Monthly Archives: Octubre 2011

EL ALCALDE LABBÉ Y LA CLASE POLITICA

Por Patricio Quilhot Palma

 

 

En medio de preocupantes signos de desgobierno, originados en el inmovilismo de un Ejecutivo acorralado en su debilidad ideológica, la clase política chilena se ha visto sorprendida por una inesperada amenaza a su statu-quo, al aparecer un líder dotado del valor y convicciones suficientes para ofrecer a la ciudadanía lo que ellos no ofrecen. Con absoluta prescindencia de los requiebros demagógicos y rebuscadas filigranas a que nos tienen acostumbrados los políticos, el Alcalde Cristián Labbé se paró ante al país e hizo y dijo lo que hace rato esperábamos de la Autoridad. Justo cuando un empolvado secretario de estado, fiel seguidor de las instrucciones de su impopular jefe, se deshacía en esfuerzos para congraciarse con el grupúsculo de agitadores comunistas que han mantenido al país en una crisis artificial y extemporánea.

A pesar de que el Alcalde Cristián Labbé actúa dentro de las atribuciones legales y administrativas que su cargo le otorga, la clase política y el gobierno de su propia coalición, han salido con desesperación a atacar a quien se permitió romper las cadenas de la demagogia politiquera y salir al frente, a pecho descubierto, a decir de una vez por todas la verdad que todos en privado reconocen y a hacer lo que la mayoría espera: poner fin a la hemorragia de anarquía ideologizada, impuesta por los comunistas. Con ello, el Alcalde Labbé ha dejado en evidencia la debilidad del gobierno y la inconsecuencia de opositores y oficialistas que ─escudándose en una superada libertad democrática─ han permitido, alentado y potenciado una campaña de violencia urbana que nos recuerda los peores tiempos de la intentona revolucionaria marxista de los años 70.

Con su valiente actitud y sin desconocer la real necesidad de mejorar la educación en Chile, Cristián Labbé no solo recoge y desahoga la hasta hoy frustrada necesidad de representación de una enorme cantidad de chilenos que ─añorando el orden y la paz social de los años del Gobierno Militar─ han visto cómo éstos han sido destruidos por la permisividad demagógica de la Concertación y por la debilidad demostrada por el primer gobierno de derecha en muchos años, certeramente calificado como el “quinto” de dicho conglomerado marxisto-cristiano.

Los efectos de la actuación del Alcalde Labbé sobre la cómoda seguridad alcanzada en estos años por la clase política han quedado en evidencia no solo con las reacciones destempladas de los actores políticos, si no también con la de aquellos que se nutren de sus devaneos, como ocurre con algunos periodistas o analistas que ─en su angustia y compromiso ideológico─ han abandonado la careta de la imparcialidad para mostrar su odio y resentimiento hacia aquel sector de la sociedad que no ha comprado su versión de la “dictadura” y de los supuestos beneficios de la “libertocracia”. Para aquellos que han hecho de la política una fuente inagotable de beneficios económicos, desarrollando redes de influencia de alcances ilimitados, otorgándose poderes heredables, imponiendo con ello una verdadera “nobleza política”, Cristián Labbé constituye un riesgo inaceptable que debe ser neutralizado a la brevedad, antes que el ejemplo se expanda y puedan hacer surgir a muchos nuevos líderes de este tipo, capaces de actuar por sí mismos y de decir lo que no es “políticamente correcto”.

A nivel mundial y especialmente en nuestra Latinoamérica, la paciencia de los ciudadanos hacia las democracias decadentes (como también hacia las tiranías asfixiantes) pareciera estar agotándose en forma acelerada, dando origen a nuevas formas de gobierno que aún no consiguen adquirir una identidad de género que las defina correctamente. Por ahora, solo ha ido quedando en claro la aparición de caudillos de generación espontánea, donde predominan los de origen militar o paramilitar, gestados talvez en la angustiosa necesidad de autoridad, expresada por una ciudadanía esperanzada en reponer el necesario orden y estabilidad, derrumbado por la maraña de “derechos” y la pérdida de “deberes” en que han caído envueltas las democracias occidentales. 2 / 2

Cristián Labbé satisface plenamente esta necesidad, al ofrecer a los chilenos una imagen de autoridad responsable, consecuente y dotada del valor que le permite adoptar decisiones pensando en el Bien Común, aún cuando esto sea impopular. La diferencia con el accionar del mundo político local es evidente y ─con muy poco esfuerzo─ pronto podríamos verlo figurando en las encuestas con resultados sorprendentes, ya que su popularidad no será producto de una casualidad o de la desgracia ajena, si no de su propia e indiscutida capacidad de liderazgo.

La mayor dificultad que deben enfrentar sus detractores es el enorme respaldo que tiene en sus votantes, quienes con una clara mayoría lo han reelegido reiteradamente para dirigir los destinos de la comuna de Providencia. Allí, ha realizado un trabajo magnífico, mejorando notoriamente ─entre muchos otros logros─ ni más ni menos que la misma educación que hoy se cuestiona. Con ello, da un soberbio tapaboca a quienes atacan la enseñanza municipalizada, demostrando que una gestión limpia, honesta y desinteresada es sinónimo de éxito y de eficiencia. ¡Qué mejor ejemplo de esto que el altísimo porcentaje de alumnos del Lastarria y Carmela Carvajal que ingresan año a año a la universidad y los miles de estudiantes de otras comunas que postulan a dichos establecimientos, en procura de una mejor calidad de educación!. O sea, el Alcalde Labbé no solo dice las cosas que queremos escuchar, si no que hace lo que dice y lo hace bien. ¡Que tremenda amenaza para aquellos que se escudan en el partido o en los “consensos” para ocultar su incapacidad! Si Chile tuviera más Labbés y menos de los otros las cosas serían diferentes y la actual clase política terminaría rechazada definitivamente de la vida nacional…¡Tal y cómo la mayoría lo desea, según muestra el resultado de las encuestas!

Chile está cansado de los malos líderes políticos, de los que ha tenido más que suficiente. La sociedad chilena está aburrida de ver siempre las mismas caras, rebosantes de gozo en cada reelección o ─lo que es lo mismo─ en cada “nominación” de sus mafias partidarias. Los chilenos desean ver otras opciones y antes que ese espacio sea ocupado por algunos de los falsos renovados o lobos con piel de oveja que la izquierda hábilmente ha ido “reservando” para los tiempos venideros, es preciso levantar a los verdaderos representantes de la libertad y de la democracia republicana, esa en que los gobernantes velan realmente por el Bien Común y no por el resultado de las encuestas. Cristián Labbé es una opción real para quienes deseamos orden y paz, dejando a un lado para siempre a una clase política aprovechadora y falsa que permite y estimula el renacer de los odios y de las revanchas de todo orden.

