Monthly Archives: Noviembre 2011

COMISIÓN EQUIDAD

Por Piri

 

Aún no tiene nombre…y quizás jamás la tendrá, porque todo va a depender de la buena voluntad del Gobierno.

 

La Fundación Simón Yévenes  -en recuerdo de un dirigente poblacional de la UDI asesinado por terroristas de izquierda delante de su esposa e hijos- ha trabajado silenciosamente en la confección de una extensa nómina de víctimas del odio político marxista desde 1973 hasta la década de los 90.

 

Sus autores han tendido lazos con el Gobierno en la esperanza de que convoque a una Comisión  -como la Valech 1 y Valech 2- para recoger solicitudes de reparaciones para las víctimas del terrorismo político de izquierda. Una de ellas fue Simón Yévenes y otra, Jaime Guzmán, para quienes ni siquiera ha habido justicia. La PDI, a fines de octubre, confirmó tener testimonios de haber visto en el balneario de Rocas de Santo Domingo a uno de los pistoleros prófugos que disparó en contra del senador y gestor del gremialismo…

 

Existe cierta esperanza de los patrocinadores de esta idea de que pueda hacerse realidad una Comisión Investigadora de los innumerables asesinatos cometidos  por agentes de la izquierda terrorista y que, al quedar sin ningún tipo de sanciones, los deudos de esas víctimas no han percibido ningún tipo de consuelo material, como sí ocurrió más que generosamente con los muertos y/o supuestamente torturados marxistas.

 

Desde 1990 a la fecha  -incluido este Gobierno teóricamente de centroderecha- las referencias sobre los derechos humanos se sitúan sólo en la fase represiva del régimen militar, como si las violaciones de aquéllos fuesen exclusividad de ese período.

 

No es corta la lista de ejecutados por el terrorismo de izquierda en los mil días de la Unidad Popular y son conocidísimos los casos de torturas por parte de Investigaciones de esa época en contra de opositores a Salvador Allende. Luego desde 1973 en adelante fueron muchos los “jóvenes idealistas” con instrucción militar en países comunistas que buscaron el derrocamiento de Augusto Pinochet mediante crímenes contra personal uniformado, especialmente carabineros, intendentes, autoridades y líderes políticos, como Yévenes y Guzmán, incluyendo a civiles que inocentemente pagaron con sus vidas las balaceras de los subversivos de izquierda.

 

Los descendientes de la Unidad Popular, y específicamente el Partido Comunista, han reescrito la historia moderna de este país con su propio e interesado enfoque, llevándola distorsionadamente hasta las aulas infantiles y adolescentes. Para imponer sus siniestros dogmas no han omitido en engaños y falsedades como quedó al descubierto con los exonerados políticos, que reciben pensiones mensuales financiadas con el dinero de todos los chilenos.

 

En mérito a la justicia humana y política y en señal de un necesario realismo, el Gobierno debiera recoger la inquietud de la Fundación Simón Yévenes y convocar a una Comisión, cuyo nombre más justo debería ser el de Equidad: Comisión Equidad.

FALSOS EXONERADOS: OTRO ROBO AL PAÍS QUE QUEDARÁ IMPUNE

Por Marcelo Elissalde Martel

 

Era, y es, un “secreto a voces” que ayudados por parlamentarios de la Concertación a cambio de votos, cobran pensiones de exonerados políticos   indebidamente miles de inescrupulosos. La cifra descubierta a fines de octubre era de 150, con un costo para el erario nacional, de millones de dólares, ya que se trata de pensiones vitalicias pagadas en forma mensual.

 

Con gran parafernalia se anuncian rimbombantes investigaciones “hasta las últimas consecuencias” y se proclama que serán citados a declarar Ricardo Lagos y Michelle Bachelet. Pero creemos que no pasará absolutamente nada por las siguientes consideraciones:

 

La frescura de la Concertación es de antigua data e incluso fue denunciada oficialmente ante sus colegas por el senador Hosain Sabag, en 2008, ello porque proviene de una zona agrícola que conoce bien y estimaba que alrededor de 16 mil campesinos tenían derecho a reparaciones, pero grande fue su sorpresa cuando postularon 200 mil al beneficio.

Declaró: “no cabía duda de que se estaba haciendo algo irregular, pues había verdaderas maquinas especializadas que cobraban por fabricar exonerados políticos’’. Naturalmente, la denuncia ante sus pares no prosperó.

En el 2010 hizo lo propio el Gobierno ante la Comisión de DD.HH. de la Cámara de Diputados y tampoco prosperó y cómo iba a prosperar si su presidente Sergio Ojeda (DC)  es el mismo que repartía beneficios en todo Osorno y sus alrededores, a cambio de votos como lo reveló su ex secretario.

Se formó una Comisión  Investigadora para determinar la existencia de estos falsos exonerados, pero en ella la Oposición tiene mayoría, de manera que lo más seguro es que se hará causa común con los camaradas en problemas y no pasará gran cosa.

 

La Contraloría General de la República tampoco actuará con celo, porque se escuda en que la “calificación de exonerado político” es facultad privativa del Presidente de la República y, por tanto, desde La Moneda proviene el beneficio concedido y dicho organismo sólo toma razón.

Es más, la Contraloría en este aspecto está “al debe”,  porque nada objetó cuando el MIR fue declarado “empresa” el 2007 y sus “funcionarios” encabezados por su distinguido gerente general Andrés Pascal Allende, comenzaron a cobrar pensión.

 

La Fiscalía Nacional tampoco lo hará con entusiasmo, siendo que viene saliendo de una huelga ilegal, pues exige  más recursos y eso pasa por Hacienda y el Congreso,  de manera que no tendrá ningún interés de enemistarse con quienes deben aprobar su demanda.

 

El Poder Judicial, por consiguiente, en forma emblemática tenía formalizada a UNA sola persona, un delincuente de Temuco de apellido Allendes, miembro de estas “máquinas” que denunció el senador Sabag, ya en 2008. Aparte de eso, nadie más, a pesar de que tanto la Fiscalía como el Poder Judicial pueden iniciar de oficio investigaciones cuando toman conocimiento de hechos constitutivos de delitos.

En cuanto al Gobierno no se espera que “haga mucho” porque está convencido de que la Oposición es su “amiga” y hay que cuidarla para no enemistarse, más aún que está muy bajo en las encuestas. Entonces, para qué caer mal a la izquierda parlamentaria, atrevida y vociferante, que practicaba la caridad con plata ajena.

 

El Consejo de Defensa del  Estado, celoso custodio del dinero fiscal, nunca intervino y resulta dudoso que haya desconocido una  situación que era de conocimiento público.

 

 

LAS ESCALOFRIANTES CIFRAS

 

Recordemos que los exonerados políticos  constituyen sólo un item de indemnizados, pues hay otros tres: ejecutados, exiliados y torturados .A todos ellos en su conjunto, hasta fines de 2007 se les había cancelado  la friolera de  1.700  millones de dólares con un costo  para el país de 200 millones de dólares anuales.

Con dichas cifras es fácil actualizarlas los montos agregando 200 millones de dólares anuales…¡y ya está!

 

a)    Pagos a Exonerados en 2011: $ 232.801 millones de pesos.

 

b) Pagos a Exonerados en   2012: $227.022  millones de pesos.

c) Monto de cada pensión: $ 150 mil pesos. Pero directores de empresas y dirigentes políticos  pueden llegar a cobrar hasta  $ 1 millón de pesos, cifras que no son incompatibles con otros ingresos que pueda recibir el exonerado.

 

d) Número de beneficiados desde  1993 a 2011: 157.650  personas (y son 140.000 las irregulares)  Incluso, al cesar el gobierno de Bachelet,  dejó   abandonadas cajas con  otras 100 mil “postulaciones”.

 

e) A esta pensión mensual hay que agregar otros beneficios, como becas estudiantiles y universitarias para hijos y nietos, para el sistema de salud pública (llamada PRAIS) y  créditos blandos en el BancoEstado,  entre otros.

INDEFENSIÓN POLICIAL

Por Marcelo Elissalde Martel

 

La opinión publica, como mayoría silenciosa de este país, ha observado con consternación las golpizas sufridas por Carabineros a manos de turbas enardecidas de encapuchados y “actores sociales” durante las llamadas “protestas pacíficas”, ante las cuales los defensores del orden público por mandato constitucional, quedan expuestos a la más absoluta indefensión.

