una mínima lealtad y ahorrarse un comentario impropio de quien, como él, forma parte ejecutiva del Gobierno.

Lo que erróneamente quiso interpretar Pacheco con su comentario fue su molestia con lo ocurrido, ya que el deplorable resultado de la encuesta  empaña lo que él considera su exitosa gestión en Energía y que, ahora, nadie recordará.

4.- Guillermo Teillier, presidente del Partido Comunista, quien instó al ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, a que emita bonos soberanos para recaudar fondos para engrosar el presupuesto fiscal para el próximo año.

Valdés anunció que a raíz del período de vacas flacas, el presupuesto general de la nación será muy austero y habrá severos recortes en múltiples áreas.

GUILLERMO TEILLIER

Teillier, responsable directo del estado ruinoso en que este Gobierno tiene al país, fiel a su dogmática ideología estatista, quiere más recursos públicos para seguir adelante con las reformas estructurales que son causa del deterioro económico del país.

2.- Javiera Blanco, ministra de Justicia, quien —sin querer queriendo–  fue desenmascarada por la directora del Sename, Solange Huerta, quien entregó detalles esclarecedores del drama que vive dicho servicio y que ella no entregó durante su interpelación en la Cámara y que no ha enviado a la Comisión Investigadora, tal como lo prometió.

MINISTRA BLANCO

Blanco, que desapareció del escenario público, nunca reveló las estadísticas que hizo públicas Huerta, acentuando las anomalías e irregularidades en el servicio.

Con su decisión de esconderse, Blanco deja en evidencia que elude su responsabilidad como ministra de Justicia en el catastrófico estado de uno de los servicios que dependen de su cartera.

INCREÍBLE DIAGNÓSTICO

DIAGNOSTICO

El gráfico que se adjunta es un diagnóstico sobre una dolencia de un niño emitido en un centro público de salud.

Con esta desprolijidad es fácil comprender el último “numerito” de Salud de distribuir  miles de preservativos en mal estado para entregárselos a estudiantes adolescentes en clases de “educación sexual”…

UN SECRETO DEVELADO

En las cúpulas de El Mercurio y del diario online Líbero cayó como balde agua helada la revelación de la identidad del autor de la columna política dominical del diario de Agustín Edwards firmada por Joe Black.

AGUSTÍN EDWARDS

Éste es el misterioso pseudónimo utilizado por Eduardo Sepúlveda para escribir dicha columna y evitar, así, que se supiera que se trataba del ex editor de Reportajes de El Mercurio y actual editor general de Líbero, diario electrónico dependiente de Libertad y Desarrollo, el instituto de estudios dependiente de la UDI.

NO AL MATRIMONIO GAY

Los 47 jueces, de los 47 países del Consejo de Europa, que integran el pleno del Tribunal de Estrasburgo (el tribunal de Derechos Humanos más importante del mundo), dictaron una sentencia de enorme relevancia, la cual fue y es sorprendentemente silenciada por el progresismo informativo.

Por unanimidad, todos los 47 jueces, votaron a favor de una   sentencia que establece textualmente que “no existe el derecho al matrimonio homosexual”.

JUECES

El dictamen fue fundado en un sinfín de considerandos filosóficos y antropológicos basado en el orden natural, el sentido común, informes científicos y en el derecho positivo. Dentro de esto último fundamentalmente, la sentencia se basó en el artículo N°12 del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Dicho artículo equivale a los de los tratados sobre derechos humanos, como el 17 del Pacto de San José y el 23 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

El Tribunal estableció que la noción de familia no sólo contempla “el concepto tradicional del matrimonio, a saber, la unión de un hombre y de una mujer” sino que no se debe imponer a los gobiernos la “obligación de abrir el matrimonio a las personas de mismo sexo”.

En cuanto al principio de no discriminación, el Tribunal también añadió que no hay tal discriminación dado que “los Estados son libres de reservar el matrimonio únicamente a parejas heterosexuales”.

DIFERENCIA

Guido Girardi Lavín, quien, como médico, debió repetir el juramento de Hipócrates de respetar y defender la vida, es uno de los parlamentarios que más pugna por una rápida despenalización del aborto.

GUIDO GIRARDI

Sin embargo, fue uno de los primeros en sumarse a la campaña para prohibir el rodeo chileno “porque se maltrata a los animales”.