Chile está demasiado lejos de una verdadera “reconciliación nacional”. La violenta reedición de la agresión marxista y la debilidad demostrada por quienes debieran oponerse a sus intentos hegemónicos han permitido la reinstalación de los odios del pasado y remarcar la existencia de dos sociedades absolutamente contrapuestas. Curiosamente ello ocurre cuando ─como consecuencia de los cambios introducidos por el Gobierno Militar─ las diferencias económicas se reducen y la ciudadanía comienza a tener libre acceso a los bienes y servicios propios de un país próximo a alcanzar el desarrollo. Es natural que los comunistas no deseen que ello ocurra, ya que con éste se acabaría el “caldo de cultivo” para su trasnochada ideología. Sin embargo, no deja de sorprender la pasividad entreguista de muchos que habiendo sido parte de la gesta transformadora del Gobierno Militar ─como Cristián Labbé─ no sean capaces de alzar la voz para defenderlo y expresar públicamente su identificación con el orden y progreso en paz que éste representó. Al menos podrían hacerlo para reconocer a un alcalde ejemplar, hoy atacado sin piedad por una inmunda fronda politiquera que trata de destruir la amenaza que para ellos su hombría representa.

Quiera Dios que Cristián Labbé no se quede solo en una brillante gestión alcaldicia y que ─por el bien de Chile─ existan los hombres y mujeres capaces de proyectar su capacidad, inteligencia y hombría de bien hacia desafíos mayores.

CONCERTACIÓN: NADIE SE SALVA DE LA MUERTE

POR VOXPRESS.CL

 

 

El 10 de diciembre de 2006 no sólo murió Augusto Pinochet. También se murió la Concertación.

Este gallinero político se armó exclusivamente con la finalidad de sacar del poder a Pinochet, Y punto. Los movimientos y colectividades que se aliaron bajo el nombre de Concertación de Partidos por la Democracia sólo aspiraban a ello: el retorno dela democracia. Enemigoshistóricos -como norteamericanos y soviéticos contra Hitler-, se unieron en Chile sin más contenidos que materializar un derribamiento.

Entre estos concertados no había coincidencias doctrinarias y el pegamento que los unió no fue perenne. Cristianos, católicos, masones, ateos, agnósticos, marxistas, progresistas, evangélicos, ricos, pobres, intelectuales e ignorantes se aglutinaron en un movimiento muy potente que impuso su parecer en el plebiscito de 1988: NO a la continuidad de Pinochet en el poder.

Con visiones contrapuestas de la política, con confrontaciones internas permanentes, con una guerra de vanidades y ambiciones hasta perversas, el colectivo  -ahora con chapa sólo de Concertación- logró mantener escuálidas mayorías gracias, precisamente, a que tuvo un flanco común para subsistir: Pinochet.

Cualquiera dificultad que se le presentaba en su devenir cotidiano, esto es, sus innumerables errores, las ineptitudes y los primeros asomos de una corrupción sostenida se las salvaba Pinochet. Casi con jolgorio nacional y bajo la figura legal del indulto, salieron en tropel desde las cárceles subversivos terroristas y asesinos que estaban “injustamente en prisión” por haber combatido al general.

Sin embargo, ese 10 de diciembre de 2006 le cambió la vida a la Concertación:

sin la presencia de la única razón de su existencia empezó a vivir la realidad de gobernar sin aptitud para ello y de proponer contenidos sin haberlos preparado. Empezó, pues, a perfilarse su destino: en enero del 2010, el voto popular la desalojó de La Moneda.

Se alistó, entonces,  a hacer una oposición dura, odiosa, sin pausa, alienante, cuya meta era negarle la sal y el agua al nuevo Gobierno, hacerlo fracasar y, así, volver a La Moneda lo más pronto posible.

Sin embargo, en su inexorable ruta hacia la extinción, estos socios unidos a la fuerza jamás consideraron que la ciudadanía iba a pasarles la cuenta por su cúmulo de irregularidades y frescuras con una evaluación paupérrima y en descenso permanente.

Chile supo, y lo sabe, que la Concertación no gobernó, sino usufructó.

Si el Gobierno de centroderecha es castigado en las encuestas por cuestiones de gestión y empatía presidencial, la Concertación es castigada aún con mayor rudeza. El muestreo de opinión de CERC (DC) de septiembre establece que la respalda sólo un 11%.

Un 43% afirma que la oposición “lo ha hecho mal” y la suma de quienes no creen que lo hubiera hecho mejor que este Gobierno es de 61% contra sólo un 28% que considera que lo hubiese hecho mejor. Este indesmentible veredicto fue el que llevó a sus líderes a “declararla oficialmente muerta” y sustituirla por un nuevo referente mucho más amplio y que represente a todas las fuerzas de izquierda, progresistas y ultras del país, aprovechando “el vuelito” del movimiento estudiantil.

Según la vocera y, aparentemente, autora de la iniciativa, Carolina Tohá (PPD), el nuevo modelo es copia fiel del Frente Amplio uruguayo que llevó a la Presidencia de ese país a un comunista y ex tupamaro.

Los variopintos ideólogos de la oposición saben que no tienen más alternativa que agrandar la base de votantes con todos los movimiento y grupúsculos con ideas izquierdistas afines, como PPD, PS, PRSD, PC, MAS, PRO, Humanistas y ojalá los anarquistas -si alguien logra organizarlos-, en definitiva con todos los ultras posibles.

El nuevo referente  -dentro del cual no se ve ni se entendería la presencia de la DC- está destinado a recoger las inquietudes de la naciente sensibilidad social encarnada por inconformistas y rebeldes -algunos con causa y la mayoría sin ella- que han llenado de terror la vida de los santiaguinos en los últimos cuatro meses.

Sin embargo, no es claro ni puede darse por hecho que estas masas amorfas estén dispuestas a aliarse con quienes ellos mismos combatieron en plenos gobiernos de la Concertación. Unaclara muestra fue lo que ocurrió en un encuentro en el CEP con empresarios, políticos y dirigentes estudiantiles: el vicepresidente de la FECh, FranciscoFigueroa, manifestó que “la izquierda actual (Concertación) es más conservadora que la derecha, no está abierta a la autocrítica y no es capaz de construir sociedades mejores que las capitalistas”.

Su postura ultra obedece a que se trata de muchachos sin valores, contestatarios, sin respeto a sus padres, a sus autoridades y a sus profesores, que nado de terror ilidad socialaevo modelo copia del Movimiento Amplioico por tel;  ejercen soberanamente sus voluntades por erróneas que sean, y sus utopías llegan al extremo de imponer medidas que por desconocimiento, inmadurez y falta de preparación no les corresponde intermediar. La última de sus excentricidades fue exigir participar directamente en la discusión del Presupuesto 2012.

No se percibe con algún grado de certeza que estas nuevas fuerzas violentas partidarias de libertades totales se adhieran a un proyecto que está en barbecho y que –igual- tendrá que regirse por estatutos, normas y regímenes internos, todas obligaciones que a estos “chiquillos” les provocan náuseas. Además, hay que considerar que de todas estas decenas de miles de movilizados que este Frente Amplio criollo pretende conquistar, sólo un 48% se halla  dispuesto a votar.