La pregunta que todo chileno bien nacido se hace es ¿por qué la autoridad encargada de apoyar política y jurídicamente a Carabineros no lo hace? Hoy,  como sabemos, la fuerzas de Orden y Seguridad han pasado a depender del Ministerio del Interior, pero esta repartición –encargada de la seguridad interna del país- ha dado muestras de increíble vacilación, como cuando prohibió las bombas lacrimógenas y las repuso tres días después.

 

El mensaje que Interior entrega no es malo: es pésimo. El principio de autoridad no puede ser menoscabado, como lo hizo el Premier Cameron en los graves disturbios ingleses y todo dentro de un Estado Democrático de Derecho. De lo contrario se produce una gran sensación de inseguridad en la población, una mala imagen exterior y en la policía se traduce en una baja en la moral del personal.

 

Un ejemplo contrastante grafica esta realidad: en una de las últimas “protestas pacificas”, una turba atacó el cuartel de la PDI en Valparaíso, cuyo personal respondió inmediatamente con escopetas antimotines de balas de goma, resultando lesionados leves algunos de los atacantes. El subcomisario respaldó públicamente a su personal, por cuanto éste actuó de acuerdo al protocolo de seguridad. Los carabineros, en cambio, no sólo son atacados individualmente,  sino también les asaltan los cuarteles en las poblaciones con piedra y disparos, les destrozan los vidrios, les causan cuantiosas pérdidas materiales -que nadie paga- mientras ellos permanecen al interior de la comisarías esperando que el peligro pase.

El mundo al revés.

 

¿Qué hacer ante este dantesco panorama? Muy simple: aplicar la legislación vigente, para cuyos efectos existen numerosos cuerpos legales que permiten controlar estas situaciones de extrema  violencia.

 

Veamos los principales:

 

El delito de Maltrato de Obre a Carabinero de Servicio:

 

Este ilícito, contemplado en el  articulo 416 del Código de Justicia Militar, mediante la última reforma que retiró desde la judicatura castrense a los civiles y menores de edad, pasó a conocimiento de las Fiscalía del Ministerio Público y, desde allí, a los juzgados de Garantía, ajustándose al Código Procesal Penal. Pero se mantiene la facultad de Carabineros de detener por flagrancia, comunicando ello a la autoridad civil, ello por cuanto este delito tiene y MANTIENE penas PRIVATIVAS DE LIBERTAD.

 

Los jueces de Garantía muchas veces actúan contra norma expresa; buscan el mínimo resquicio legal para declarar ilegal la detención o no decretar presión preventiva y, en algunos casos graves, ni siquiera decretar medidas cautelares.

Los ejemplos de contravención judicial a las leyes vigentes sobran: el encapuchado que lanzó una molotov a un carabinero en el Paseo Bulnes fue dejado en libertad por prueba insuficiente, al igual que aquél que agredió causando lesiones oculares graves a un carabinero en el Cementerio General.

fue dejado en libertad en libertad por pruebas insuficientes, todo bajo el amparo del sacrosanto principio de independencia del Poder Judicial.

 

Ley de Seguridad del Estado (número  12.926)

 

También, de elevada penalidad, esta norma persigue criminalmente conductas como las siguientes: “incitación, promoción o fomento o de hecho o por cualquier medio, destruir, inutilizar, paralizar, interrumpir o dañar instalaciones medios o elementos empleados para el funcionamiento de servicios públicos o de utilidad pública, el libre acceso a puentes, calles, caminos  u otros bienes de uso público semejantes o impedir el acceso y toda interrupción o suspensión colectiva, paro o huelga de los  servicios públicos  o de utilidad pública”.

En su título III, se describe una amplia gama de delitos  contra el orden público” y el título IV se refiere a “delitos contra la normalidad de las actividades nacionales “, normativa que faculta incluso al Presidente de la República a declarar el Estado de Emergencia, designando a una autoridad militar  para que se haga cargo de la zona amagada. De los hechos conocen las Fiscalías del Ministerio Público y los jueces de Garantía y las penas son todas privativas de libertad.

 

¿Por qué no se aplica?  Porque la denuncia o requerimiento debe presentarla el Ministerio del Interior, trasladándose, así, la responsabilidad al Ejecutivo, asumiendo obviamente  el costo político de aplicar esta ley. Y eso nadie hoy está dispuesto a asumir.

 

Ley de Control de Armas (número 17.798)

 

Reprime severamente el uso de armamento, elaborando una detallada lista de lo que se entiende por armas, entre ellas, largas, de puño, de fantasía y bombas molotov. El uso de armas por parte de los particulares está muy restringido y se requiere un permiso especial otorgado por la autoridad competente.

 

En la practica, los manifestantes “pacíficos“ portan todo tipo de elementos que caen bajo la sanción de esta ley.  Hoy conocen de estos hechos, las Fiscalías del Ministerio Público  y los jueces de Garantía de acuerdo al Código Procesal Penal, por lo cual no es mucho pedirles a los jueces que penalicen estas conductas….pero no lo hacen.

 

 

Ley Antiterrorista (numero 18.314)

 

Se define al terrorismo como “todo acto violento  que tenga por objetivo amedrentar a la población y pretender doblegar la voluntad de la autoridad para obtener un fin determinado”.

 

Muchos de los actos desplegados por los manifestantes “estudiantiles” sin duda caen  en el tipo de esta  ley. A titulo meramente referencial, podemos mencionar los siguientes: “colocar, enviar, activar, detonar, disparar bombas, artefactos explosivos, o incendiarios de CUALQUIER TIPO, armas, artificios  de gran poder destructivo o de efectos tóxicos, corrosivos o infecciosos; también se señala: “atentado contra la vida o integridad corporal del Jefe de Estado o de otra autoridad judicial, militar, POLICIAL, religiosa o de personas internacionalmente protegidas en razón de sus cargos”.

 

 

Doctrina del Dolo Eventual

 

Plenamente vigente, esta doctrina es absolutamente aplicable a quienes convocan a manifestaciones  “a sabiendas del daño que se va a producir “. En efecto, los convocantes están plenamente conscientes de los cuantiosos daños materiales que se van ocasionar  y que nadie responde. Liceos, colegios, municipalidades, establecimientos comerciales, señaléticas, casas particulares, automóviles, dan prueba de que esta norma debería haberse aplicado pero no se ha hecho.

 

¿Por qué?

 

Porque la izquierda internacional  ha desarrollado un interesante lenguaje sociológico tendiente a minimizar los hechos  y poner a la autoridad contra la muralla. Ejemplos de estos modernos vocablos son: actores sociales en vez de  activistas; Estado Policial cuando éste trata de poner orden; criminalizados cuando los izquierdistas  son acusados  de hechos constitutivos  de penas;   delitos políticos para justificar, incluso, hechos de sangre, como, por ejemplo,  el homicidio del senador Jaime Guzmán.

 

 

El  Ejecutivo ha enviado al Congreso el proyecto de ley eufemísticamente llamado Ley Antitomas“, lo que parece casi innecesario, por cuanto el Código Penal tiene vigente el delito de  Usurpación, como protector de la propiedad. En este proyecto, el Presidente se somete, además, a las inciertas mayorías parlamentarias y puede, incluso, perderlo.

 

El proyecto pretende que la denuncia provenga de partes policiales  y, así, evita una vez mas que el Ministerio del Interior  sea el requirente, de tal modo que la responsabilidad política  de la medida no recaiga sobre el Ejecutivo.Todo esto es fiel reflejo de un Gobierno que no quiere quedar mal con nadie, eludiendo la tremenda realidad de que el Presidente de la República  por mandato  constitucional es  el garante de la conservación  del orden público.

 

 

LA HORA DE LOS CANSADOS

Por Raúl Pizarro R.

 

Los flojos, porros, los sin oficio y los que rehúyen cualquiera opción de trabajo, han sido durante seis meses la columna vertebral de este mal llamado “movimiento social” que programadamente se toma las calles, destruye propiedad pública y privada y que se distingue por encapucharse y jugar al tiro al blanco con la policía.

 

Han sido, son y seguirán siendo jornadas de un rechazo popular generalizado, porque este “movimiento social” atenta contra normas constitucionales que garantizan a toda la ciudadanía por igual su libertad de movimiento y de tranquilidad.

 

Aunque con menor énfasis en las Regiones, al menos en la Metropolitana y particularmente en Santiago, los ciudadanos terminaron por dar vueltas sus espaldas a una acción que en un comienzo pareció bien intencionada y con propósitos aceptables, pero que degeneró simplemente en un violentismo callejero dirigido desde el PC.

 

Los protagonistas de este terrorismo urbano son jóvenes sin destino fruto de familias mal avenidas, inexistentes o, en su mayoría,  privadas de libertad. Carecen de un proyecto de vida y vuelcan todo su odio por lo que les toca vivir en lo que se les ponga por delante.