VÍA ADMINISTRATIVA

Los parlamentarios Baldo Prokurica y Paulina Nuñez concurrieron a La Moneda a entrevistarse con el ministro del Interior, Mario Fernández, para solicitarle  que por vía administrativa deje sin efecto el pago irregular a los falsos exonerados políticos.

CONTRALORÍA

De acuerdo a la Contraloría General  de la República , son 3.000 los que NO califican por no cumplir los requisitos legales y están cobrando indebidamente beneficios con un costo sideral para el país. En forma paralela recurrirán a los Tribunales para que declaren la nulidad de los decretos que otorgaron dichas pensiones fraudulentas.

La acción judicial debiera dirigirse también contra todos aquellos parlamentarios de izquierda que  otorgaron certificados irregulares.

HUMOR

DESEO

La novia muy contenta le dice a su novio,

-Mi amor, estoy embarazada.   ¿Qué te gustaría que fuera?”
-¡Una broma!

HERENCIA

-¿Me amas sólo porque mi padre me dejó una fortuna?
-No querido, yo te amaría sin importar quién te la dejó.

ROBIN HOOD

Una vez iba un pobre infeliz mendigo por el bosque, cuando de repente le sale un enmascarado y le dice:

-Alto ahí, soy Robin Hood, yo le robo a los ricos para darle a los pobres.
Y el mendigo le contesta:

-Uuuuy, cumpa, yo soy el más pobre de los pobres.
-¿En serio? Entonces toma-  y le empezó a dar bolsas y bolsas de oro y joyas.   El mendigo feliz empezó a saltar de gusto y a gritar:

-¡Soy rico!  ¡Soy rico!”
En eso le salta el enmascarado (otra vez) y le dice:

-¡Alto ahí, soy Robin Hood!”

BORRACHO
Suena el teléfono a las 6 de la mañana en la recepción del hotel, y dice un borracho a la recepcionista:
-Señorita, ¿me puede decir a qué hora abren la barra?
-A las 5 de la tarde, pero déjeme decirle que con la borrachera que
tiene no lo van a dejar entrar.”
-Si yo no quiero entrar, lo que quiero es salir. ¡Me quedé aquí anoche!

ME VEO VIEJA...

CURSO

-¿Aquí dictan el curso para manejar la ansiedad?

-Sí, acá es, pero el curso comienza la próxima semana.

ARRIBA

-Hombre, por favor levanta la cabeza…

-¿Por qué? ¿Me veo muy desanimado?

-No, porque si andas mirando el piso ¡te saldrá papada!

FIESTA

-Y ¿cuántos de ustedes van a ir a la fiesta?

-Cuatro…

-¿Están confirmados?

-No sé si todos, pero sé que los cuatro hicieron la primera comunión…

CLUB

-Señor ¿éste es el Club de los Nostálgicos?

-Sí, pero ya no es el de antes…

DISCUSIÓN

-¿Usted es bueno para discutir?

-No sé, más o menos. Quizás, un poco…

-A ver, en una escala del 1 al 10 ¿en qué lugar se ubica?

-¿Podría ser una escala del 1 al 15?

-No sólo del 1 al 10…

-¿Pero por qué no? ¿Qué se cree usted? ¡No tiene tolerancia!

-¿Por qué le gusta llevar tanto la contraria?

-¿Y quién le dijo que me gusta? ¡No me gusta!

NO LO SABE

-¿Cuál es la diferencia entre el desinterés y la arrogancia?

-No lo sé y tampoco me importa…

PREGUNTA

-Jaimito ¿dime qué es una hipoteca?

-A donde los fines de semana van a bailar y beber los hipopótamos…

BAR

-Señor ¿usted va a tomar lo de siempre?

-Así es…

-Ah, malas decisiones…

LA FRIVOLIDAD DE LA CÁMARA

(los diputados se sientan en la gente)

Por Raúl Pizarro R., VOXPRESS.CL

Lo ocurrido el martes 2 de agosto con motivo de la interpelación a la ministra de Justicia, Javiera Blanco, fue, quizás, la más categórica evidencia de que la clase política, y en este caso específicamente los diputados, va en sentido contrario a la voluntad de la gente.

Lo contradictorio es que ellos son electos por la población y a la hora de pronunciarse hacen prevalecer su ideología partidista por sobre el sentir general de la población. Y después tienen la frivolidad de pedirle el voto y, es más, de intentar hacerlo obligatorio.

Aquél día fue, lejos la mayor vergüenza de los diputados en lo que va corrido de este año.