Y eso no le sería suficiente a este futuro referente para asegurarse el retorno a La Moneda de la mano de Bachelet, la cual ha dicho que tiene deseos de ser candidata siempre y cuando sus partidos se ordenen. Lo pidió Ricardo Lagos y no se ordenaron. Lo pidió José Miguel Insulza y no se ordenaron.  ¿Qué hace suponer que se ordenarán ahora cuando el bolsillo de payaso será aún mayor y hasta con el más cruel y cínico participante en cualquiera alianza, como es el PC?

Para peor, la realidad de las encuestas contribuye aún más a esta noche sin luna ni estrellas que se le vino a la Concertación: sólo un 33% considera que Bachelet debe ser la candidata contra un 61% que prefiere a otro, a ninguno o no sabe por quien votar.

Está demasiado claro: no hay antídotos en el mercado sociopolítico para salvar ala Concertación. Elcementerio la aguarda.

LA INVESTIGACIÓN SOBRE FALSOS EXONERADOS POLÍTICOS

Por Felipe Saleh, El Mostrador.cl

El jueves 15 de septiembre a las 15:30 horas, un grupo perteneciente a la Confederación Nacional Unitaria de Exonerados y ex Presos Políticos, llegó hasta la Confitería Torres que está instalada en el subsuelo de La Moneda.

Habían sido convocados por la producción del programa Contacto de Canal 13 para ver el capítulo en el que varios de ellos habían colaborado y prestado testimonio. Luego de una larga investigación que partió el año 2008, al fin los asistentes verían el resultado: las pruebas de que cientos de millones de pesos destinados a reparación de exonerados han sido entregadas a personas que no les corresponde.

Pero los invitados no vieron nada. Según uno de los asistentes, “la producción dijo que el programa no se emitiría por decisión de los ejecutivos. Ni siquiera nos mostraron el trailer”.

El programa fue reemplazado por otro (martes 20 de septiembre) que indagaba sobre las consecuencias de accidentes de tránsito provocados por conductores ebrios, una pauta estilo prevención del 18 pero que se transmitió después de Fiestas Patrias.

“Postergado” y no “censurado”

Inmediatamente surgió la palabra “censura”, sobre todo desde los dichos de Raúl Celpa, presidente de la agrupación de exonerados, y uno de los consultados por el programa.

El dirigente acusó a René Cortázar, presidente del directorio de Canal 13 y ex ministro del Trabajo cuando se promulgaron algunas de las leyes de reparación, supuestamente vulneradas según los datos del reportaje. “Cortázar censura el programa, por la responsabilidad que le cabe como autor de estas leyes y de su procedimiento de aplicación y el alto grado de involucramiento de las más altas autoridades del país en estos hechos”, dice Celpa.

Cortázar, quien llegó al máximo cargo ejecutivo de Canal 13 de la mano de Andrónico Luksic cuando el empresario se convirtió en el accionista mayoritario del canal el año pasado, tiene un historial de situaciones parecidas.

En noviembre del año 2000, cuando Cortázar estaba a cargo de TVN, también fue acusado de censura y de tratar de tijeretear un capítulo emblemático de Informe Especial dedicado a las operaciones de la CIA en Chile durante el gobierno de Salvador Allende.

En dicho programa se dedicaría un bloque completo a la colaboración de la agencia estadounidense con el diario El Mercurio. Pero Cortázar, a pedido de los directores de derecha de TVN, solicitó cambios en el capítulo donde según él, Chile quedaba como una “marioneta” del servicio de inteligencia norteamericano.

Jaime Moreno Laval, director de Prensa de entonces, se negó a hacer los cambios y Cortázar, que lo había nombrado, le pidió la renuncia. El periodista no aceptó, provocando una crisis política al interior del directorio que se tradujo en la salida de Cortázar del canal. Luego de  su renuncia a TVN, el ahora presidente del directorio de Canal 13 se convirtió en asesor comercial de El Mercurio.

Ahora, aunque extraoficialmente, en el canal de Luksic niegan de plano las acusaciones de censura del reportaje de Contacto. Aseguran que el programa fue visto por Jorge Cabezas, jefe de Prensa de la estación, junto a otras autoridades del canal y su evaluación arrojó que el reportaje “no estaba terminado”, que “le faltaban fuentes esenciales”, como las autoridades del gobierno anterior, responsables de las supuestas irregularidades. “El programa será emitido cuando esté listo, no es lo mismo una hora de Contacto que una nota de dos carillas”, dice un ejecutivo del canal, consciente de que la investigación contiene datos muy delicados.

Coletazos en el Congreso

Según trascendió los periodistas del equipo que encabeza Pilar Rodríguez habrían comprobado la participación de parlamentarios, específicamente de la Concertación, en las irregularidades a la hora de asignar beneficios económicos a exonerados políticos, que resultaron ser falsos.

Los parlamentarios, entre los que estarían dos senadores PS y un diputado DC habrían testificado a favor de algunas personas en la Subsecretaría de Interior, repartición de la que depende el Programa de Reparación para Exonerados Políticos. Estos testimonios habrían contribuido a que se otorgaran beneficios a personas a las que no correspondía.

Los datos de Interior

En  agosto de 2010, la Oficina de Exonerados Políticos del Ministerio del Interior recibió un requerimiento de la PDI de Temuco. La policía solicitó asistencia para comprobar la autenticidad de los documentos hallados en la oficina de Julio Allendes Allendes, de calle Bandera 565.

En el lugar se encontró una nómina con 1.500 nombres de supuestos beneficiados con la Ley Valech además de oficios, certificados y resoluciones que decretan la calidad de exonerados para estas personas.

Desde el pasado 12 de septiembre, Allendes, quién se hacía pasar por abogado, está formalizado y en prisión preventiva por 17 casos comprobados de estafa reiterada.

“Los antecedentes que nosotros mantenemos hablan en realidad de 40 o 45 casos. Nos ha llegado una denuncia del Ministerio del Interior que amplía antecedentes sobre personas (supuestas víctimas) que se ubicarían en la ciudad de Valdivia”, dijo la fiscal a cargo del caso, Ximena Chong.

El fantasma de la suspensión definitiva

Paralelamente, la Subsecretaría de Interior realizó una indagatoria cuyos resultados fueron conocidos el año pasado, por la comisión investigadora de la Cámara que se formó el año pasado a raíz de la denuncia hecha por otro programa periodístico: Esto No Tiene Nombre de TVN.

En ese reportaje se acreditó que la universidad Uniacc, encabezada por el PPD Daniel Farcas, entregaba cursos con cargo a las becas Valech, que entre otras cosas, no conducían a ningún grado académico y se ofrecían a personas sin Enseñanza Media completa y, más aún, sin derecho a los beneficios que otorga la ley 19.992.