 

El Gobierno ha tenido y tiene todas las facultades para satisfacer los anhelos de la población hastiada de este terrorismo urbano, pero habla, amenaza y no actúa, dejando la exclusiva responsabilidad a Carabineros, institución que paga todos los costos e incluso los políticos.

 

Desde La Moneda se dan señales equívocas al no encarar con autoridad las “manifestaciones sociales”, las que amplían el margen para que cualquier grupo o colectivo se sienta con el derecho a tomarse las calles. Los cálculos políticos del Ejecutivo han sido tan erróneos que a las vandálicas acciones de los “jóvenes idealistas estudiantiles” no se les impone ninguna otra medida que enviarles a Carabineros a enfrentarlos, en cambio a colectiveros y taxistas que protestan por los altos precios del combustible se les amenaza con aplicarles la Ley de Seguridad del Estado.

 

Esta ambigüedad gubernamental permitió, incluso, que caudillos de estas turbas de dudosa o nula capacidad intelectual se les invitase a sentarse a la misma mesa con eruditos de Educación para poco menos que cogobernar en la materia. Hasta la fecha, no se ha sabido de participaciones para esta instancia a jóvenes capacitados, estudiosos e inteligentes.

 

Tanta contradicción política por un lado, la ausencia de autoridad gubernamental por otra y la manga ancha para el terrorismo callejero,  terminaron por fastidiar a la ciudadanía. Agrupaciones de vecinos exigen de sus intendentes y alcaldes su derecho a vivir en paz, más aún si los desquiciados que revolucionan la vida de importantes ciudades no son representativos de quienes dicen representar, sino simplemente instrumentalizados por el partido político al cual pertenecen. Tres de ellos llegaron hasta la UNESCO a denunciar a su propio país en la errónea creencia de que organismos de la ONU se entienden con personajillos y no con los Gobiernos. Otros, con un descaro increíble, anunciaron que concurrirán a la Organización Internacional de Derechos Humanos para acusar la “represión” de Carabineros…

 

Auspiciosamente, un margen de esperanza de ver el final del túnel en esta larga travesía por este terrorismo urbano ha surgido gracias a ciertas acciones que revelan el agotamiento de la ciudadanía.

 

Un grupo de senadores se cansó del “padrinaje” del presidente de la Cámara Alta a estos revoltosos y pidió su censura; el ministro de Justicia “paró el carro” a los jueces, anunciándoles que estudiaría  los futuros ascensos si continuaban dejando en libertad en cosa de minutos a los violentistas; el Ejecutivo solicitó la mayor urgencia  a los parlamentarios para aprobar la nueva ley contra saqueos y tomas de colegios, y Carabineros presentó querellas contra dos parlamentarios que garabatearon a sus funcionarios que por orden del titular de la Cámara de Diputados procedieron a desalojar las tribunas repletas por groseros manifestantes de izquierda.

 

El presidente socialista Osvaldo Andrade –quien durante el régimen militar fuese sorprendido transportando armamento al interior de una carroza fúnebre- manifestó que es el Gobierno el que tiene las herramientas institucionales para imponer la paz social. ¿Cómo habría de imponerla? Tiene a su disposición varias leyes y posee servicios de inteligencia que hace rato deberían haber desarticulado estas máquinas de violencia. Pero ¿cuál sería la postura del PS ante una iniciativa de pacificación de estos subversivos urbanos? Mejor ni responder…

 

El Gobierno se atreve poco o casi no se atreve a tomar el toro por las astas, la Concertación, en una conducta políticamente correcta, tiene que amparar cualquiera manifestación en contra de La Moneda y los jueces, que eluden aplicar penas por su ADN ideológico, conforman una escenografía negrísima que parece no dar lugar a atisbos de solución.

 

Está faltando, creemos, la presencia más activas de los millones de civiles comunes y corrientes que están cansados de estos grupos extremistas que disfrutan aterrorizando al resto de la población. El país no debe olvidar que fue la acción valiente y decidida de la civilidad la que apresuró la caída de la dictadura de Salvador Allende.

 

Llegó la hora de que actúen los cansados, los cansados de presenciar cómo minorías sin destino e ignorantes quieren imponer su pobre y dogmatizada  voluntad sobre todos los chilenos.

 

 

LAS INSTITUCIONES…¿FUNCIONAN?

Por Voxpress.cl

 

Una de las frases predilectas  -que casi llegó a ser una muletilla en él- del ex Presidente Ricardo Lagos Escobar fue que “dejen que las instituciones funcionen” en clara alusión a que todo marchaba de modo normal durante su Gobierno.

 

Quizás evocando años en que fue el sheriff de este país, el ex Mandatario reaccionó molesto a lo obrado por su camarada PPD Guido Girardi, quien rehusó llamar a la fuerza pública para que sacase de la sede del Congreso en Santiago a un grupo de insultantes izquierdistas que irrumpieron en una reunión de los miembros de expertos en Educación con el ministro del ramo, Felipe Bulnes.

 

Fue tal la batahola, con un alto grado de violencia verbal y animosidad, que los participantes de la reunión  se retiraron en medio de empellones y garabatos, al punto que el Secretario de Estado estuvo a punto de caer.

 

¿Así están funcionando las instituciones pilares de la vida republicana hoy? Por los hechos, pareciera que sí.

 

El presidente del Senado, que teóricamente debe erguirse en el principal celador del normal desarrollo de las actividades de su Cámara, fomentó una acción violenta, la protegió y, luego, se negó a demandar a los groseros alborotadores porque no es partidario de “reprimir a los jóvenes”.

 

Girardi  -cuyo oscuro curriculo fue publicado por voxpress.cl cuando se le eligió presidente del Senado- no estuvo de parte de la institución que encabeza como (discutible) autoridad máxima, sino eligió solidarizar con este nuevo tipo de “estucuentes” -mitad estudiantes y mitad delincuentes-  que a punta de destrucciones quieren imponer no sólo cambios en la Educación sino hacer otro Chile a gusto de ellos.

 

En un gesto de suprema conveniencia política, presionado por sus colegas DC para evitar la censura, anunció que se querellaría contra los invasores de la sede legislativa, pero tras una visita de Marco Enriquez, echó pie atrás. La recomendación del caudillo del PRO fue clara: ¿cómo un progresista como él iba a ponerse en contra de quienes más rudamente simpatizan del mismo ideario?

 

Girardi, dentro de la Concertación, fue quien propuso a su partido PPD un camino solitario por el desierto a cambio de materializar sus objetivos de liberalismo total: sí al matrimonio gay y de lesbianas, sí al aborto, sí a la eutanasia, sí al libre uso de drogas, sí a la “Píldora del Día Después”…En definitiva, sí a todo y no a nada. Ése es el progresismo de Enríquez y de Girardi.

 

Entonces, él se sintió más cómodo defendiendo y apoyando a gentuza que pregona el liberalismo absoluto en las calles mediante piedrazas y destrozos que cautelando la institucionalidad de uno de los Poderes del Estado, en el cual  -como reflejo de toda democracia real- confluyen todo tipo de ideas, credos y enfoques sobre la vida.

 

Pero no sólo este médico de profesión  -sancionado éticamente por su Colegio de la Orden- se interpuso al normal funcionamiento de su institución, el Senado de la República. En una jornada anterior en el mismo Congreso Nacional, el presidente de la Cámara de Diputados, Patricio Melero, ordenó el desalojo de las tribunas por el griterío, desorden e insultos provenientes de las “visitas”, ante lo cual tres “honorables” se opusieron, intentando detener la acción de los carabineros con amenazas de golpes y con groserías de grueso tono.

 

Al igual que la conducta de Girardi, estos diputados no estuvieron de parte de su propia institución que requiere paz y normalidad para funcionar, sino adoptaron fieramente la postura de quienes postulan la violencia como único argumento para imponer sus ideas. Uno de ellos, Gabriel Ascencio (DC) con toda naturalidad defendió su actitud: “ratifico mis garabatos contra los carabineros (incluida una mujer)”.

 

Es imposible creer que las instituciones funcionan si los responsables de fiscalizar los ilícitos  -como usar indebidamente su condición de visitas- amparan los desmanes y arremeten contra quienes la mismísima ley les encomienda la misión de imponer el orden.