El mismo día en que se conoció el desenlace de la encuesta Adimark de julio, en la cual la titular de Justicia apareció como la ministra peor evaluada del Gabinete (19% de aprobación), la mayor parte de la Cámara de Diputados la ovacionó y uno de los parlamentarios llegó a pedirle a la Presidenta que, si quiere, saque a todos los Secretarios de Estado, pero que deje a Blanco,   la mejor y la más brillante.

Lo ocurrido fue un acto de soberbia, de matonaje político y, lo peor, un respaldo a la corrupción.

Dicha sesión, convocada específicamente para la interpelación a Blanco, fue, tal vez, la vitrina perfecta para la exhibición de todas las precariedades e incompetencias de los legisladores de hoy, una caricatura del Congreso del siglo XX, abundante en seres inteligentes y eruditos.

El bajísimo nivel intelectual de los diputados de hoy lo reflejaron con gran generosidad la interpeladora —que se dejó mansamente interpelar por la interpelada— y todos los que pusieron su broche de oro a la sesión, en particular un auténtico jefe de barra brava, Ramón Farías; un grosero, Marcelo Schilling, y un orador de despedida de soltero, José Pérez.

DESCUBRIENDO LA PÓLVORA

Por PIRI, VOXPRESS.CL

Que la Nueva Mayoría está metida en un zapato chino, de eso a nadie le cabe dudas, y ello desde que el Partido Comunista fue incorporado a la antigua Concertación para sumar votos y asegurar la recuperación del poder. Se sabía desde entonces  que este nuevo referente de izquierda  había firmado su sentencia de muerte.

Al chileno común y corriente, no al ideologizado y extremista, no le gustan las aventuras revolucionarias y éstas siempre han terminado mal cuando de por medio está la tenebrosa mano del PC.

Ganar a cualquier precio una elección tiene un enorme costo y, ahora al igual que para la Unidad Popular, dicho precio ser+a  altísimo por la hegemonía de un partido totalitario y que aborrece cualquier otro sistema de institucionalidad que no sea el que le ordena su añoso dogma.

Muchos han creído ver en las revelaciones del ex ministro del Interior, Jorge Burgos, el descubrimiento de la pólvora. Han abierto los ojos, sorprendidos y asombrados, como si se tratase de una revelación divina. Lo opinado por él –la influencia del PC en La Moneda– fue motivo de conflictos permanentes al interior de la Nueva Mayoría y en el mismísimo equipo ministerial. La propia Presidenta lo ha reconocido así varias veces, al agradecer la lealtad de dicho partido, según ella el único fiel.

Es de ciegos, y también de necios, descubrir recién ahora que quien manda en el Gobierno es el Partido Comunista. El programa de campaña se elaboró sobre la base de sus objetivos de destruir la economía y la institucionalidad. Su sueño se frustró a medio camino cuando la desaceleración económica internacional  —en menos grado— y la oposición ciudadana interna  –en mayor grado— le pusieron freno a su ofensiva.

La mayoría de la población chilena jamás ha querido al PC y no es simpatía precisamente lo que le dispensa. La población aplaudió a Gabriel González Videla (PR) cuando lo expulsó de su Gobierno y festejó en las calles cuando cayó la Unidad Popular.

Que una minoría  distorsione la realidad histórica es harina de otro costal.

El PC, inmutable, permanece activo con sus brazos armados urbanos y rurales, en tanto su principal víctima, la cándida Presidenta de la República, paga las consecuencias de haberse doblegado con un rechazo ciudadano que supera el 80%.

En la Nueva Mayoría tienen muy claro que las indefiniciones presidenciales respecto a su candidato pasan inexorablemente por la permanencia del PC en el bloque. Hasta la oficina de Lagos Escobar han peregrinado parlamentarios democratacristianos y del PPD en el entendido de que, al margen de él, no existe en la coalición un aspirante que dé garantías de algún éxito.

UNA JUSTIFICACIÓN INCREÍBLE

Por Osvaldo Díaz, VOXPRESS.CL

Marcelo Díaz Día (Santiago, 1971) es el estereotipo del chileno medio insertado en el anonimato de la masa y que busca abrirse paso  a través de la política. Empeñoso, de una escuela particular subvencionada pasó por el liceo Victorino Lastarria antes de ingresar a una universidad privada y masona para titularse de abogado. Es experto en relaciones internacionales.

Fue por dos períodos diputado por un distrito interior de la Cuarta Región y cuando se creyó el cuento de una candidatura senatorial, el PS, su partido, le franqueó la posibilidad. Sin más trabajo que asesor de una pequeña consultora con domicilio político, Michelle Bachelet lo envió como embajador a Argentina junto a su pareja Millaray Viera, hija del fallecido cantante Gervasio.