En la exposición que hizo la Subsecretaría de Interior se consignaron diversas irregularidades. Entre ellas, adulteración de documentos y nóminas de falsos exonerados, de empresas que no fueron jamás intervenidas por la dictadura y,  lo más grave, que Interior recibió 125 denuncias sobre mal uso de los beneficios y que no fueron debidamente investigadas.

En el informe, emitido por la comisión en diciembre de 2010 y aprobado por la Cámara, se establece respecto del caso Uniacc que “las responsabilidades políticas, por una falta de diligencia grave en el ejercicio de sus funciones, recaen directamente en las ex ministras de Educación, señoras Yasna Provoste y Mónica Jiménez de la Jara; en el jefe de la división jurídica de la división de educación superior del Ministerio de Educación, señor Julio Castro, y en el jefe de gabinete de este último, señor Rodrigo Lahsen”.

Sin embargo, fue la querella presentada en agosto del año pasado por Interior contra Julio Allendes, lo que impulsó nuevamente la investigación de Contacto. Según Raúl Celpa, el reportaje ya había sido postergado al final del gobierno de Bachelet. “El 26 de junio de 2009 una productora nos comunicó la suspensión del programa”, dice.

Ese mismo año, en agosto  un capítulo de Contacto sobre el comportamiento de los parlamentarios en el ejercicio de sus funciones fue suspendido sin que hasta ahora haya salido al aire.

UN FINAL SIN FINAL

PorRaúl PizarroR.

 

Habría que tener un poco la mente de Kafka y los conceptos de Fellini para entender medianamente el supuesto fin del conflicto estudiantil gracias a que un grupo de los voceros del movimiento decidieron, tras diez horas de debate, aceptar sentarse a una mesa de diálogo que le ofreció el ministro de Educación.

 

Los rostros de mayor visibilidad en la secuela de movilizaciones, Camila Vallejo (PC) y Giorgio Jackson (al parecer, futuro PS), lograron finalmente imponerse a los caudillos ultras, especialmente de Regiones, y decidieron conversar con el Gobierno, pero “sólo conversar, porque uno de ellos advirtió que “desconfiamos”. De ningún modo dieron por terminadas las movilizaciones; por el contrario, respondieron con una nueva y violenta marcha que se realizó horas antes del primer encuentro con el titular de Educación.

 

El rector de la Usach, Juan Manuel Zolezzi, dio la primera señal de que el movimiento se había desperfilado, al comentar que “los muchachos se confundieron y perdieron la oportunidad histórica de cambios realmente profundos en conjunto con las autoridades universitarias”.

 

Y tuvo razón: fue el primer rector en marcha con los estudiantes por las calles…y fue también el primero en criticarlos por la desviación de sus objetivos. En la esperanza de tener el éxito de los “pingüinos” (2006) comenzaron exigiendo una educación de calidad como slogan, pero su fanatismo les impidió anteponer la efectivamente revolucionaria idea puesta ya en práctica por Joaquín Lavín de becar a los jóvenes con mejores puntajes de la PSU que estudiasen Pedagogías.

 

La injerencia del PC en el movimiento instaló en el mismo la más aberrante contradicción, al aparecer Jaime Gajardo (PC), presidente del Colegio de Profesores, gritando por educación de calidad siendo que él y su gremio se niegan a evaluarse y rehúsan reconocer que son ellos la gran y única causa del histórico deterioro de la enseñanza pública.

 

Conscientes de que con este tema estaban haciendo el ridículo cambiaron el discurso a la gratuidad “para todos”, un tremendo contrasentidos porque estaban pidiendo que no pagasen niños y jóvenes de los sectores más acomodados del país. Como la gratuidad por sí sola no existe, sino es el Estado, con dinero de todos los chilenos, el deberían financiar la instrucción incluso de estos intransigentes malos estudiantes, se dieron cuenta de que esa exigencia no permeabilizó ala ciudadanía. Igual, el Gobierno les garantizó que en la Constitución se establecerá ese derecho…pero al que corresponda.

 

Pasaron, entonces, a pregonar fin al lucro. Sin comprender –obvio, no se trata de los mejores estudiantes los que copan las calles con sus marchas- el real significado de la palabra, tuvieron eso sí una rápida respuesta del Gobierno que envió al Congreso un proyecto de ley que regula “los excesos” en esta materia, pero sin atentar  -como es lógico- contra la libertad de enseñanza garantizada enla Carta Magna.

 

Como no encontraron la resistencia que esperaban  -y deseaban con ardor- por parte del Gobierno,  fueron alterando su discurso con la única finalidad de justificar marchas y protestas callejeras. Para ello cuentan  con la generosa complicidad de los medios de comunicación, especialmente televisivos, con una amplia cobertura en directo que superó a Mundiales de Fútbol. Es claro: editores y periodistas son de izquierda. Fervorosos conductores y entusiastas reporteros defienden “la causa” y los “nobles objetivos” de estos tranquilos jóvenes que reciben sin piedad la “represión” de Carabineros.

 

Como los blancos directo para sus municiones se fueron acabando, para mantenerse en pie y dinámico, el movimiento activó el típico y añejo discurso comunista vigente por años. En un foro en el CEP, consultada por cuáles eran los REALES objetivos de las manifestaciones, Camila Vallejo respondió: “el gran desafío que tenemos que abordar es cómo construimos la alternativa a la actual sociedad capitalista y que sea legitimada. Ese proceso no es de la noche a la mañana y es difícil. Los grandes procesos de transformación no son de un día para otro, sino requieren de un trabajo constante a largo plazo” (QUÉ PASA, 14/09)

 

Más claro, echarle el agua. Las aspiraciones educacionales eran sólo el maquillaje de un objetivo político de izquierda, aprovechando las propicias aguas de un gobierno de centroderecha, poco autoritario y sin liderazgo.

 

Ya absolutamente desvirtuado el propósito que originó hasta simpatías en parte de la ciudadanía, los caudillos se percataron de que fue alto el número de alumnos que acogió el llamado del Mineduc para salvar el año y que los rectores elaboraron todo tipo de fórmulas para cerrar el primer semestre y darle continuidad a los estudios. Con incredulidad recibieron la noticia de que en las más emblemáticas universidades tradicionales se seguían dando clases pero en lugares no habituales y a petición de los propios alumnos.

 

Con estas señales claras, la ciudadanía se percató de que llevar al límite el paro era sólo la necesidad de los flojos que buscan pasar de curso en virtud de transacciones políticas de última hora. Los buenos alumnos no están en las calles, sino en clases, aprendiendo.

.

El hecho irrefutable de que este movimiento ya es definitivamente político lo reafirma la “condición” puesta por Vallejo y Jackson para concurrir a la mesa de diálogo con el Gobierno: “iremos, pero no significa que detengamos las movilizaciones, y las universidades que retomen las clases deben respetar las horas para marchas y asambleas…”. Una exigencia acorde con sus propósitos: sin disturbios, sin violencia, la gente  -y el mundo, en definitiva- no se impondría de sus acciones.