 

Otra de las instituciones que, simplemente, no ha querido funcionar es el Poder Judicial. De las decenas de miles de “estucuentes” detenidos por Carabineros en las cruentas refriegas callejeras de todas las semanas, ni un 0.5% ha sido formalizado pese a las pruebas fílmicas, testimoniales y físicas de sus fechorías. Ocurre que los jueces de Garantía viven a la espera de ascensos para trepar en la carrera judicial y para ellos es políticamente incorrecto someter a proceso a estos jóvenes instrumentalizados por el PC, porque además de correr el riesgo de sufrir “funas” y amenazas, ponen en juego su futuro profesional.

 

Sin embargo, conociendo las tendencias políticas históricas del presidente de la Corte Suprema y de los titulares de la Asociación de Magistrados, debe concluirse que más que justicia, este Poder del Estado está siendo políticamente solidario con la izquierda, pues un gran número de quienes ejercen la magistratura son hermanos de causa con los que intentan socavar la institucionalidad.

 

 

 

EL SUELDO DE GIRARDI

EL SUELDO DEL REPUBLICANO GIRARDI

EL ESTADO DE CHILE LE CANCELA MENSUALMENTE AL PRESIDENTE DEL SENADO GUIDO GIRARDI

1.- PARA SUS GASTOS DE TRASLADO                                                $ 1.414.358
2.- PARA EL PAGO DE SUS OFICINAS, ASESORES Y SEDES.    $ 6.966.955
3.- PARA EL PAGO DE SUS ASESORIAS LEGISLATIVAS.          $ 2.694.016
4.- PARA SUS PASAJES AÉREOS DENTRO DEL PAÍS.                 $ 2.396.398
5.- PARA EL PAGO DE SU DIETA PARLAMENTARIA.                $ 7.433.734
6.- PARA EL PAGO DE UNA PERIODISTA Y UN ASESOR           $ 1.793.000
7.- PARA EL PAGO DE SU CELULAR:                                                  $   272.223
8.- PARA EL PAGO DE SUS GASTOS Y ASESORES, EN SU
CALIDAD DE PRESIDENTE DEL SENADO:                                      $ 7.595.783
TOTAL MENSUAL:                                                                                         $30.381.467

Fuente de cada cifra: Página web del Senado: www.senado.cl <http://www.senado.cl/>

A LO ANTERIOR DEBE AGREGARSE: (*)
-GASTOS DE REPRESENTACIÓN ASIGNADOS A LA PRESIDENCIA DEL SENADO, PARA SU USO EXCLUSIVO.
-ALMUERZOS, CENAS, MANIFESTACIONES, E INVITACIONES DE LA PRESIDENCIA DEL SENADO.
-COBERTURA TOTAL DE SUS VIAJES AL EXTRANJERO, INCLUYENDO PASAJES EN BUSINESS CLASS PARA EL PRESIDENTE Y ACOMPAÑANTE; GASTOS DE REPRESENTACIÓN EN VIAJE, MÁS PASAJES Y VIÁTICOS ADICIONALES PARA ASESORES Y ACOMPAÑANTES.
-AUTOMÓVIL DEL SENADO, CON CHOFER.

Estos gastos no se publican en página web citada.

 

 

LA IGLESIA CATÓLICA ALEMANA

¡Qué terrible la situación de la Iglesia Católicaen Alemania! Hay un cisma de

facto. Los obispos ya ni siquiera lo disimulan y la mayoría de ellos se

negó a darle la mano al Santo Padre durante su visita a Berlín. Hay quienes dicen que son los primeros síntomas del cisma anunciado en las profecías de Fátima.

Al ver el video queda en evidencia un hecho que hace estremecer a los católicos.

LA IGLESIA CATÓLICA ALEMANA

 

HIPOCRESÍA MUNDIAL

Todo el mundo, especialmente el occidental, recibió con júbilo la muerte de Jaddafi. El odiado dictador libio, sin embargo, recibió el saludo (y hasta sonriente afecto) de líderes “democráticos” del mundo.

Estas fotos reflejan de lo que es capaz la política internacional:

INCREÍBLE:EJÉRCITO ARGENTINO RINDE HOMENAJE A ‘MÁRTIRES’ DE LOS MONTONEROS

Por Jorge Fernández Zicavo

 

Aun­que parezca men­tira, años des­pués de que el gene­ral Ben­dini reti­rara del Cole­gio Mili­tar de la nación los retra­tos de sus ex direc­to­res, gene­ra­les Videla y Big­none y de que ese Cole­gio eli­mi­nara en su página web la lista de los 127 jefes, ofi­cia­les, sub­ofi­cia­les y sol­da­dos ase­si­na­dos en aten­ta­dos y/o muer­tos en com­bate durante la gue­rra revo­lu­cio­na­ria desatada por el terro­rismo mar­xista en la década del 70, el actual Coman­dante en Jefe del Ejer­cito argen­tino, teniente gene­ral Luis Alberto Pozzi y el jefe de Edu­ca­ción y Doc­trina, gene­ral de bri­gada Fabián Brown, han con­se­guido ir toda­vía más lejos en la tarea tro­yana de des­truir la his­to­ria y la moral de su institución.

 Deci­dido a no per­der los favo­res que la maris­cala Cris­tina le con­cede con su mano izquierda, el amné­sico Coman­dante en Jefe ha hon­rado mili­tar­mente con su mano dere­cha a terro­ris­tas ani­qui­la­dos por las fuer­zas del Estado durante la gue­rra con­tra­rre­vo­lu­cio­na­ria decre­tada por un gobierno constitucional.

Esta apo­lo­gía del terro­rismo mar­xista ocu­rrió en el patio del cole­gio Dámaso Cen­teno de Bue­nos Aires, un cen­tro de ense­ñanza pri­ma­ria y secun­da­ria de carác­ter civil pero fun­dado y ges­tio­nado por el Ejér­cito, durante una cere­mo­nia en la que se ins­taló una placa de bronce a la memo­ria de dos ex alum­nos y mili­tan­tes de la Unión de Estu­dian­tes Secun­da­rios (mili­cia mon­to­nera), ‘des­a­pa­re­ci­dos’ en 1975 y 1977 por el ‘terro­rismo de Estado’. El home­naje tam­bién se exten­dió a otros seis alum­nos y mili­cia­nos de la UES que ya tenían allí su placa desde 2006.

Una de ellas está dedi­cada a Patri­cia Pala­zue­los (Ejér­cito Mon­to­nero), que el 5 de abril de 1977 (20 años) hizo deto­nar una pode­rosa bomba de trotyl en el des­pa­cho que ¡su padre!, el como­doro Nés­tor Pala­zue­los, tenía en el Edi­fi­cio Cón­dor de la Fuerza Aérea y que tres sema­nas des­pués entregó ocho bom­bas a un cabo mon­to­nero para que éste las colo­car­a en caza­bom­bar­de­ros Mirage de la VIII Brigada.

Estos fue­ron los “ex alum­nos” home­na­jea­dos por el Coman­dante en Jefe del Ejér­cito argen­tino. Sólo faltó que lle­vara una guar­dia de honor para dis­pa­rar salvas.

 

Asi­mismo, se recordó a los estudiantes-milicianos de la Columna Sur del Ejér­cito Mon­to­nero eje­cu­ta­dos durante la lla­mada ‘Noche de los Lápi­ces’, cuyo 35º aniver­sa­rio se cum­pli­ría el día siguiente. Huelga decir, que en el Cole­gio Dámaso Cen­teno no hay pla­cas de bronce recor­dando a sus ex alum­nos ase­si­na­dos por las izquier­das terroristas.

Y por si esto no fuera sufi­ciente, Ejér­cito y Gobierno aña­die­ron otras dos infamias:

1– El día ante­rior se reti­ra­ron del cole­gio unas pla­cas que recor­da­ban a los mili­ta­res muer­tos en com­bate y/o ase­si­na­dos durante la gue­rra revo­lu­cio­na­ria, ubi­ca­das en aulas dedi­ca­das al coro­nel (PM) Argen­tino Del Valle Larra­bure secues­trado y tor­tu­rado durante 372 días y final­mente estran­gu­lado; al coro­nel (PM) Raúl Duarte Ardoy, muerto en com­bate durante la recu­pe­ra­ción del Comando de Sani­dad; y al teniente coro­nel (PM) Hora­cio Fer­nán­dez Cutie­llos,  muerto en com­bate durante el ata­que al regi­miento de Infan­te­ría Meca­ni­zada de La Tablada.

2– El Vice­mi­nis­tro de Defensa, Alfredo Forti, cerró el acto anun­ciando que “se revi­sa­rán todos los pro­gra­mas de estu­dios de las Escue­las Mili­ta­res, espe­cial­mente los de His­to­ria y Dere­chos Huma­nos, y que serán las Madres de Plaza de Mayo y los orga­nis­mos de dere­chos huma­nos quie­nes esta­rán a cargo de la revi­sión de los contenidos”.