Allí duró poco, porque la Mandataria lo trajo de regreso para ponerlo como ministro Secretario General de Gobierno para que oficiara de vocero. En esa función lo ha hecho bien: miente cuando, a menudo, debe hacerlo, elude las preguntas cuando carece de respuestas, ensalza cada vez que puede a su jefa y busca las más insólitas artimañas para hacer creer a los chilenos que el país está muy bien y que el Gobierno lo ha hecho mejor.

En vísperas de la ruina a la que la Presidenta encamina rápido a sus compatriotas, el ministro Díaz discurrió un ardid para justificar lo injustificable: afirmó que este segundo período de Bachelet es de “transición” y que el sistema de gobernabilidad está agotado y que debe buscarse, y proponerse, otro. Dio pistas, además, de que un nuevo modelo iba a ser presentado en el proyecto de una futura Constitución.

Se negó a detallar tan novedosa idea y rehusó referirse acaso tiene alguna simetría con la propuesta de Lagos Escobar de un régimen semipresidencial.

Fiel a su estilo de justificarlo todo, Díaz Díaz sólo se remitió a que los problemas encontrados por Bachelet se deben al vigente sistema de gobernabilidad, “por lo que no se puede continuar así”. A excepción de que “faltó un poco de más diálogo”, no halló ninguna causa en la gestión del Ejecutivo para llegar a su inédita conclusión.

BACHELET Y SU OFERTA SIN ECO

Por Enrique Rivera V., VOXPRESS.CL
En tiempos electorales, todo apoyo se agradece, más aún si se trata de comicios con tanta carga de incertidumbre como serán los municipales de octubre próximo. No obstante, hay ofrecimientos que carecen de eco y esto fue lo que le ocurrió a la Presidenta, quien afirmó que “yo puedo ser determinante en el resultado de las elecciones divulgando las obras de mi Gobierno”.

Respecto a sus “obras, en rigor, ninguna de ellas puede ir en auxilio de los candidatos oficialistas a alcaldes y concejales. Recuérdese que tres de sus revolucionarios “cambios estructurales” produjeron más desencuentros que consensos y aún se mantienen los enfrentamientos por sus aplicaciones.

La tributaria requirió de una reforma para poder ser aplicada y entendida; la sindical, atingente sólo a un número restringido del mundo laboral, terminó siendo anticonstitucional; y la educacional  no ha concluido por la controversia de la gratuidad universal y por el desmedro de la soberanía de las universidades.

Otra obsesión presidencial se ha convertido en un fracaso por el desinterés de la ciudadanía y la dudosa validez de las actas: el proceso constituyente. Contrario a los deseos ideológicos de la Presidenta, los escasos participantes de  encuentros y cabildos claman por salud y seguridad, dos áreas desatendidas por este Gobierno.

Sus “obras” carecen de incidencia en las necesidades reales de la ciudadanía, la que marcha, sin encapuchados ni violencia, por el abandono de quienes sufren enfermedades catastróficas y viven de pensiones miserables. Aún hay sectores de la población sin viviendas por culpa de desastres naturales y la gente continúa muriéndose a las afueras de las postas de urgencia.

No hubo ejemplo más patético de que Bachelet (19% de aprobación) y su Gobierno (13% de aprobación) partieron, van y seguirán yendo en contra de los requerimientos de la comunidad, que lo ocurrido con la espontánea y multitudinaria marcha transversal y apolítica por las pensiones. Sólo en ese momento se reunió la Mandataria con sus ministros para hincarle el diente a un problema dormido en una comisión ad hoc. Como buenos oportunistas, diputados de la Nueva Mayoría exigieron una ley corta para reformar el sistema de las AFP.

LA IMPORTANCIA DE LA AUTONOMÍA

Por Alfonso Hidalgo, VOXPRESS.CL

Ricardo Lagos Escobar fue el autor de una frase que se ha perpetuado: “dejemos que las instituciones funcionen”. Pero dicha percepción suya parece que él mismo la ha variado, luego de denunciar que “Chile vive su peor crisis política e institucional de su historia”.

Es efectivo: Chile se halla sumido en una crisis política de dimensiones sólo comparable a las de la Unidad Popular, aunque la Presidenta la reduce apenas a “un quiebre en las confianzas”. A aquélla hay que sumarle una inminente recesión económica que tiene empobrecido al país y, efectivamente como lo aseguró Lagos, sufre de un colapso de sus instituciones, menoscabadas por irregularidades, anomalías y corrupción.