 

Cuesta, así, entender que se haya terminado el conflicto. Más bien es un final sin final.

UN PREMIO INFAME

Por PIRI

 

La idea no es rasgar vestiduras por los arraigados vicios con los que se entregan los Premios Nacionales. Es cosa sabida y demasiado vieja como para sorprenderse con los “méritos” de incontables de los galardonados que se llevan una apetecible recompensa en dinero y una pensión vitalicia, todo ello en virtud de los servicios prestados  -se supone- en el área en la cual se han desempeñado.

 

Compromisos de amistad, sensibilidades políticas, presiones varias, campañas publicitarias, cartas de apoyo en los medios  y todo tipo de malabares surgen en los entornos de los candidatos en la víspera de otorgarse los Premios Nacionales.

 

Muchos antes de su muerte, consultado José María Navasal sobre cuál creía era la causa que, pese a su contundente y larga trayectoria en el periodismo,  nunca se le concedió el Premio Nacional, sin quitarse la pipa de la boca respondió: “la razón es simple: soy pesado”.

 

Hay veces en que los Premios Nacionales los reciben quienes muy bien se los merecen, como ocurrió en esta oportunidad con la psicóloga experta educacional Erika Himmel. Creadora de iniciativas hasta hoy vigentes en el área de la enseñanza, por años fue una especie de oráculo para el mundo académico ya que dado sus conocimientos era motivo de consulta permanente.

 

En otras oportunidades, los Premios Nacionales recaen en quienes teniendo los méritos, “coincidentemente” poseen algún vínculo político. Es el caso de la distinguida en esta ocasión en el área de Artes Plásticas, Gracia Barrios, quien es esposa de José Balmes un reconocido pintor que llegó a Chile en el “Winnipeg” y que por siempre ha sido un proactivo izquierdista, al punto que estuvo exiliado.  Pero más allá de ese lazo,  a sus 84 años y con grandes maestros y también grandes obras, su designación no merece reparos

 

Sin embargo, el Premio Nacional de Periodismo otorgado a Sergio Campos resultó simplemente una bofetada a la dignidad del galardón, a la carrera universitaria de Periodismo y a todos cuantos tienen una trayectoria realmente rica y provechosa en la profesión.

 

El de Campos fue un premio repugnante e infame.

 

En 1957 cuando egresaron los primeros periodistas universitarios, la carrera duraba cuatro años, uno menos que en la actualidad, que es de cinco. Es un período largo de muchos ramos prácticos y humanistas que van forjando intelectual y espiritualmente al futuro profesional.

 

Sin embargo, el flamante Premio Nacional de Periodismo es “titulado” de “periodista” de una carrera express inventada tiempo atrás por la Universidad de Santiago y que incluía sólo cuatro semestres.

 

Campos, entre otros periodistas flash, fue compañero de Carlos Caszely, quien también detenta igualmente el título profesional por la Usach otorgado en un lapso tan comprimido de tiempo, pero con la diferencia a favor del ex futbolista que poseía el cartón de Preparador Físico y Profesor de Gimnasia por la Universidad de Chile.

 

El único título genuino de Campos es de profesor de básica obtenido en la desaparecida Escuela Normal “Abelardo Núñez”  -sin grado universitario. Luego, se dedicó a la locución comercial y estudió un par de cursos de Publicidad en los tiempos de la Universidad Técnica del Estado, uno de los “cordones” dispuestos a defender el gobierno de Salvador Allende, y la cual otorgaba…¡títulos técnicos!

 

En la actualidad, hay universidades que han puesto de moda este tipo de carreras express, pero la admisión está supeditada a que el aspirante tenga un título profesional afín.

 

Es oportuno preguntarse qué reacción tendrían –por ejemplo- los Colegios de Abogado o de Psicólogos si le dan un PREMIO PROFESIONAL a alguien que sólo estudio cuatro semestres. Cualquiera Orden pondría el grito en el cielo, pero el Colegio de Periodistas guardó un cómplice silencio ante este atropello, porque desde que dejó de ser una instancia gremial -a fines de los 60- para transformarse en un colectivo político de izquierda-, sólo le interesa la solidaridad con quienes tienen la misma ideología.

 

La candidatura de Sergio Campos había sido patrocinada en años anteriores por Mónica González, galardonada periodista de izquierda, y por el recientemente fallecido  José Miguel Varas (PC), a cargo de las comunicaciones del gobierno de Salvador Allende y que escapó del asedio militar a La Moneda rumbo al exilio en la Unión Soviética, exhibiendo su credencial….¡de Prensa!

 

La única trayectoria “profesional” de Campos en el periodismo chileno es ser conductor del Diario de Cooperativa, el primer noticiero radial que llamó a la rebelión  contra el régimen militar y su voz   -en ausencia del facebook y twitter de hoy- fue la convocante a paros, caceroleos y acciones en contra del gobierno de Pinochet, de tal modo que para la izquierda, desde los 80 a la fecha, se trata de un ícono político a quien había que agradecer de alguna forma su particular lucha.

 

Estas líneas no hubiesen sido escritas si el receptor del Premio Nacional de Periodismo, aunque marxista, hubiese tenido, al menos, una formación académica completa y seria.

CAMBIO DE GENERACION

La semana pasada compré un producto que costó $15.800, Le di a la cajera $20.000 y busqué en el bolsillo $800 y se los pase para evitar recibir más monedas cuando me diera la el vuelto.

La cajera tomó el dinero y se quedó mirando la máquina registradora, aparentemente sin saber qué hacer. Intenté explicarle que ella tenía que darme $5.000 de cambio, pero ella no se convenció y llamó al gerente para que la ayudara. Tenía rostro de angustia mientras el gerente intentaba explicarle y ella aparentemente continuaba sin entender.

 

¿Por qué les estoy contando ésto?

Porque me di cuenta de la evolución de la enseñanza desde 1960 y de las condiciones actuales que se manejan en muchas escuelas públicas, liceos y colegios privados, tanto en el ámbito académico como en el trato a los alumnos. Ahora los “niños” nunca pierden el año, pues al margen de inoperantes son “intocables”, aportando las instituciones educativas generaciones déspotas y nefastas a la sociedad.

 

Vean cómo fue el cambio en el área de Matemática. Los ejemplos son los siguientes:

 

1. Enseñanza de Matemáticas en 1960:

Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.000. El costo de producción de ese carro de leña es igual a 4/5 del precio de la venta.

¿Cuál es la ganancia?

 

2. Enseñanza de Matemáticas en 1970:

Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.000. El costo de producción de ese carro de leña es igual al 80% del precio de la venta.

¿Cuál es la ganancia?

 

3. Enseñanza de Matemáticas en 1980:

Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.000. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.000.

¿Cuál es la ganancia?

 

4. Enseñanza de Matemáticas en 1990:

Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.000. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.000. Escoja la respuesta correcta que indica la ganancia:

( ) $ 20.000 ( ) $40.000 ( ) $60.000 ( ) $80.000 ( ) $100.000

 

5. Enseñanza de Matemáticas en 2000:

Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.000. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.000. La ganancia es de $ 20.000.