Es decir, que las madres de terro­ris­tas y las ONG’s de DD. HH. fun­da­das por cri­mi­na­les de lesa huma­ni­dad, se con­ver­ti­rán en “comi­sa­rios polí­ti­cos” de las FF.AA. para adoc­tri­nar a los futu­ros ofi­cia­les con una his­to­ria argen­tina de los 70 escrita por mer­ce­na­rios de Cas­tro, Chá­vez y la Pre­si­denta Cris­tina Fer­nán­dez de Kir­ch­ner, la ex mili­tante de la Juven­tud Uni­ver­si­ta­ria Pero­nista, que era la mili­cia uni­ver­si­ta­ria del Ejér­cito Mon­to­Nero.

 

En julio de 2011, durante la cam­paña para las elec­cio­nes pri­ma­rias, Wiki­pe­dia ha eli­mi­nado el dato de que en la Facul­tad de Dere­cho de La Plata, Cris­tina Fer­nán­dez militó en el ‘Frente de Agru­pa­cio­nes Eva Perón’ de las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias, fun­da­das en La Habana en 1967. El 12 de octu­bre de 1973 las FAR se fusio­na­ron con Mon­to­ne­ros, por lo que sus mili­tan­tes uni­ver­si­ta­rios se encua­dra­ron en la Juven­tud Uni­ver­si­ta­ria Pero­nista, única orga­ni­za­ción men­cio­nada ahora por esta sin­gu­lar enci­clo­pe­dia y que cual­quiera puede modi­fi­car, si lo soli­cita a sus administradores.

 

 

Entrevista de Eco Planeta a MKM

DE MIGUEL KRASSNOFF PARA RUSIA

La siguiente entrevista fue entrevista solicitada  al brigadier ® Miguel Krassnoff  por la revista política “Eco  Planeta” de Moscú, asociada con la agencia de noticias ItarTass de la Federacion Rusa (mail eco-planet: odyachenko@ekhoplanet.ru)

-Señor brigadier, Ud. vive lejos de Rusia y hasta ahora nunca tuvo la oportunidad de visitar aquellos lugares, donde nacieron sus antepasados. Pero Ud. es el hijo del conocido oficial blanco ¿Cuál es la imagen que se formo en Ud. en relación con la Rusia Soviética? En consecuencia ¿cómo Ud. imagina a la Rusia actual?

-Lamentablemente, he vivido lejos de Rusia por razones muy ajenas a la voluntad de mis padres, de mis abuelos y de la mía, pero Chile nos dio la oportunidad de desarrollar una vida relativamente normal, alejada de los avatares de la post-guerra y de la persecución comunista de la que fuimos objeto, dándome en lo personal la posibilidad de realizarme como hombre y profesional. Agrego que mi vida en Chile no me ha hecho olvidar jamás quién soy y de dónde provengo. Siempre he mantenido un profundo orgullo, veneración y respeto por mis antepasados, por sus actos y por su sacrificio. En resumen: orgullo de sentir que por mis venas corre sangre de los Krassnoff; de los cosacos del Don y del Kuban y de asumir que por todo ello tengo una responsabilidad de honor y consecuencia irrenunciables, sentimientos valóricos plenamente compartidas por mi querida esposa e hijos.

Mi impresión sobre la Unión Soviética fue la que tenía todo el mundo: tiranía, horror, ateísmo, persecución, asesinatos y esclavitud ejercida por los comunistas bolcheviques en contra de todos sus habitantes, razones más que suficientes y justificables contra las cuales lucharon y dieron su vida los Krassnoff, los cosacos, los integrantes del Ejército Blanco y tantos otros patriotas anónimos.

A la distancia, hoy me imagino a Rusia renacida; libre de la terrible opresión soviética; sin temor a manifestar su eterna fe en Dios y su orgullo ancestral de profesar nuestra soberana religión ortodoxa; con convicción de retomar sus tradiciones e historia sin limitaciones; con esperanzas concretas de ser una nación respetada, única y fuerte y, por sobre todo, observo que el pueblo ruso respira libertad, demostrando confianza y respeto a la gestión de sus actuales autoridades políticas, las cuales -desde la caída de la dictadura soviética- han demostrado ser auténticos estadistas, en especial sus Presidentes. Todo esto, más allá de las dificultades propias que ha significado para Rusia el rencuentro con su verdadero pasado y su reconstrucción política y administrativa, luego de los más de 70 años de utopías, traiciones y engaños internos de las que fue objeto.

-¿Cómo se está desarrollando la vida de Ud. en los últimos años? ¿Tiene Ud. la posibilidad de relacionarse con los periodistas y con los políticos? Cuéntenos ¿de qué le acusan a Ud. concretamente? ¿Qué es lo que pretenden los representantes del poder de Chile?

-Mi vida en los últimos casi 7 años -hasta ahora- ha transcurrido en prisión, privado ilegal, ilegitima e inconstitucionalmente de libertad, por supuestos cargos nunca comprobados relacionados con ciertos delitos cometidos en contra de los “derechos humanos”, concepto muy hipócritamente utilizado y prostituido en Chile por parte de los marxistas criollos. Como teniente de este Ejército, combatí convencidamente contra terroristas criminales de corte castro- comunista que destruían a este país en la década de los años 70, terroristas que actuaban con el apoyo del gobierno comunista de Allende. Me acusan, después de pasados casi 40 años de la revolución libertaria del 11 de Septiembre de 1973, de absurdos e inexistentes delitos que yo habría cometido en perjuicio de estos terroristas criminales.

Está jurídica y legalmente mil veces comprobada mi inocencia de los cargos que me han formulado y existen actualmente en Chile leyes totalmente vigentes que me benefician, incluso en el caso hipotético de que yo efectivamente hubiese cometido los estúpidos delitos de los que me hacen responsable durante mi destinación en un organismo de seguridad creado precisamente para contrarrestar el terror, llamado Dirección de Inteligencia Nacional, organismo al que pertenecí durante 1974 y hasta 1976 en mi condición de teniente de Ejército y durante mi primer año de capitán. Lamentablemente, determinados jueces, amenazados y presionados por los gobiernos socialistas posteriores al gobierno militar, han transgredido las leyes y no han respetado ni el espíritu ni la letra de estas leyes, procediendo a procesar y a encarcelar a todo militar que enfrentó en aquellos años a los mencionados criminales terroristas, basándose exclusivamente en los antecedentes que los propios extremistas les han proporcionado. Como ejemplo de esta prevaricación e injusticia, le cito que el juez que más procesos y condenas me ha formulado, ¡nunca me ha interrogado! ¡No lo conozco ni lo he visto nunca personalmente!

En concreto: hoy, en Chile no existe el respeto por el Estado de Derecho cuando de militares se trata. En consecuencia, Uds. podrán comprobar que Miguel Krassnoff no necesita de perdones, misericordias, favores, indultos o leyes especiales para obtener su libertad. Solo necesito que se cumpla con la ley que actualmente rige en Chile y nada más. Parece un absurdo, pero es así.

Mi relación con periodistas nacionales ha sido casi nula, pues la mayoría de ellos se hacen parte –sin indagar nada previamente- de las falsedades y barbaridades que cuentan los terroristas de la época para justificar sus actos criminales que cometían en aquellos años. Por esta razón y por la subjetividad que han demostrado estos periodistas, he rechazado sistemáticamente cualquiera solicitud de entrevista que me han hecho desde que estoy en prisión.

En cuanto a lo que pretenden los representantes del actual poder en Chile sobre este tema, francamente no lo sé ni lo entiendo. Pese a las promesas y compromisos adquiridos públicamente durante el período preelectoral por el hoy Presidente y sus asesores en términos de resolver esta evidente injusticia y hacer respetar las leyes vigentes y el Estado de Derecho, hasta ahora todo sigue igual y yo, al igual que todos los militares condenados y procesados -especialmente los que teníamos grados jerárquicos muy subalternos- seguimos privados de libertad, con mayor cantidad de procesos y sin visualizar ninguna solución a esta inaceptable ilegalidad. En resumen: hoy en Chile, tampoco existe la justicia, ni el debido proceso, ni nada legal en relación a los militares que participamos en conquistar la libertad y la dignidad de toda la sociedad y de todo el pueblo chileno, a partir del 11 de Septiembre de 1973.