No se trata de una crisis institucional, porque al menos legalmente, los tres Poderes del Estado continúan operando, aparentemente, en forma autónoma y aún se ejercen en el país las libertades personales, entre ellas el voto.

Pero que hay una crisis generalizada, la hay, y es profunda e insolucionable: la ideologización y los intereses políticos sobrepasaron los límites de la moral y hoy la ciudadanía no cree ni confía en sus autoridades. Lo dramático es que están involucrados  los tres Poderes pilares del Estado.

Siendo legal y constitucionalmente autónomos, el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial se hallan interconectados de modo informal pero visible por una común ideologización que los lleva a pactos tácitos de ocultamiento de ilegalidades y, en consecuencia, a ser protagonistas de burdas arbitrariedades.

Al proceder subjetiva y torcidamente pierden su credibilidad y el respeto de la gente. Así se entiende fácil la existencia de una crisis de las instituciones, que es tan real como insolucionable dado que en Chile se ha instalado la deshonestidad.

En cuanto a la actual crisis política, poco más hay que agregar, ya que la respuesta la dan cotidianamente La Moneda, el Congreso Nacional y los partidos. Nunca antes en los tiempos modernos se había visto tal anarquía de conducción, fruto de una alianza que disiente más que se aviene y con una guerrilla permanente entre sus socios.

Es este ambiente políticamente nauseabundo el que originó uno de los tantos escándalos reventados al interior de una institución dependiente del Ejecutivo: el abultamiento malicioso de sueldos de personal de Gendarmería para obtener, luego, pensiones millonarias. El Ministerio de Justicia estuvo directamente involucrado a la irregularidad, no obstante su titular Javiera Blanco disfruta de la protección corporativa del Ejecutivo y de la mayoría oficialista del Congreso.

SENAME: SEPARAR LA PAJA DEL TRIGO

Por Eduardo José Pérez, VOXPRESS.CL

La histriónica diputada Camilla Vallejo se aprovechó de un espectáculo televisivo, como la interpelación a la ministra de Justicia en la Cámara de Diputados, para reiterar que el problema del SENAME, y consecuencialmente el de la delincuencia infanto/juvenil, no es responsabilidad de quienes cometen delitos, sino de la “sociedad en su conjunto”.

El planteamiento de la diputada no es nuevo ni exclusivo de ella: es un antiguo argumento del PC para impedir el castigo a los delincuentes, independiente de su edad. Hace poco, ella fue una de las portavoces de su colectividad para oponerse a la ley corta que estableció el –ahora exitoso– control preventivo de identidad “porque atenta contra los derechos humanos”.

Al estallar el conflicto en uno de los Servicios más sensibles, acaso el más sensible, de los que dependen del Ministerio de Justicia, quedaron al descubierto episodios escalofriantes, como el altísimo número de jóvenes suicidados, fugas reiteradas, maltrato a menores y la “asistencia” externa a los internos con balones lanzados desde la calle conteniendo drogas, celulares y armas.

Durante la interpelación en la Cámara, la ministra Javiera Blanco fue lo suficientemente hábil –es abogada— para atribuir los achaques del SENAME a problemas presupuestarios y se dedicó, cual candidata en campaña, a enumerar todo lo que “mi Gobierno” está haciendo para mejorar la situación general del Servicio. El por qué sucedieron las muertes y por qué los internos reciben “soporte” desde el exterior, se lo calló.

Simplemente ignoró la mal intencionada actitud del Gobierno de desechar un proyecto de ley elaborado por el anterior en que se dividía el SENAME en dos servicios autónomos, uno dedicado a la protección de niños desvalidos y el otro, centro de reclusión juvenil.

De haber aprovechado esta idea, La Moneda y Justicia pudieron haberse evitado los dolores de cabeza de hoy y el desprestigio internacional que significa que inocentes seres humanos entregados a la protección del Estado no reciben el alero que buscan.

Tras conocerse la increíble cifra de suicidios, muchas madres corrieron a sacar del SENAME a sus hijos menores dejados allí para que tuvieran techo, alimento y educación, porque ellas no pueden dárselos.

Es ésta la misión original por la cual fue creado el SENAME y todo cambio, inmediato o de mediano plazo, tiene que priorizar el área de protección. Si el ambiente, por infraestructura, falta de personal y de comodidades, no alcanza para simular un clima de hogar, al menos que no sea una escuela de futuros delincuentes.