¿Es correcto?

( ) Si ( ) No

 

6. Enseñanza de Matemáticas en 2010:

Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.000. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.000. Si Ud. sabe leer coloque una X en los $ 20.000 que representan la ganancia..

( ) $ 20.000 ( ) $40.000 ( ) $60.000 ( ) $80.000 ( ) $100.000

Cuba abre la compraventa de autos, prohibida por 52 años

Hasta ahora sólo se podía transferir la propiedad de los modelos de antes del triunfo de la Revolución en 1959.

La decisión está incluida en un programa de más de 300 medidas que impulsa Raúl Castro, aprobado en abril por el VI congreso del PC.

Hasta ahora, los cubanos vendían ilegalmente sus automóviles, aunque el título de propiedad permanecía a nombre del antiguo dueño.

CUBA, ANTES DE CASTRO


Fue la primera nación de  Iberoamérica, incluyendo España y Portugal, que tuvo el primer cementerio independiente de la Iglesia Católica  fue Cuba en 1806

 

La primera nación de la América hispana que usó máquinas y barcos de vapor fue Cuba en 1829.

 

La primera nación de iberoamérica y la tercera en el mundo (tras inglaterra y EE.UU.) que tuvo ferrocarril fue Cuba en 1837.

 

Un cubano fue el primero que  aplico anestesia con éter en iberoamérica en 1847.

 

En 1871, Stevan Bellan se convirtió en el primer iberoamericano en jugar béisbol profesional en EE.UU.

La primera demostración mundial de una industria movida por electricidad fue en La Habana en 1877.

 

En 1881 fue un medico cubano, Carlos j. Finlay, quien descubrió el agente transmisor de la fiebre amarilla que diezmaba a pueblos y elaboró su prevención y tratamiento.

 

El primer sistema de alumbrado eléctrico publico de toda Iberoamérica (incluyendo a España) se instaló en Cuba en 1889.

 

Entre 1825 y 1897,  España recibía sólo de Cuba entre el 60% y el 75% de todos los ingresos brutos provenientes del exterior.

 

La extraordinaria voz de la soprano cubana Rosalía (Chalía) Herrera, famosa en la ópera, fue la segunda en ser grabada en cilindros y placas de discos.

El primer tranvía que se conoció en Latinoamérica circuló en La Habana en 1900.

 

También en 1900, antes de que a ningún otro país de Latinoamérica, llegó a La Habana el primer automóvil.

 

Fue la escritora cubana Renée Méndez Capote la primera mujer iberoamericana que condujo un auto.

 

El primer campeón olímpico latinoamericano fue un cubano: en 1900, el esgrimista  Ramón Fonts.

 

La primera ciudad del mundo en tener  telefonía con discado directo (sin necesidad de operadora) fue La Habana en 1906.

 

En 1907 se estrenó en La Habana el primer departamento de rayos x de Iberoamérica.

 

El 19 de mayo de 1913, el primer vuelo aéreo latinoamericano lo realizaron los pilotos  cubanos Agustín Parlá y Domingo Rosillo, el cual duró 2 horas y 40 minutos entre Cuba y cayo Hueso (Florida).

 

En 1915 se acuñó el primer peso cubano con un valor desde el primer día idéntico al del dólar norteamericano.

 

El primer país de Latinoamérica en conceder el divorcio a parejas en conflicto fue Cuba en 1918.

 

El primer iberoamericano en ganar un Campeonato Mundial de Ajedrez fue el cubano José Raúl Capablanca.

 

En 1922, Cuba fue la segunda nación del mundo en inaugurar una emisora de radio, (la pwx ) y la primera nación del mundo en radiar un concierto de música y en presentar un noticiero radial.

 

La primera locutora del mundo fue una cubana: Esther Perea de la Torre.

 

En 1928, Cuba tenía ya 61 emisoras de radio, 43 de ellas en La Habana, ocupando el cuarto lugar del mundo.

 

En 1935, Cuba se convirtió en la mayor exportadora para Iberoamérica de libretos y grabaciones radiales.  El cubano Félix B. Caignet creó el concepto de novelas y series radiales.

 

En 1937, Cuba decretó por primera vez en Iberoamérica la ley de jornada laboral de 8 horas,  el salario mínimo y la autonomía universitaria.

 

En 1940, Cuba se convirtió  en el primer país de Iberoamérica en tener un Presidente de raza negra electo por sufragio universal y por mayoría absoluta cuando la gran mayoría de su población era de raza blanca.  En esto se adelantó 68 años a los EE.UU.

 

En 1940, Cuba aprobó la más avanzada de todas las Constituciones del mundo de aquella época.  Fue la primera en Iberoamérica en reconocer el voto a las mujeres, la igualdad de derechos entre sexos y razas  y el derecho de la mujer al trabajo.

 

En 1942, un cubano se convirtió en el primer iberoamericano director musical de una productora cinematográfica mundial y el primer iberoamericano que recibió nominaciones al premio Óscar: Ernesto Lecuona.

 

La primera mujer iberoamericana que canto en la Scala de Milán (1946) fue la cubana  Zoila Gálvez.

 

El segundo país del mundo que emitió formalmente televisión fue Cuba desde 1950.

 

En 1950, un músico cubano marcó un record mundial no igualado ni por Elvis Presley ni los Beatles:  fue Dámaso Pérez Prado con su pieza “Patricia” (un mambo) que estuvo 15 semanas consecutivas en el hit parade de EE.UU.

 

El primer hotel del mundo con aire acondicionado central se construyó en La Habana : el Riviera, en 1951.

 

El primer edificio de apartamentos del mundo construido con hormigón se hizo en La Habana: el Focsa, en 1952.

 

En 1954, Cuba poseía una vaca por cada habitante y  ocupa el tercer puesto en Iberoamérica (tras Argentina y Uruguay) en el consumo de carne per cápita

 

En 1955, Cuba era el segundo país de Iberoamérica con menor mortalidad infantil (33.4 por cada mil nacidos).

 

En 1956, la ONU reconoció a Cuba como el segundo país de Iberoamérica con los más bajos índices de analfabetismo (sólo el 23.6%).

 

En 1957, la ONU reconoció a Cuba como el mejor país de Iberoamérica en número de médicos per cápita  (1 por cada 957 habitantes), con el mayor porcentaje de viviendas electrificadas (82.9%) y viviendas con baño propio (79.9%) y el segundo país de Iberoamérica (tras Uruguay) en el consumo calórico per cápita diario: (2.870).

 

En 1957, La Habana se convirtió en la segunda ciudad del mundo en tener cine en 3D y multipantallas (el Radiocentro)

 

En 1958, Cuba fue el segundo país del mundo en difundir  televisión a color y posee el tercer canal de TV a color de todo el mundo.