Pese a todo lo anterior, mi fe en Dios, mis convicciones valóricas, mi compromiso ante el ejemplo que me legaron mis antepasados, mi categoría de cosaco, mi responsabilidad como jefe de una familia maravillosa y mi dignidad de ser oficial superior del Ejército de Chile, no ha sufrido ningún tipo de deterioro. Por el contrario: han incrementado mi voluntad de lucha y mi fuerza para continuar hasta las últimas consecuencias para obtener la conquista de la justicia y de mi legítima libertad, sin perjuicio de mantener aún la ilusa esperanza que el  Presidente de esta República cumpla con su público compromiso.

-Sr. brigadier: ¿cómo es posible, que en Chile aun después de la llegada al poder de los conservadores y de los centroderechistas, la situación jurídica de Ud. no ha sido revisada nuevamente?

-En primer lugar, les indico que la solución de esta anormalidad jurídica depende exclusivamente de la voluntad política, quedando el Poder Judicial totalmente sobrepasado y dependiente de lo que haga el Poder Ejecutivo. Pero, tal como se lo manifesté en la respuesta anterior, esta farsa continúa sin existir ninguna explicación lógica para esta irresponsable actitud por parte de las actuales autoridades, salvo suposiciones tales como cobardía, temor para encarar a los hipócritas marxistas que aún se pasean por determinados círculos del poder y pretender ser “políticamente correctos”, dando cabida a la inexistente condición de “víctimas de la dictadura” a estos personajes que fueron los verdaderos responsables de la tragedia que vivió todo Chile en los años 70. Las actuales autoridades nacionales -en su actuar- no tienen ninguna categoría de centro derechistas o conservadores. Por el contrario: Es un doloroso y agobiante continuismo de los gobiernos de corte izquierdista que los precedieron, sepultando hasta ahora todas las esperanzas de reales cambios que esperaba la ciudadanía que votó por los actuales gobernantes. Esto último se ha comprobado en la alarmante baja de popularidad y confianza que han reflejado las encuestas que se han hecho respecto al Presidente.

Una desconcertante situación: ¿han observado Uds. cómo a nivel internacional  actualmente se combate al terrorismo y se distinguen a los que lo combaten? Pues en Chile es todo lo contrario: Terroristas marxistas confesos: libres, con amplia tribuna comunicacional y reconocidos oficialmente como “víctimas”. Los que los combatimos y neutralizamos estamos presos, somos perseguidos y catalogados como “violadores de los derechos humanos”. ¡El mundo al revés! En la propia Rusia, Uds. sí saben de qué se trata todo esto y, además, han sufrido los efectos de estos actos criminales ¿Logran Uds. comprender esta incongruencia e hipocresía? Yo no y no la entenderé ni aceptaré jamás.

Les destaco que Chile también tuvo su trascendental 11/9 y nadie recordó este hecho histórico, que abrió las puertas a la libertad de la humanidad. Cada 11 de Septiembre se realizan acá recuerdos llorosos, manifestaciones violentas e inmorales homenajes públicos para los comunistas abatidos, directos responsables que llevaron a este país a la catástrofe más vergonzosa de su historia republicana. ¡Ni una sola palabra para recordar a casi un millar de militares asesinados por hordas terroristas –nacionales y extranjeras- que asolaban a Chile y a su pueblo en aquella época! ¡Inaceptable!

-Sr. brigadier: dicen, que a Ud. le ofrecieron trasladarse a Rusia para la residencia permanente pero Ud. se negó. ¿Por qué?

-Les corrijo: nunca nadie me ha ofrecido irme a Rusia. Lo que pasó años atrás fue que el embajador de Rusia en Chile en esa época (1999 o 2000) tuvo la amabilidad de sugerirme la posibilidad de obtener la nacionalidad rusa, cosa que acepté de inmediato, pero para ello era necesario renunciar a la nacionalidad chilena. Ante esta exigencia, le expliqué que para mí no era fácil cumplir de inmediato ese requisito por ser Chile el país que nos recibió con los brazos abiertos cuando mi madre y abuelita materna -junto conmigo que tenía un año de edad- logramos escapar de la persecución soviética desde Austria, una vez que las huestes vengativas de Stalin ya se habían llevado a mi padre, a mi abuelo y a todos los cosacos patriotas desde Linz (Austria) para posteriormente asesinarlos.

Luego, Chile se transformó en mi patria adoptiva en la cual pude desarrollar mi vida en forma normal y todas las cosas más bellas, importantes y trascendentales me han ocurrido en esta lejana tierra del sur del mundo. Además, soy un oficial superior del Ejército de Chile y juré ante Dios y su bandera defender a esta nación y a su pueblo hasta rendir mi vida si así fuese necesario. ¡Y vaya que lo fue! Esa fue la razón por la cual no le di una respuesta inmediata al delicado planteamiento que en esa oportunidad me efectuó el embajador, solicitándole que su consulta se la respondería más adelante y que, si fuera posible, yo pudiera tener ambas nacionalidades, a lo cual recibí una rotunda negativa.

Evidentemente que en esos años jamás me imaginé que esta sociedad por la cual expuse mi vida por recuperar su libertad y dignidad de la opresión y terror marxista; arrastré a mi amada esposa y familia a las angustias más terribles y se me limitó mi carrera profesional, al cabo de un tiempo me daría la espalda y permitiría que por defenderla yo sería llevado ilegalmente a prisión y perdería mi legítima libertad.

En resumen, después de esa conversación y escuchar mis puntos de vista sobre el tema que me estaba planteando, el. embajador nunca más me tocó el tema, demostrando un notoria molestia por mis consultas y respuestas. Le aclaro que no me arrepiento de mi actitud adoptada en esos años. Sin embargo, hoy tengo mis dudas, pues junto a mis valientes subalternos y camaradas que combatimos convencida, frontal y honestamente al terror rojo como soldados, los que sobrevivimos a esa muy cruenta y violenta revolución anticomunista, en la actualidad estamos en manos de los vengativos, hipócritas y cobardes marxistas que nuevamente se han adueñado de este  país, sin que ninguna estructura política, institucional, social o eclesiástica levante una sola voz en forma corporativa seria para defendernos de tanta injusticia e ilegalidad. Sencillamente se ha aplicado una muy desleal e ingrata actitud que la sociedad chilena más de una vez ha demostrado en su historia, aplicando aquel concepto que dice que cuando la patria y sus habitantes están en peligro, Dios es invocado y el soldado admirado; pero cuando el peligro ha pasado, Dios es olvidado y el soldado despreciado.

Fíjense Uds. que al observar el devenir de los sucesos nacionales a partir aproximadamente del año 2000, y lo que me ocurrido hasta la fecha, me invade una profunda decepción, pues después del monumental sacrificio que hicieron las Fuerzas Armadas y de Orden de Chile, junto a miles de civiles patriotas para sacar al país del caos, de la humillación, de la violencia, del terror, de la hambruna y de la desesperación, objetivos todos logrados con singular éxito, hoy ese sacrificio- que costó la vida de cientos de uniformados y civiles inocentes a manos de los marxistas, ha sido minimizado, no reconocido, despreciado y el éxito logrado en bien de toda la nación ha comenzado a ser destruido por los mismos vándalos y cretinos seguidores de aquella atea y maldita filosofía que hace casi 40 años atrás, literalmente, destruyó a Chile. Una pena. Soy uno más de los miles de chilenos indignados que hoy sienten lo mismo que he expresado. En este punto deseo ser muy preciso: Jamás esperé honores o reconocimientos; sólo ansié poder vivir en paz, continuar amando a mi esposa, adorando a mis hijos y nietos con la satisfacción íntima y profunda del deber cumplido con mi compromiso de amor, gratitud y respeto a Chile. Pero esto mínimo a lo que he aspirado toda mi vida, ya me lo han denegado.

Lamentablemente, ha primado el odio, la venganza, la deslealtad más dolorosa y la cobardía más vergonzosa. Todos los que tienen alguna injerencia en esta situación, quieren mostrarse “políticamente correctos” haciéndose eco de estupideces, mentiras e intrigas alrededor del mal llamado tema de los “derechos humanos” para lo cual descargan todas sus incapacidades e inconsecuencias en los cientos de uniformados que estamos sometidos a escandalosas condenas y aberrantes, interminables e ilegales procesos judiciales. Al tener que reconocer esta triste realidad que afecta a Chile, siento que ya nada le debo a esta antipática y malagradecida sociedad en su conjunto.

Sin embargo, asumo el deber de destacar en forma muy especial y en extremo gratificante la noble actitud de muchos cientos de personas de todos los niveles sociales del país que, individualmente, se han esmerado en demostrarme afecto, aliento y reconocimiento frente a esta atrocidad a la que mi familia y yo estamos siendo sometidos.