¿POR QUÉ TRUMP?

TRUMP

Por Enrique Subercaseaux, ex diplomático.

El fenómeno Donald Trump ha sorprendido a muchos, tanto en su país como en el resto del mundo: esta es, quizás, la única elección con ecos planetarios. La sorpresa no puede ser tanta, ya que Trump es personaje conocido, ya por décadas. Sus dichos y sus acciones han removido a la opinión pública en múltiples ocasiones a lo largo de los años. Además, no es ésta su primera incursión en la política de su país.

El candidato es el reflejo de las distintas corrientes que coexisten dentro del partido republicano. Ya no se puede hablar de alas conservadoras y liberales del mismo, ya que los temas son de enorme complejidad y admiten la coexistencia de lecturas y puntos de vista diversos. Pero la inacción e indefinición de la labor opositora de este partido, a lo largo de, al menos, estos dos periodos de Obama, han agudizado el antagonismo de puntos de vista y corrientes diversas y divergentes.

Por otra parte, el electorado ha sufrido décadas de bombardeo mediático que han transformado la política en un espectáculo. No sólo ha sido Hollywood y sus películas, sino también escritores, columnistas y ahora la televisión quienes han ido moldeando la manera en que ésta es percibida por el público, y no siempre bajo prismas benignos. Para un ejemplo actual, la popular serie de Netflix House of Cards.

Es evidente que todos estos insumos iban a variar la manera en que el ciudadano se relaciona con la política y los candidatos. Y a esto se suman las redes sociales, mediante las cuales la información, cualquiera sea la calidad de ella, se banaliza y sintetiza en breves caracteres o breves videos o caricaturas.

Así las cosas, el escenario quedó listo para la irrupción de Trump el candidato. Dejando de lado sus desafortunadas declaraciones sobre temas varios, que en nada han mellado su popularidad ascendente, parece más importante buscar las razones de su popularidad. Su saber hacer se explica, como punto de partida, en el hecho de ser un empresario exitoso: este es, aún, el gran sueño americano. Luego, han sido años de exposición en la “mass-media”, particularmente en la televisión, que le han brindado una gran soltura en sus apariciones públicas.

Pero aún más importante ha sido la capacidad de sintonizar con las preocupaciones y el sentimiento del electorado. Allí radica la fuerza con que ha prendido su mensaje y su candidatura: ha logrado una conexión anímica con parte de la población y de la sociedad. Y el hecho de ser él mismo el principal financista de su campaña no lo ata para nada en su discurso a las masas.

Los años de la presidencia de Obama han sido complicados: promesas incumplidas, en el ámbito de política doméstica, y un sentimiento de inseguridad y de disminución en el campo internacional. Con el surgir de China y el regreso de Rusia a la escena internacional, el tablero geopolítico ha variado en desmedro de Washington.

Asimismo, hay un fenómeno más profundo, que conecta al electorado de los Estados Unidos con el de otras latitudes: la rebelión contra la clase política tradicional (el establishment) y la rebelión contra el discurso, y la acción, políticamente correcta, un golpe al corazón de la política tradicional en Washington D.C., tanto en su variante de la Casa Blanca, como en el Capitolio.

Trump ha elaborado su discurso diciendo las cosas que el público quiere oír. Ha construido un relato anti-establishment y ha prestado su voz para muchos que sienten que sus furias y sus penas no tienen eco en la sociedad y dentro del sistema.

Trump es un populista, un animal político de nuevo cuño. A pesar de no ser nuevo en estas lides, tiene la capacidad de sorprender a su electorado y a la opinión pública.

En tiempos difíciles, la táctica correcta es tratar de comprender por qué se producen ciertos fenómenos, y tratar de explicar cómo la modernidad y los medios de comunicación van cambiando las sociedades y la opinión pública. Siempre, cuando irrumpe lo nuevo, el establishment, sea este de izquierda o de derecha, ve una señal de peligro en sus intereses. Sin darse cuenta de que la propia irrupción del fenómeno es el signo inequívoco de que hay un cambio profundo que no ha sido debidamente registrado por los medios de comunicación y por la clase política. Es lo explícito versus lo latente e intuitivo.

Siempre de la observación de estos procesos políticos, altamente complejos, se pueden extraer enseñanzas y lecciones. En el caso de Estados Unidos, el espejo es amplio y abarca muchas y diversas realidades.