 

En 1958, Cuba era el país de Iberoamérica con más automóviles  (160 mil, uno por cada 38 habitantes).  el que más electrodomésticos tenía.  el país con más kilómetros de líneas férreas por km2. y el segundo en el número total de receptores de radio.

 

Durante todos los años 50, Cuba tuvo el segundo y tercer lugar en ingreso per cápita de Iberoamérica

En 1959,  La Habana era la ciudad del mundo con el mayor número de salas de cine (358),  superando a Nueva York y París…

…pero, luego, ya se sabe, el comunismo se tomó el poder y llegaron la postración, la pobreza, las carencias, la ruina económica y desapareció cualquier atisbo de progreso.

DIÁLOGO DE SORDOS

Por Luis R. Oro Tapia

www.caip.cl

            No hay diálogo entre el gobierno y sus detractores. No puede haberlo, porque para que se produzca deben estar ambas partes dispuestas a razonar. Pero aquí sólo una lo está: el gobierno. El Poder Ejecutivo le habla al movimiento social (integrado, principalmente, por estudiantes, ecologistas e “indignados”) en clave racional y éste no responde, porque está fastidiado de oír y acatar razones técnicas, ya sean ellas económicas o jurídicas.

De hecho, el gobierno le habla a un sordo. Pero, a su vez, el gobierno también es un sordo, porque no tiene oídos para escuchar las palpitaciones del movimiento social. Por eso, no hay diálogo entre las partes, menos aún comunicación, sólo hay interlocuciones verbales. En efecto, el gobierno se plantea en términos de racionalidad técnica y el movimiento social se plantea en términos emotivos. El movimiento social no es ideológico, tampoco esgrime afilados argumentos técnicos, ni sofisticadas razones, sólo tiene motivos (salvo notables excepciones). Esto no logra captarlo el gobierno, porque en su matriz tecnocrática (impregnada de racionalidad utilitarista), la “gratuidad”, y no sólo en el sentido mercantil de la palabra, no tiene cabida.

¿Y la Concertación? La anciana meretriz, en esta ocasión, está fuera de juego, porque no tiene razones ni emociones. En cuanto a sus “razones”, éstas ni siquiera alcanzan a cuajar en argumentos del teatro del absurdo y sus emociones son tan impostadas como las del Presidente, lo que la torna menos creíble que él y, lo que es peor, más patética que él.

El movimiento social, tiene indudablemente una dimensión política. Pero es mucho más que eso. Es básicamente un pathos y éste todavía no cristaliza en argumentos racionales y menos aún en argumentos que estén impregnados de racionalidad técnica. Si hay algo que no quiere escuchar el movimiento social son argumentos técnicos, porque, entre otras cosas, él es una rebelión contra la racionalidad tecnocrática y burocrática. Por eso no quiere darle curso institucional a sus demandas.

El gobierno y el movimiento social son universos paralelos que no tienen afinidad, porque tienen centros de gravedad diferentes. El del primero es la racionalidad técnica, el del segundo es la del pathos que se rebela contra ella. Él es un movimiento romántico y una rebelión contra el “pensar calculante”. Por eso no quiere negociar.

Faltan aún varias semanas para que se apague la llama de las emociones. Sólo cuando ella se transforme en brasa que arroje quemantes argumentos —cuando la pasión se transmute en razón— recién se podrá constituir una mesa de diálogo. Por el momento el horno no está para bollos.

EL PAÍS QUE JURÉ DEFENDER

Por Fernando Navajas Irigoyen, vicealmirante ®

Ciertamente, el país que juré defender no es el que tenemos hoy día. Cuando egresé al servicio de la Armada, nuestro país era más pobre, menos desarrollado, algo más educado (por raro que parezca) y más decente.; o sea, que se actuaba con cierto decoro. Después de cuanto experimento social y económico se les ha ocurrido a los políticos, nos encontramos hoy con un Chile saludable en lo económico pero en franca decadencia moral; es lo que vemos a diario en todos los medios de comunicación, en su mayoría controlados por periodistas de tendencia izquierdista. Le di mi voto al candidato de derecha pensando que se restituiría el orden que el último gobierno de la Concertación dejó por el suelo y nos encontramos con un Ejecutivo que hace lo mismo que los otros, de corte populista, falta de capacidad para poner orden ante la destrucción a que diariamente  son sometidas nuestras ciudades por grupos de extremistas manejados sin duda por el Partido Comunista (al menos, sus métodos lo son)con el pretexto de protestar por la educación, por Hidroaysén, por mas derechos para los trabajadores y también los profesores que debieran dar ejemplo de cordura, sentido común y prudencia. Esto ha llegado a un extremo en que el caos se ha apoderado de las calles, con una policía incapaz de tomar medidas enérgicas y eficaces, no por incapacidad profesional sino porque las autoridades se lo prohíben. Entonces, tal como lo hemos observado, los carabineros son constantemente vejados, apedreados, e insultados sin que puedan hacer uso de sus armas para defenderse, porque si lo hacen  pierden su  empleo y su medio de subsistencia. ¿Para qué portan armas si no pueden emplearlas para su defensa?

Éste es un país enfermo, está enfermo del alma y paranoico; la  sociedad  ya se ha hecho el hábito de tratar de imponer sus ideas o soluciones a sus problemas por medios violentos, destruyendo lo que encuentran a su paso, al insulto, a la mentira, a la estigmatización y a ese motor tan típico de nuestra raza: la envidia y el resentimiento, sin el más elemental sentido común ni  lógica. No hay la menor disciplina entre los jóvenes y cómo la va a haber cuando sus padres tampoco la tuvieron. Hoy los padres quieren ser sólo amigos de sus hijos y han abandonado su labor formadora, básica para una buena educación. SIN FORMACIÓN NO HAY BUENA EDUCACION. Napoleón expresó en una oportunidad que la educación de un niño empezaba 100 años antes y cuánta razón tenía.

La izquierda ha utilizado en Chile desde la época del gobierno militar el método gramsciano para lavar el cerebro a los jóvenes y a los no tanto, aprovechando la ignorancia y debilidad cultural generalizadas para cambiar su manera de pensar. Entiendo que un izquierdista  de los años 80 hable contra Pinochet o de la mal llamada dictadura, pero que lo hagan muchachos que no habían nacido o no estaban ni en proyecto vociferen y pongan toda su capacidad de odiar sobre el régimen militar significa que la izquierda ha hecho bien su tarea de producir el cambio cultural,  promoviendo el relativismo moral y afectando a sectores de la jerarquía eclesiástica y a la sociedad civil.  Todas las barreras de protección que tiene la sociedad civil  ya han sido sobrepasadas y sólo faltan las FF.AA. y Carabineros;  pero como éstas se nutren de la sociedad y ésta ya se encuentra disminuida en sus valores, el debilitamiento de estas instituciones es cuestión de tiempo. El Partido Comunista tiene como tarea permanente la  infiltración de las FF.AA., porque sabe que es la único que puede oponerse a sus propósitos.   Las monsergas y argumentos que utilizan son los mismos desde hace 100 años, aunque  presentados en otro envoltorio.