Si hoy tuviese la misma oportunidad que se me dio años atrás -con el  embajador de Rusia- seguramente mi respuesta y actitud serían muy diferentes a las que tuve en aquella época.

-Sr. Brigadier, Gisela Silva Encina escribió un libro sobre Ud. – “Prisionero por servir a Chile”, publicado recientemente en Rusia. ¿Qué opinión tiene Ud. sobre esta obra? ¿Provoco esta obra alguna resonancia en Chile?

-Gracias por esta consulta, pues me permite rendir un público y sentido reconocimiento y homenaje a una distinguida dama de la sociedad chilena que con valentía, patriotismo y profundo sentido de la justicia, junto con sus innatas cualidades intelectuales y literarias, se atrevió a enfrentar a la hipocresía de lo “políticamente correcto” y denunciar ante toda la opinión publica el escándalo que ha significado el irrespeto al Estado de Derecho y la ilegalidad con la cual se ha procedido con todos aquéllos que sacrificaron lo mejor de sus vidas por la libertad y el renacer de Chile, concediéndome, la señora Gisela Silva Encina, el honor de transformarme en el personaje central de esta magnífica obra que ella tuvo a bien escribir. Obviamente que mi opinión sobre dicha obra no puede ser sino la mejor de todas.

Respecto al libro “Miguel Krassnoff. Prisionero por Servir a Chile” es importante que Uds. sepan que su autora no solo se basó en mis personales antecedentes que le proporcioné para la redacción de esta obra, sino previamente ella, como afamada historiadora, se preocupó de investigar y confirmar en todas sus partes los informes y testimonios que yo le entregué sobre los diferentes sucesos y circunstancias que dieron origen a este libro, confirmando la veracidad de la totalidad de los argumentos por mí proporcionados, razón por la cual ninguno de los datos que están consignados en el citado libro han sido desmentidos o criticados por persona alguna, ni menos por los responsables que en esta obra figuran como causantes directos de ejecutar el terror marxista y las anormalidades político-judiciales a las que ha sido sometido el personaje central que soy yo.

Este libro tuvo una especial resonancia en Chile, pero no porque se le haya dado alguna publicidad especial, sino porque una vez editado, se transformó de inmediato en un éxito de ventas, siendo el libro más recomendado de leer y adquirir por parte de las más afamadas librerías de todo Chile. Como ejemplo de ello, esta obra figuró durante varios meses entre los 10 libros de no ficción más vendidos en el país, figuración que consta en el ranking literario que semanalmente publican los dos diarios más importantes de Chile. Actualmente todas las diversas ediciones que se han publicado están agotadas, continuando muchas personas consultando donde se puede adquirir y exigiendo que se coloquen en librerías más ediciones.

Importante de destacar es el hecho que, al conocerse la historia contenida en este Libro, he tenido la agradable sorpresa de contar con el aliento y amistad de cientos de personas que antes nunca había conocido y que han llegado hasta el lugar de mi prisión para manifestar personalmente su apoyo.

LA MISTERIOSA MUERTE DE UNA DISIDENTE EN LA HABANA

Por Mary Anastasia O’Grady, Wall Street Journal

 

Durante más de ocho años, el régimen de Castro hizo su mejor esfuerzo para silenciar a la líder de las Damas de Blanco, Laura Pollán. Hace casi 20 días Pollán quedó en silencio. Falleció, luego de una breve enfermedad, en un hospital en La Habana.

Funcionarios del hospital inicialmente afirmaron que murió de un paro cardiorrespiratorio. Pero según Berta Soler, la vocera de las Damas de Blanco en La Habana, el certificado de defunción dice que Pollán sucumbió a diabetes de tipo II, neumonía bronquial y un virus “sincitial”.

Ya que no había atención médica independiente disponible para tratarla y no hubo autopsia, es improbable que alguna vez sepamos las causas reales de la muerte de Pollán. Sí sabemos que aunque era diabética con hipertensión, ambos cuadros estaban bajo control y no necesitaba inyecciones de insulina regulares. De hecho, estaba saludable sólo semanas antes de su muerte, según amigos y familiares. También sabemos que mientras más tiempo pasaba bajo cuidado médico estatal, más se enfermó.

No es sorprendente que la oposición cubana tenga sospechas sobre la muerte de Pollán, y sus preocupaciones merecen difusión aunque sólo sea por la naturaleza del régimen totalitario, que aprendió su oficio de la Europa del Este comunista, donde se refinó la práctica de eliminar enemigos mientras estaban bajo custodia estatal.

A lo largo de la dictadura cubana, las muertes sospechosas —más comúnmente ataques al corazón— de personas que estaban saludables y fueron consideradas desleales con los Castro no son algo completamente extraño. El más famoso fue José Abrantes, un ex ministro del Interior y confidente de Fidel, quien se alejó de su jefe, fue encarcelado y aunque era conocido por su buen estado físico, murió de un ataque al corazón en su celda en 1991. Más de un desertor del interior del régimen ha afirmado que Abrantes fue asesinado.

Pollán lanzó su causa cuando su esposo, Héctor Maseda, fue arrestado, junto con otras 74 personas, en una arremetida en toda la isla contra los disidentes en marzo de 2003. En busca de una forma de resistir la injusticia, se sumó a otras mujeres cuyos familiares recibieron largas condenas en la Primavera Negra de Cuba. Juntas organizaron un acto simple y pacífico de desobediencia: luego de asistir a misa en la iglesia de Santa Rita en la Habana, marchaban por la calle, vestidas de blanco y llevando gladiolos. El grupo era pacífico y apolítico. Pero para el régimen era peligroso, y por lo tanto hizo lo posible por disolverlo.

Golpizas, detenciones, intimidación y acoso al grupo fueron en vano. Las Damas regresaron una y otra vez a sus prácticas “contrarrevolucionarias”: misa dominical, procesiones en silencio, “tés literarios” de mujeres los miércoles en la casa de Pollán, vigilias con oraciones por los perseguidos.

El movimiento adquirió un poder visual enorme, y cuando las imágenes de las damas siendo atacadas en las calles se volvieron virales, la dictadura fue humillada. Los Castro fueron obligados a ofrecerles “liberación” a los prisioneros de la Primavera negra a través del exilio con sus esposas.

Pollán y su esposo lo rechazaron. En cambio, la dama expandió el movimiento en todo el país y prometió convertirlo en una organización de derechos humanos abierta a todas las mujeres. En declaraciones desde la prisión de Guanajay mientras la condición de Pollán se deterioraba, el ex funcionario cubano de contrainteligencia encarcelado Ernesto Borges Pérez le dijo a ‘Hablemos Press’ que hacer públicos esos objetivos probablemente selló su suerte.

El 24 de septiembre, Pollán fue atacada por una turba mientras intentaba salir de su casa para asistir a misa. Se informó que torcieron su brazo derecho, y fue rasguñada y mordida. Esto es notable porque durante más de un año, las Damas habían alegado que cuando los escuadrones de Castro venían a buscarlas, los matones lastimaban su piel con agujas. Esas mismas mujeres afirmaron que luego se sentían mareadas, con nauseas y fiebre. El periodista independiente Carlos Ríos Otero informó esto para ‘Hablemos Press’ antes de que Pollán fuera hospitalizada.

Según entrevistas con la hija de Pollán y su esposo y con Soler, realizadas por la organización sin fines de lucro con sede en Miami —Directorio, ocho días después del ataque del 24 de septiembre Pollán comenzó a sentir escalofríos ya a vomitar. Con profundo dolor en sus articulaciones al día siguiente, fue trasladada al hospital Calixto García. Luego de una serie de exámenes le dijeron que todo estaba normal y le dieron de alta. El 4 de octubre tuvo fiebre y problemas para respirar. Un antibiótico recetado no ayudó. El 7 de octubre fue ingresada nuevamente al hospital, luego transferida a cuidados intensivos y al día siguiente la conectaron a un respirador.

A su familia le negaron derechos de visita hasta el 10 de octubre, cuando sólo le permitieron la entrada a su hija. Agentes de seguridad estatal rodearon su cama y monitoreaban a los médicos. El 12 de octubre los doctores informaron que tenía un virus respiratorio sincitial, que también se conoce como un resfrío. Obviamente estaba mucho más enferma.

El 14 de octubre murió. Cuando se le permitió ver el cuerpo a su familia, agentes de seguridad estatal otra vez estaban allí, así como en la velación de una hora permitida a la medianoche. En tiempo récord —sólo dos horas más tarde— Pollán fue convertida en cenizas. ¿Quién podría culpar a la resistencia por sus sospechas?