¿Cómo se produce este cambio? De acuerdo a Gramsci, detràs de los hechos hay pensamiento. Toda persona piensa de acuerdo a una estructura mental formada por una serie de valores, convicciones y tradiciones  que le indican al individuo cómo actuar en diferentes circunstancias. Si yo logro cambiar esos valores por otros (antivalores), entonces el cambio cultural y social se producirá solo y no será necesario recurrir a la revolución para desmantelar las estructuras de la cultura cristiano occidental.

En la actualidad hasta la derecha parece haber caído en este juego. ¿Qué es ser de derecha? ¿Qué valores representa? Hablan y dicen lo mismo que la izquierda.  Cuando uno empieza a usar hasta el mismo lenguaje del opositor, entonces quiere decir que no hay capacidad ni coraje para enfrentarlo.  No veo a aquéllos congresistas que antes defendían sus ideas con pasión hasta hace muy poco tiempo; están callados, se exponen lo mínimo posible y aparece este sector como un ente deshuesado, sin columna vertebral, como una gelatina. No sé qué  pasa por la mente de los políticos (unos y otros) cuando piden al ciudadano común y corriente que crea en ellos.

Por último otro aspecto relevante. Soy católico apostólico romano, practicante, y he visto cómo Chile se ha ido descristianizando por la acción de ideas disolventes de origen marxista con la ayuda de cierto clero y de la jerarquía, la que trata de hacer de nuestra religión una cosa suavecita cómo un bálsamo mágico, que también ha cedido en muchos aspectos, al punto que muchos fieles se han fabricado una religión ”a su pinta” ,como un traje a medida .  A mi me enseñaron que ser católico es ser combatiente y que el compromiso cristiano exige sacrificio, entrega y consecuencia con la doctrina y la fe.  Pero hoy han convencido a muchos que el demonio no existe, que es cosa de los curas y, lo que es mucho peor, que Dios no existe.

Este país, para sanarse de la enfermedad del alma, necesita recurrir a la oración y pedir a Dios que nos ayude y nos dé inteligencia para resolver nuestros problemas. Estuve en cuatro oportunidades listo para ir a la  guerra por este país de mal agradecidos y lo haría de nuevo para cumplir mi juramento que, a los 80 años y mientras esté vivo, sigue vigente.

FELIPE, EL HÉROE

Por Isabel del Río

 

Su padre fue un respetadísimo oficial de Marina, apasionado al velerismo, empresario, dip0lomático y gran fumador de pipa a quien le cupo un destacado rol en los duros días del conflicto que casi llevaron a Chile y Argentina a una guerra. Como Canciller, lastimosa e injustamente pagó los platos rotos por la cancelación de la visita de Augusto Pinochet a Filipinas cuando iba en pleno vuelo y debió devolverse. No era él tan poderoso como para contrarrestar la potente presión de Estados Unidos, Europa y Asia para que Ferdinand Marcos cancelase la presencia de su huésped cuando ya llevaba varias horas de viaje.

 

De un hombre tan valioso como él, fue natural que tuviese hijos con sus características. Fue el caso de Felipe, el segundo de cuatro hermanos,  heredero del ADN marinero de su padre y su sello de hacer “algo por el país”.

 

Tras convertirse casi en héroe nacional por dar la vuelta al mundo en yate y sin perder su naturalidad y hasta modestia, Felipe Cubillos Sigall abordó su helicóptero sólo horas después del terremoto de febrero de 2010 y enfiló hacia Concepción, el lugar más duramente azotado por la tragedia. Pero a la altura del Maule se impactó por la dantesca visión que, desde la altura, observó en las caletas; descendió, conoció el drama de sus habitantes, se impactó con la pérdida de sus implementos de trabajo y les prometió, él, solo, a solas, sin cámaras ni grabadoras de por medio, que volvería con ayuda y soluciones.

 

Se auto impuso un tremendo desafío, mientras los gobernantes y autoridades de la Concertación seguían paralizados y empezaban a surgir las primeras promesas del Gobierno que estaba por asumir. Felipe Cubillos no se petrificó ante lo ocurrido ni se fue “en voladas” con promesas populistas y utópicas: ¡sólo actuó!

 

Y así lo hizo en Iloca, en Licantén, en Constitución, en Cocholgüe, en Juan Fernández, en Talca, en fin, y sin más ayuda que sus amigos empresarios  y familiares, a quienes convenció de que había que levantar al Chile sumido en el desastre.

 

A su funeral llegó gente anónima y silenciosa a despedirlo, provenían de los pueblos a los que él más de una mano dio. Junto a su féretro lucieron varias coronas de flores provenientes –por ejemplo- de Talca. La explicación es la siguiente:

Instaló módulos en el Liceo Abate Molina –con más de 2 mil alumnos- cuyo edificio debió demolerse en un 50%, lo que permitió que, aunque en dos turnos, las clases se hiciesen con normalidad, y al comenzar la primera/verano del 2010 puso aire acondicionado.

Aportó módulos para el Liceo Diego Portales, que comparte su infraestructura con la Escuela José Manuel Balmaceda, cuyo edificio quedó inhabitable.

El Liceo Marta Donoso Espejo, que cuenta con más de 2.000 alumnos, quedó inhabitable y las destruidas salas las reemplazó por módulos también con aire acondicionado.

 

Dispuso módulos  para acoger a los alumnos de la Escuela Carlos Salinas Lagos, cuyo edificio quedó inhabitable.   En el Instituto Superior de Comercio (INSUCO) también instaló módulos, ya que parte del colegio fue demolido.

 

No debe haber ningún calificativo que lo defina mejor que “héroe de la reconstrucción”, pero no de una reconstrucción oficial para la cual hubo que designar un comisionado especial para que apurase la marcha. Felipe Cubillos fue el héroe  de la reconstrucción que él se auto impuso, porque lo sintió así, porque le nació del alma hacerlo así y encontró eco en decenas de cercanos suyos.

 

Felipe Cubillos, ni cuando giró por los mares del planeta desafiando aguas bravas, mejoró el rating de ninguna estación televisiva. No fue “rostro” de nadie ni para nadie, sino un real emprendedor que reemplazó cualquiera fama efímera y banal por ese impulso irrefrenable de ayudar a los que, por culpa de esa naturaleza a la cual amaba intensamente, se quedaron sin nada.

 

Nunca nadie lo llamó Felipito ni crió aves de caza precisamente por su adoración por la naturaleza. El pueblo no estuvo con él pero él sí estuvo con el pueblo, en vivo y en directo, pero sin cámara de por medio.

 

El destino quiso que en su último día fuese acompañado de ese otro Felipe, ídolo poblacional, lo que hizo posible que sus restos y los de su propia gente pudiesen ser buscados por un largo tiempo y sin omitir gastos. De haber ido solo en ese avión, quizás hubiera sido otro el operativo de rescate.