 

 

LA PAPA NOVIEMBRE

MIENTE, MIENTE, QUE ALGO QUEDA


En la edición del día domingo 23 de octubre de El Mercurio se publicaron sendas  entrevista al presidente de la Corte Suprema, Milton Juica, y al  presidente de la Asociación Nacional de Magistrados, Leopoldo Llanos, en las cuales ambos cuestionan al ministro de Justicia, Teodoro Ribera, por criticar a los tribunales  por la facilidad con que dejan en libertad a los violentistas en las protestas y que el Gobierno evaluará  el criterio de los jueces al decidir las futuras promociones.

Ambos manifestaron que “en ninguna época de la historia   del Poder Judicial había ocurrido algo así”, lo que fue avalado por el titular del PS, Osvaldo Andrade, quien añadió que “ni en la dictadura militar hubo un intento tan flagrante de intervención en el Poder Judicial”.
Falso, de falsedad absoluta.

 

En 1990, ya en plena democracia, el Presidente Patricio Aylwin, además de abogado y tratadista de Derecho Administrativo, rompiendo groseramente el principio de Separación de Poderes de Montesquieu y vigente en el mundo  desde la Revolución Francesa, envió un oficio (que algunos catalogan, incluso,  como instructivo) al Poder Judicial sugiriendo en materia de  derechos humanos no aplicar  normas vigentes como la prescripción y la amnistía.

El poder judicial respondió afirmativamente, consagrando por primera vez en el país artificios jurídicos no vigentes en la legislación  chilena del momento, como el secuestro permanente y delitos de lesa humanidad.

 

El resultado practico lo conocemos: después de casi 40 años se sigue encarcelando a miembros  de las FF.AA.. Hay 80 condenados, otros tantos han fallecido en medio de los procesos y se comenzó el 2011 con 300 causas, las que a la fecha van en 2 mil.

 

EL SILENCIO DE UN “INOCENTE”

De la noche a la mañana, la dictadura cubana dejó de perseguir a Max Marambio, otrora amigo predilecto de Fidel y socio del Estado comunista en una empresa de alimentos. Acusado de cohecho y falsificación de instrumento público, la Fiscalía de La habana pidió su captura internacional, por lo que Interpol encendió sus luces rojas.

 

No obstante, al prescribir la orden de captura, Interpol ordenò a todas sus sedes poner fin a la búsqueda de este antiguo GAP de Allende y miembro de las milicias paramilitares cubanas. ¿Qué hizo cambiar de postura a Cuba? Fuentes de la disidencia cuentan que el domicilio de Marambio en Chile fue objeto de un robo, desapareciendo del lugar su bien guardada caja de fondos, en la cual tenía documentos “financieros” extremadamente comprometedores“ para Fidel.

 

Recuperados esos papeles, el barbudo caudillo comunista se quedó en paz y ya parece haberse olvidado de Marambio, quien ahora sin la amenaza de captura está escribiendo la segunda parte de sus memorias.

 

CASI, CASI…

Una rubia periodista muy aficionada al tenis estuvo a punto de ser fichada como directora de su Escuela de Comunicaciones por una importante universidad privada capitalina. No obstante, cuando ya había llegado a un acuerdo para asumir el cargo, alguien bien informado pasó el dato de que la profesional, casi sin experiencia en medio, tenía en su curriculum una “pifia” muy grande: siendo docente de otro plantel se aprovechó de un trabajo encargado a sus alumnos para, luego, publicar un libro junto a otra colega. Ambas fueron denunciadas y despedidas en el acto por “apropiación indebida”.

 

“TIENES RAZÒN”

Muy difundida fue la visita que Iván Moreira, diputado UDI, le hiciera a su colega del MAS, René Alinco, cuando éste cumplió condena en el anexo cárcel “Capitán Yáber por conducir un vehículo en estado de ebriedad. “Lo hice por una cuestión de humanidad” explicó el parlamentario gremialista.

 

Informado de esa confesión, un general ® del Ejército le escribió una carta, reprochándole que habiendo sido alcalde designado por Pinochet no mostraba igual “gesto de humanidad” con los oficiales presos en Punta Peuco y Cordillera, a lo que en breve misiva le respondió que “tienes razón, iré a verlos”.

 

LUDOPATA

Un eficiente y multifacético jugador de Universidad Católica entra y sale del equipo y no logra ser titular indiscutido pese a su talento. La razón es que no se puede concentrar ciento por ciento en el fútbol por sus problemas derivados de su ludopatía.

 

No asiste a casinos, sino juega vía Internet apostando fuertes sumas, al punto que tuvo que vender la mitad de su carta de pase a un empresario para salir de las deudas.

 

Es tan fuerte su adicción al juego on line que en el hotel en que se concentra el equipo antes de los partidos se elimina el servicio de Internet en la habitación que corresponde a este insaciable apostador.

 

INQUIETUD ALCALDICIA

Preocupado se halla el alcalde Lo Barnechea, Felipe Guevara (RN) por la aparición en el ruedo de una peligrosa competidora para las municipales del 2012, Marta Ehlers (RN).

 

Resulta que Guevara es parte del grupo que no apoya a la Mesa Directiva de Carlos Larraín, en tanto Ehlers sí lo es. Pero la inquietud del actual jefe comunal en torno a su futuro es que no contará con los fondos millonarios para hacer propaganda,  como ocurrió cuando fue electo alcalde, porque el gran recaudador de dineros, su suegro, ya no ocupa sitios de privilegios en el gremio empresarial como antaño.

HUMOR NOVIEMBRE

SE AHOGA, SE AHOGA…

En un balneario en el Pacífico Sur, una gran ola cubre parte de la playa y
se lleva a un chico que estaba jugando allí. Su padre, Samuel,
desesperado, deja de jugar paleta y corre hacia la orilla, mira al
cielo y se dirige directamente a Dios:

-Dios mío….soy yo, Samuel. No puedes hacerme esto a mí… no puedes llevarte al niño… Yo siempre he sido un buen judío, observante, ayuno, cumplo todo lo que dice la religión al pie de la letra, no puedes hacerme esto, Dios….

En ese momento, un rayo rompe el cielo, un estruendo silencia a los
veraneantes…Sin duda es una señal de Dios para Samuel… u

Una nueva gran ola llega desde el mar y trae al niño a la orilla.
Entonces, con lagrimas, Samuel vuelve a mirar al cielo y a comunicarse con el Supremo:
– Dios… ¿y el balde con la palita….?

 

DE ABUELAS

Cuando mi abuela tenía 60 años, el médico le recomendó que anduviera 5 kilómetros diarios… Ahora tiene 90 y no sabemos dónde está.

———————————————————–

-Abuelita, cierra los ojos.

– ¿Y por qué quieres que cierre los ojos?

-Porque papá ha dicho que cuando tu cierres los ojos seremos millonarios.

SUEGRA

¿Cómo se dice suegra en chino?

Lin – chen – la

CABALLERITO

Está la fiesta a su máximo, en eso llega Pepito y se acerca a una chica y le pregunta:

– ¿Vas a bailar?

La chica con gran entusiasmo le responde:

-¡Sí!

Entonces, Pepito le dice:

-¿Me prestas tu silla?

 

BORRACHOS

En una prueba de alcoholemia el inspector le dice al conductor:

– ¿No le da vergüenza? -,mostrándole  el alcoholímetro que marcaba 3,45.
– ¡Chupalla! ¡Un cuarto para las cuatro! ¡Mi mujer me va a matar!
————————————————————————–
Un señor llega al  médico y le dice:
– Doctor,  ¿cómo han salido los análisis?
Y le contesta el doctor:
– Tiene usted 98% de alcohol en  la sangre.
– ¿Solo 98%? ¡El maldito hielo!
————————————————————————–
Un borracho toca  en la puerta de su casa:
– ¿Quién es?  -dice su mujer.
– ¡Soy  yo, tu querido marido!
– ¡¡¡No te voy a dejar entrar, porque siempre vienes borracho!!!
– ¡Pero si he traído un ramo de  flores para la mujer más bonita del mundo!
A la mujer se le ablandó el corazón  y le dejó pasar…
– ¿Dónde esta el ramo de flores?
– ¿Y dónde la mujer más bonita del   mundo?

CURITA
Un cura es enviado a Alaska. Un obispo lo va a visitar un año más
tarde y le pregunta:
– ¿Y cómo le va acá?
– Bueno, si no fuera por mi rosario y mis dos whiskys al día, estaría
perdido. A propósito, ¿gusta un whisky?
– Sí, por favor.
-¡Rosario! ¡Tráele un whisky al obispo!